Skip to content



 

Servicios de Baja Visión Integrales

 

Active ImageA pesar de los grandes avances médicos y tecnológicos hay un grupo de personas que no pueden recuperar completamente su visión. Muchos conservan una visión residual que puede ser optimizada a través de ayudas ópticas especiales y que les permite funcionar mejor en el medio social y laboral.

Los tratamientos de baja visión reducen el impacto funcional de la perdida de la visión, facilitan la educación de los niños, mantienen la independencia, las actividades productivas y mejoran la calidad de vida.

Se estima que por cada millón de habitantes hay 17,000 que sufren de baja visión, un tercio de ellos puede obtener una importante mejoría funcional con ayudas para baja visión.

El envejecimiento de la población y el aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas como la diabetes hacen que el número de personas que pierden la visión y que requieren tratamientos de baja visión este aumentando rápidamente.

El incremento de la incidencia de retinopatía del prematuro en America Latina es una de las causas importantes de baja visión en niños. Alrededor de 900 niños por millón requiere de tratamiento de baja visión, 106 requieren intervención temprana y 230 soporte educativo.

¿Qué necesita hacerse?

  • Incrementar el acceso y la demanda de servicios integrales de Baja Visión.
  • Desarrollar políticas nacionales de Baja Visión.



Última actualización el Miércoles 31 de Marzo de 2010 12:51

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.