Skip to content

Bookmark and Share



San Bartolomé

Según el informe de CIRE (Cellule Interregionale dépidmeiologie) Antilles-Guyana, desde la SE 47 del 2009 a la SE 03 del 2010, se notificaron 370 casos clínicos de dengue y 270 casos confirmados con pruebas de laboratorio.

Gravedad: Durante la última semana, un niño fue hospitalizado, presentando una forma grave de la enfermedad con recuperación completa. No se han notificado defunciones Serotipos circulantes : DEN- 1, 2.
Lugares afectados: Todos los sectores de la isla.

San Martín

De la SE 49-2009 a la SE 04-2010, el CIRE Antilles - Guyana notificó 1.100 casos sospechosos de dengue; 205 fueron confirmados por laboratorio. El número de casos clínicos del dengue excedió los valores máximos esperados durante este período.

Gravedad: Desde el comienzo de la epidemia, ocho casos fueron hospitalizados. Cinco de ellos presentaron una forma grave de la enfermedad, uno de los cuales fue un niño que presentó una forma hemorrágica y dos casos de dengue hemorrágico incompleto. No se reportan muertos a la fecha.

Serotipos circulantes :DEN-1, 2.
Lugares Afectados: Toda la isla. 2

Recomendaciones para la prevención y control del dengue

El primer mes del año 2010 ha estado matizado por un aumento de la circulación del dengue en los países de Sur América con brotes esperados en regiones endémicas de esos países.

Sin embargo, algunos países de otras subregiones, desde mediados del año 2009, cuando se espera un descenso en el número de casos, han mantenido una transmisión activa. Entre los cuales podemos citar en el Caribe las Islas de San Martín y San Bartolomé y en Centroamérica, México, Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Esta situación se explica probablemente por la ocurrencia del Fenómeno del Niño en el año 2010 y la ocurrencia de eventos extremos en este caso una sequía moderada o intensa en varias zonas del continente que conlleva a la acumulación de agua por la población en recipientes desprotegidos, los que representan criaderos potenciales y habituales del Aedes aegypti.

Ante esto, hacemos un llamado a los países de toda la región a que intensifiquen desde inicio del año las actividades previstas en sus Estrategias de Gestión Integrada para la prevención y control del dengue (EGI-dengue), involucrando a otros actores gubernamentales y/o no gubernamentales y sobre todo a la comunidad para:

  • Realizar acciones organizadas y coordinadas de reordenamiento ambiental, dirigidas a eliminar los criaderos habituales y potenciales (muy conocidos por todos) del vector Aedes aegypti.
  • Es necesario que se prioricen recursos y se revisen los planes de respuesta a brotes de dengue, aumentando al máximo la capacidad de respuesta en cada territorio.
  • Al mismo tiempo, es necesario mantener una máxima vigilancia clínica, laboratorial, epidemiológica y entomológica de la enfermedad y el vector, comunicando oportunamente cualquier aumento de casos y en los índices del vector para tratar de dar una respuesta anticipada y efectiva.
  • El sector salud deberá revisar la capacidad de respuesta de sus instituciones para responder a un posible aumento de formas graves del dengue, sobre todo en aquellos países y territorios donde se detecten por los laboratorios la introducción de nuevos serotipos de la enfermedad.
  • El proceso de capacitación al personal de todo el sistema de salud y sobre todo en los niveles de atención primaria es fundamental en estos momentos para evitar muertes, esta es la primera prioridad del sector salud.
  • El componente de control de vectores debe continuar fortaleciéndose. Es necesario contar con un adecuado mantenimiento los equipos de fumigación, con una reservas de plaguicidas y si fuera necesario aumentar el mismo para dar una respuesta intensiva en los momentos que la transmisión aumente y de esta forma retardar y/o interrumpir la misma y ganar tiempo para consolidar las acciones de eliminación de criaderos que son las mas efectivas y sostenibles.
  • Finalmente, la notificación Internacional y la cooperación entre todos los países son en estos momentos más que una prioridad, una necesidad para combatir la enfermedad y prevenir los efectos de los brotes y epidemias de dengue. El Programa Regional de dengue de la OPS/OMS, el Grupo de alerta y respuesta del Reglamento Sanitario Internacional de OPS/OMS y todos los puntos focales de enfermedades transmisibles y Centros Nacionales de Enlace para el RSI debemos trabajar en estrecha colaboración y coordinación para potencializar al máximo la respuesta de control.


Última actualización el Viernes 21 de Mayo de 2010 06:09

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.