Skip to content



Informe de situación N° 22 del Centro de Operaciones de Emergencia - Terremoto en Haití - Inglés | Español | Francés | Portugués

RESPUESTA DE LA OPS/OMS

  • La OPS/OMS, junto con el Ministerio de Salud y los socios estratégicos (ARC, CDC, UNICEF, UNF) está elaborando un plan de respuesta para la aplicación de vacunas en dos etapas después del desastre ocurrido. Actualmente se está llevando a cabo la primera etapa en los asentamientos temporales, donde al 22 de febrero se habían vacunado más del 10% (85.500 personas) de la población destinataria. Se vacunaron 4.353 niños de seis semanas a ocho meses de edad con la DTP; 14.509 niños de nueve meses a siete años de edad con la DTP y la vacuna contra el sarampión y la rubéola, y 66.714 personas de más de ocho años con la dT. En la segunda etapa, una vez que se haya estabilizado la situación, la población destinataria será el resto del país.
    La OPS/OMS también está coordinando un grupo de estudio integrado por funcionarios de la OPS, UNICEF y los CDC para apoyar las actividades de vacunación y fortalecer la vigilancia a efectos de detectar e investigar rápidamente presuntos casos.
  • La OPS/OMS forma parte de un grupo de trabajo interinstitucional que se centra en el manejo de residuos sanitarios, tema que suscita especial preocupación debido a los riesgos para la salud que representa la exposición a desechos médicos. El grupo ayudará a elaborar un plan a mediano y largo plazo para reemplazar las medidas temporales establecidas después del terremoto.
  • En consulta con más de 100 organizaciones humanitarias que trabajan en Haití o envían donaciones después del terremoto, la OPS/OMS elaboró y publicó nuevas directrices sobre donaciones de medicamentos para Haití. Los principios básicos son los siguientes:

    • Los medicamentos donados deben ser los que más necesita Haití, es decir, deben basarse en las necesidades declaradas.
    • Los países donantes deben ofrecer solo medicamentos aceptables en sus países. Los medicamentos donados deben provenir de fuentes fiables y cumplir con las normas de calidad de los países donantes y de los beneficiarios.
    • Los medicamentos deben ser vigentes durante por lo menos un año de su llegada a Haití.
    • Las donaciones deben respetar plenamente los deseos y la autoridad de los funcionarios de salud de Haití y deben cumplir con las políticas sanitarias y los procedimientos administrativos existentes en ese país.

Estas y otras directrices sobre la manera de realizar donaciones pueden consultarse en los sitios Web www.saberdonar.info y www.paho.org/disasters

  •  La OPS/OMS está investigando actualmente la calidad de algunas donaciones de medicamentos que llegaron a Haití después del terremoto, y seguirá vigilando las donaciones para asegurar su cumplimiento con las directrices.
  • La OPS/OMS sigue apoyando al Ministerio de Salud Pública y Población de Haití para fortalecer su capacidad epidemiológica y contrató a dos epidemiólogos locales, además de los muchos expertos internacionales de la OPS/OMS que prestan apoyo técnico.

    • Las infecciones respiratorias son la principal causa de enfermedad, seguidas de traumatismos/lesiones, diarrea y malaria presunta. Los datos recibidos de algunos campamentos que no son centros sentinela revelan un número de casos de hipertensión superior a lo normal.
    • El tratamiento de la infección por el VIH/SIDA y la tuberculosis sigue siendo un tema importante, en particular ante la mayor probabilidad de resistencia a multimedicamentos cuya magnitud se desconocía antes del terremoto. La prevención de la transmisión maternoinfantil es también fundamental, considerando el número de partos (aproximadamente 6.000) registrados en los treinta últimos días y el hecho de que por lo general nacen 5.000 niños al año infectados por el VIH.
    • Debe mantenerse la atención en la rabia, que era un importante problema de salud pública antes del terremoto. Se recomienda mantener los programas de vacunación de perros y gatos domésticos y la profilaxis posterior a la exposición de las personas mordidas por animales.
    • No se ha confirmado ningún brote de enfermedades, pero se han notificado:

      • Dos casos aislados de fiebre tifoidea y dos casos de malaria, todos confirmados por laboratorio.
      • Diez presuntos casos de sarampión; cinco fueron desechados y en los otros cinco se están esperando los resultados de laboratorio.
      • Un caso no confirmado de difteria.
      • Un caso de parálisis flácida, que está investigándose.

  • Los casos de malaria y dengue tienden a aumentar en Haití durante la temporada de lluvias. La OPS/OMS tiene una reserva de 15.000 mosquiteros impregnados con insecticidas de larga duración para las camas de hospitales y centros de atención de salud con el fin de proteger a pacientes y familiares. Aunque los enfoques y las intervenciones para prevenir, controlar y manejar las enfermedades deben basarse en las circunstancias reales, se señalan las siguientes observaciones fundamentales:

  • La OPS/OMS comenzó a distribuir combustible a los establecimientos de salud pública el lunes 22 de febrero.
  • El Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP) de Haití, con asistencia de la OPS/OMS, está estableciendo un centro de coordinación clínica para mejorar el proceso de referencia de pacientes.
  • La OPS y la OMS están colaborando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para prestar servicios básicos de radiología a varios hospitales dentro y fuera de Puerto Príncipe. El OIEA adquirió la mayor parte de la tecnología, en tanto que la OPS y la OMS proporcionaron los dispositivos adicionales (reguladores de voltaje, etc.), materiales (libros de capacitación) y servicios (instalación, capacitación, logística, etc.). Se espera que este esfuerzo conjunto del OIEA y la OPS, que también tiene por objeto velar por la seguridad de los pacientes y los trabajadores, el uso correcto y eficaz de la tecnología, y la protección de la inversión tecnológica, también preste servicios de radiología más complejos.
  • La OPS/OMS y el MSPP están creando una célula de gestión de información sanitaria de urgencia (IM) de la cual se espera que en los próximos 12-18 meses provea una concientización coyuntural en tiempo real, evaluaciones de las amenazas para la salud, análisis de lagunas, evaluaciones de necesidades, fusión de información y otra información pertinente. Con el tiempo, esta célula se integrará en un sistema más robusto de gestión de la información sanitaria. La OPS/OMS combinará diversas bases de datos para ayudar a la célula IM a que reúna y difunda información.
  • La OPS/OMS ha elaborado principios rectores para administrar sus recursos humanos en Haití y una estrategia de comunicación de mitad de período para su Representación en Haití.

OTROS ASPECTOS DESTACADOS RELACIONADOS CON LA SALUD

  • Los asociados del Grupo de Acción Sanitaria están evaluando el acceso de la población desplazada a los servicios de atención primaria de salud (APS) en la zona metropolitana de Puerto Príncipe. Los objetivos de la evaluación son:

    • Determinar la disponibilidad de servicios de APS así como el acceso a ellos y su capacidad, incluidas sus redes de referencia, en los 200 campamentos más grandes y áreas circundantes de la zona metropolitana de Puerto Príncipe.
    • Clasificar a los campamentos en las categorías de necesidad alta, media y baja-ninguna de acción inmediata, en lo que se refiere a los servicios de APS.
    • Levantar mapas de los contornos de los campamentos y los servicios de APS dentro y fuera de los campamentos; si fuera posible, incluir, para fines de planificación, coordinadas que permitan determinar puntos de referencia para agua y saneamiento.
  • La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está ejecutando un programa para proporcionar primeros auxilios psicosociales integrales y terapia de seguimiento a más de 150.000 sobrevivientes del terremoto que viven en asentamientos espontáneos en Puerto Príncipe y áreas circundantes. El apoyo inmediato incluye sesiones de grupo y terapia individual así como la organización de actividades recreativas, como deportes, artes y artesanías tradicionales para las mujeres vulnerables.
  • Un equipo de las Naciones Unidas está analizando las implicaciones socioeconómicas de la crisis haitiana en la República Dominicana. Se espera recibir los resultados iniciales la semana próxima.


Para consultar más información sobre la situación de Haití,sírvase referirse a www.paho.org/desastres y http://twitter.com/pahoeoc

Última actualización el Jueves 25 de Febrero de 2010 06:43

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.