Skip to content



Breast Health Global Initiative

El cáncer de mama es la causa más común de muerte por cáncer en las mujeres de todo el mundo, con tasas de mortalidad más altas en los países de bajos recursos. A pesar de los considerables adelantos científicos en su tratamiento, la mayor parte del mundo afronta carencias de recursos que limitan la capacidad para mejorar la detección temprana, el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad. La Iniciativa Mundial de Salud de la Mama (conocida por las siglas en inglés de la Breast Health Global Initiative / BHGI) tiene por objeto formular normativas basadas en evidencias, económicamente factibles y culturalmente apropiadas, que puedan usarse en las naciones con recursos limitados para la atención sanitaria, a fin de mejorar el desenlace en las pacientes con cáncer de mama.

Bajar normas (PDF, 90 pp, 1.3 Mb)

División por capítulo: El cáncer de mama en países con recursos limitados:

BHGI
1. Sinopsis de las Normativas de 2005
2. Detección temprana y acceso a la asistencia
3. Diagnóstico a Anatomía patológica
4. Tratamiento y asignación de los recursos
5. Sistemas de atención de salud y políticas públicas
6. Reconocimiento financiero

Mediante un proceso de grupos de consenso basados en evidencias, cuatro grupos de expertos de la BHGI abordaron respectivamente las áreas de detección temprana y acceso a la asistencia; diagnóstico y anatomía patológica; tratamiento y asignación de recursos; y sistemas de atención de salud y políticas públicas, en lo relacionado con la atención de la salud de la mama en los entornos de recursos limitados.

Con objeto de actualizar y ampliar las Normativas de la BHGI publicadas en 2003, los grupos de expertos de la BHGI del 2005 elaboraron una estrategia gradual y sistemática para mejorar la asistencia sanitaria, mediante un sistema escalonado de asignación de recursos en cuatro niveles—básico, limitado, amplio y máximo—según la contribución de cada recurso para mejorar el desenlace clínico. La detección temprana del cáncer de mama mejora el desenlace de una manera rentable, siempre que se cuente con un tratamiento, pero es necesario educar al público para fomentar la participación activa de las pacientes en el diagnóstico y el tratamiento. La exploración clínica de las mamas, combinada con estudios de imaginología diagnóstica (ultrasonido con o sin mamografía diagnóstica), puede facilitar la aplicación de técnicas rentables de obtención de tejidos para el diagnóstico citológico o histológico. El tratamiento que conserva la mama, consistente en mastectomía parcial y radioterapia, requiere más recursos de atención de salud y más infraestructura que la mastectomía, pero puede brindarse en un entorno de recursos limitados diseñado al efecto. La disponibilidad de tratamientos por vía sistémica y su administración son fundamentales para mejorar las normativas en el cáncer de mama. Las pruebas de receptores de estrógenos permiten seleccionar a las pacientes más idóneas para los tratamientos hormonales (tamoxifeno, ooforectomía). La quimioterapia, que requiere cierta asignación de recursos e infraestructura, es necesaria para tratar los cánceres de mama avanzados a nivel local, con ganglios linfáticos positivos, que representan el cuadro clínico más común al momento de diagnosticar esta enfermedad en los países de bajos recursos. Si no se cuenta con quimioterapia, las pacientes con cánceres avanzados localmente, negativos para receptores hormonales, sólo pueden recibir tratamiento paliativo. Hacen falta más investigaciones para decidir cuál es la mejor forma de ejecutar las presentes normativas en los entornos de recursos limitados.

La Iniciativa Mundial de Salud de la Mama (Breast Health Global Initiative / BHGI) ha publicado recomendaciones específicas para mejorar la atención de salud de la mama y el tratamiento de cáncer de mama en países de recursos limitados. La BHGI es una coalición internacional de médicos, tomadores de decisiones y partidarios manejada por el Centro Fred Hutchinson de Investigaciones en Cáncer y la Fundación Susan G. Komen de Lucha contra el Cáncer de Mama. Las Normas internacionales para la salud de la mama y el control del cáncer en países en desarrollo (disponible en inglés en forma gratuita por el sitio Web de BHGI) se publican como un suplemento de 122 páginas en la publicación de 2006 de enero-febrero de The Breast Journal.

Benjamin O. Anderson, MD, es Presidente y el Director de la BHGI, la cual se fundó en 2002 para abordar la tasa creciente de cáncer de mama en los países en desarrollo y la necesidad de tales países de prestar más servicios a las mujeres de su pueblo. "Hay muchos retos en la atención de salud que se extienden más allá de la capacidad de cualquier organización o sector de enfrentarlos de manera eficaz," dijo. "Esto es especialmente verdad en un mundo globalizado donde los límites tradicionales entre lo que son responsabilidades 'públicas' y 'privadas' ya no son muy claros. Las Normas internacionales para la salud de la mama y el control del cáncer es un ejemplo de lo que puede lograr una alianza global colaborativa y activa". Al revisar las normas iniciales que se publicaron en 2003 para ayudar a los países en desarrollo a encontrar cómo hacer disponible a las mujeres médicamente subatendidas la atención de salud económicamente factible y culturalmente apropiada, las Normas internacionales para la salud de la mama y el control del cáncer amplían y refinan el trabajo anterior al proponer un método económicamente estratificado de provisión de atención de mama basado en los recursos de atención de salud disponibles, en un formato de lista (checklist).

Las Normas de la BHGI organizan las recomendaciones en cuatro áreas para la salud de la mama y el control de cáncer en los países de recursos limitados:

  • Detección temprana y acceso a la atención;
  • Diagnóstico y patología;
  • Tratamiento y asignación de recursos; y
  • Sistemas de Atención de Salud y Política Pública.

Las Normas recomiendan, basadas en el nivel de recursos del país, qué nivel de atención y/o de servicios se debe proporcionar y las metas de evaluación. Cuatro paneles de expertos de BHGI formularon las recomendaciones en las Normas al usar un abordaje de consenso basado en la evidencia.

Diana Rowden, Director Internacional de la Fundación Komen, dijo que las Normas "proporcionan una herramienta esencial y práctica en la lucha contra el cáncer de mama en los países de recursos limitados, así como un plan para ampliar y mejorar los sistemas de atención de salud. Nos complace ayudar a poner las Normas a la disposición de investigadores en cáncer y de partidarios, profesionales de salud y tomadores de decisiones en todo el mundo".

En un resumen de las Normas publicado en The Breast Journal, Anderson y sus colegas notaron que el cáncer de mama es la causa más común de defunciones asociadas con el cáncer entre mujeres por todo el mundo. Cada año el cáncer de mama queda recién diagnosticado en más de 1,1 millones de mujeres; estos casos representan un 10% de todos los casos nuevos de cáncer. Las defunciones por cáncer de mama, a más de 410.000 anualmente, representan cerca de 1,6% de todas las defunciones mundiales entre las mujeres. "El cáncer de mama es un problema urgente de salud pública en regiones de altos recursos y se está convirtiendo en un problema cada vez más urgente en las regiones de bajos recursos, donde las tasas de incidencia se han aumentando hasta 5%," dijeron los autores.

En los países de bajos recursos en general, no se ha identificado el cáncer como un tema de atención de salud prioritario, porque las enfermedades infecciosas constituyen la amenaza predominante a la salud pública, dijo el estudio. En estas situaciones, tratan el cáncer con mayor frecuencia cuando está en sus estadios avanzados, cuando el tratamiento es sumamente costoso y menos exitoso. El cáncer se convertirá en una inquietud de atención de salud mayor en los países de bajos recursos como se mejora el control de las enfermedades transmisibles y hay ascensos en la esperanza de vida, dijeron los autores.

Mientras las normas de cáncer de mama basadas en la evidencia existen para países de altos recursos, son de menos valor en los países más pobres. "No obstante, la evidencia actual del valor del diagnóstico temprano y del tratamiento costo-efectivo se puede aplicar para definir las 'mejores prácticas con recursos limitados' basadas en datos probatorios para la atención de salud de la mama para uso en países donde el acceso a la atención médica es marginal y donde existen barreras culturales a la atención eficaz," informaron los investigadores. El desarrollo de normas para países de recursos limitados "es un paso crucial hacia el mejoramiento de la atención de salud de la mama y de cáncer de mama en estas regiones," dijo el estudio.

Las Normas de 2005 ofrecen un método gradual y sistemático para el mejoramiento de atención de salud, al usar un sistema escalonado de asignación de recursos en cuatro niveles—básico, limitado, mejorado y máximo—según los recursos del país. Por ejemplo, en el área de la detección temprana y el acceso a la atención de cáncer de mama, las Normas sugieren que los países con sistemas de salud muy básicos deben educar a las mujeres sobre cómo realizar el autoexamen mamario para detectar masas. Para países con más recursos pero que todavía tienen limitaciones, las Normas recomiendan la promoción comunitaria y la educación en el examen clínico de la mama proyectadas a las mujeres en grupos a riesgo, seguidos por el ultrasonido o la mamografía para confirmar el descubrimiento de presuntas masas.

"Alentamos a los ministerios, a las organizaciones de lucha contra el cáncer, a los profesionales de la salud y a las redes de pacientes por todo del mundo a que se ocupen activamente del cierre de la brecha creciente entre lo que es y lo que podría ser," dijo Isabel Mortara, Directora Ejecutiva de la Unión Internacional de Lucha contra el Cáncer (UICC) basada en Ginebra, Suiza. La UICC es una asociación de 270 organizaciones de lucha contra el cáncer en más de 80 países, y una organización que colabora con el BHGI.

Rafael Bengoa, MD, Director de Políticas y Operaciones de Sistemas de Salud en la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, participó en la formulación de las Normas de sistemas de atención de salud y políticas públicas. Dijo él, "En el desarrollo internacional hay demasiados documentos con recomendaciones de 'deben hacer' y demasiado pocos en 'cómo' hacer las cosas. Los países en desarrollo conocen los de 'deben hacer'. Quieren apoyo con los de 'cómo hacer'. Estas Normas son acerca de 'cómo' manejar el cáncer y los recursos más eficazmente".

Sobre la Iniciativa y sus copatrocinadores: La Iniciativa Mundial de Salud de la Mama es copatrocinada por el Centro de Investigaciones en Cáncer Fred Hutchinson (FHCRC) y la Fundación Susan G. Komen de Lucha contra el Cáncer de Mama:

  • El Fred Hutchinson Cancer Research Center

    El Fred Hutchinson Cancer Research Center (FHCRC) es conocido al nivel mundial por su investigación en el área el cáncer y es un líder mundial en el tema, con la misión de la eliminación del cáncer como una causa de sufrimiento humano y de muerte. Sus equipos interdisciplinarios de científicos y humanitarios reconocidos colaboran para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer, la infección por VIH/SIDA y otras enfermedades. Los investigadores de FHCRC incluyen a tres premiados Nobel y llevan a cabo una búsqueda implacable con su pasión por la salud, por su conocimiento y por su esperanza en el mundo. El Centro Hutchinson se basa en Seattle, Washington, EUA.

    Contacto para la Iniciativa
    Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Gerente de Programas, División de Ciencias de Salud Pública, Centro Fred Hutchinson de Investigaciones en Cáncer; Tel: (+1-206) 667-2545

    Para una lista completa de los sitios (en inglés) de las organizaciones colaboradoras en la BHGI, ver la página descriptiva en español sobre la BHGI.

  • La Komen Foundation

    La Susan G. Komen Breast Cancer Foundation, basado en Dallas, Texas, EUA, se estableció en 1982 por Nancy Brinker para honrar la memoria de su hermana, Susan G. Komen, quien murió de cáncer de mama a la edad de 36 años. Hoy, la Fundación Komen es un líder mundial en la promoción de esta causa y en la lucha contra el cáncer de mama a través de su apoyo de la investigación innovadora y de los programas de educación comunitaria. La Fundación es una organización internacional con una red de más de 75.000 voluntarios que trabajan a través de filiales locales tales como la Race for the Cure® Komen para erradicar el cáncer de mama como una enfermedad potencialmente mortal. Como líder mundial en la lucha contra el cáncer de mama, la Fundación cumple su misión a través del apoyo de subvenciones para investigación innovadora en cáncer de mama, de premios meritorios, y de programas de educación científicos y comunitarios por todo el mundo. Desde el inicio, junto con su red de filiales, sus socios institucionales y sus generosos donantes, la Fundación Komen ha reunido US$ 750 millones para la lucha contra el cáncer de mama. Su sitio Web brinda más información sobre el tema de la salud de mama y el cáncer de mama.

La OPS y la OMS, entre otras organizaciones, colaboran en esta Iniciativa.

Recursos OPS/OMS sobre cáncer: OPS | OMS (en inglés)

Última actualización el Martes 18 de Mayo de 2010 06:16

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.