Skip to content


CAMDI survey, Belize

Existe evidencia de que las enfermedades no transmisibles como la diabetes y la hipertensin están cada vez más convirtiéndose en principales inquietudes de salud pública en Belice, en particular como se refleja en las estadísticas de mortalidad y hospitalizaciones durante los últimos años en el país. Sin embargo, hay una falta de información adecuada sobre la prevalencia de las enfermedades crónicas en Belice tanto como sobre los habitantes afectados. Tal información es importante para asegurar y asignar recursos financieros para la elaboración e implementación de programas de prevención y control. De noviembre de 2005 a julio de 2006, el Ministerio de Salud de Belicey la Iniciativa Centroamericana de Diabetes de la OPS (CAMDI) llevaron a cabo una encuesta nacional transversal domiliciaria para medir la prevalencia de la diabetes mellitus y de la hipertensión, además de sus factores de riesgo asociados.

CAMDI survey, Belize

El tamaño de la muestra fue de 2.635 personas de la edad de 20 años o más. Se entrevistó a un total de 2.439 personas, y se tomaron muestras de sangre seguidas por análisis de laboratorio en 1.629. Las variables medidas brindaron información sociodemográfica con historias médicas familiares y personales con enfoque en los factores de riesgo para las enfermedades crónicas: tabaquismo; consumo del alcohol; lipidogramas; actividad física; consumo de frutas, verduras y aceites; y comportamientos relacionados con la búsqueda de atención de salud.

La prevalencia general de la diabetes mellitus resultaba ser 13,1%—5,6% recién diagnosticado y 7,7% ya sabido—mientras la prevalencia general de la hipertensión fue 28,7%—12,1% recién diagnosticado y 16,6% ya sabido. El colesterol de La obesidad, el sobrepeso, y el alto colesterol—todos principales factores de riesgo—mostraron una prevalencia de 32,5%, 33,2% y 5,1% respectivamente. Un índice de masa corporal alto, la concentración de Triglicéridos, la edad y una circunferencia grande de la cintura fueron los factores predictivos más uniformes de las enfermedades crónicas.

La mayoría de los participantes en estudio fueron no fumadores (81,2%). De los que eran fumadores durante el período del estudio, la mayoría fue del grupo de edad del 20-39 años (50,6%), y los ex fumadores tendieron a tener 20-39 años (41,8%) o 40-64 años (38,3%). La prevalencia del consumo de tabaco durante el período del estudio fue 10,2%-17,7% entre los hombres y 1,4% entre las mujeres. Sin embargo, las mujeres que fuman indicaron que habían fumado más cigarrillos durante los 30 últimos días que el número indicado por los hombres (11,3 cigarrillos por día versus 8,8 cigarrillos por día). Parece que los hombres y las mujeres empezaron a fumar muy joven, algunos empezando a la edad de 13 años (19,1 +- 6,3 años).

Una tercera parte de los entrevistados (31,7%) consumía alcohol; sin embargo el consumo del alcohol fue menos común a una edad mayor en ambos sexos. En general, los hombres ingirieron alcohol más a menudo que las mujeres (2,6 días por semana versus 1,6 días por semana) e ingirieron cantidades más grandes (8,5 bebidas versus 3,6 bebidas).

La mayoría de los entrevistados indicaron que tenían menos de 60 minutos de actividad física por semana (77,7%). Entre los que indicaron que tenían 150 minutos de actividad física o más por semana, la mayoría fue del grupo de edad de 20-39 aos (73,1%).

En conclusión, aunque había algunos diferencias sociodemográficas notables en la ocurrencia de estas condiciones de salud no transmisibles, los resultados indicaron que la diabetes, la hipertensión y sus factores de riesgo constituyen graves inquietudes de salud pública en todo el país, y que todas las poblaciones se ven afectados.

Última actualización el Lunes 23 de Agosto de 2010 04:35

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.