Skip to content



Washington, 30 de julio del 2010 (OPS)--Expertos de todo el mundo se reúnen esta semana para responder una pregunta crucial: ¿Es factible lograr la erradicación mundial del sarampión?

El sarampión, una de las enfermedades más contagiosas del mundo, es además una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar que existe una vacuna inocua y rentable. Cada año, se producen cerca de 160.000 defunciones por sarampión a nivel mundial, casi todas en países de bajos ingresos con una infraestructura sanitaria débil. Sin embargo, las campañas de vacunación dirigidas a esta enfermedad han tenido una repercusión favorable sobre la reducción del número de muertes debidas al sarampión. La Región de las Américas notificó su último caso de sarampión endémico en noviembre del 2002, ocho años después de que se hiciera el llamamiento de eliminar el sarampión. Todos los casos de sarampión posteriores han sido casos importados o relacionados con un caso importado.

Los expertos que participan de la consulta técnica mundial para evaluar la factibilidad de la erradicación del sarampión, que se está llevando a cabo en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hasta el viernes, están examinando los factores biológicos, logísticos, económicos y de otro tipo que influyen sobre la erradicación del sarampión.

La doctora Mirta Roses, Directora de la OPS, afirmó que “uno de mis sueños realizables es eliminar esos trastornos de la salud o enfermedades que todavía afligen a nuestros pueblos a pesar del hecho de que poseemos los conocimientos y las herramientas para hacer que desaparezcan. En consecuencia tenemos el deber moral de redoblar los esfuerzos para utilizarlos sin más demoras”.

En sus palabras de bienvenida a los participantes, el doctor Jon K. Andrus, Director Adjunto de la OPS, observó que “sabemos que la erradicación del sarampión es factible. La Región de las Américas ha mantenido la eliminación del sarampión durante ya casi ocho años y cuatro de las cinco regiones restantes de la OMS han establecido una meta de eliminación para el 2020 o antes. Quedan por delante muchos retos para lograr la erradicación. A pesar de los retos de los que van a oír en esta reunión, ninguno es insuperable. En nuestra opinión, la eliminación del sarampión es una de las mejores inversiones en salud pública que se pueden hacer. Si agregamos la rubéola, el rendimiento de esta inversión mejora aún más, puesto que también eliminaríamos el flagelo del síndrome de la rubéola congénita. En la Región de las Américas hemos aprendido que combinar la eliminación del sarampión y de la rubéola es una solución factible y práctica, y proporciona lo que llamamos sostenibilidad mutua”.

El doctor Andrus subrayó que el continente americano ha encabezado la lucha contra las enfermedades prevenibles mediante vacunación. “Este compromiso empezó con la erradicación de la viruela y la poliomielitis y, más recientemente, los países establecieron la eliminación del sarampión para el 2000, y de la rubéola y el síndrome de rubéola congénita para el 2010.”

“Tenemos una oportunidad única”, agregó. “Para mantener los logros de cada región se requerirá una visión y liderazgo a nivel mundial. También necesitamos un apoyo mucho mayor en materia de comunicaciones, ya que la publicidad, la movilización social y el envío de mensajes son cruciales para lograr una alta participación y buenas tasas de cobertura en nuestro esfuerzo de eliminación. Esto fue crucial para la viruela, la poliomielitis y, en el mundo más interconectado de hoy en día, es aun más importante.”

Además de las actividades de vacunación ordinaria, las perspectivas de inmunización en las Américas han mejorado desde que se puso en marcha la Semana de Vacunación en el 2002 como una campaña conjunta iniciada por los países andinos. Cada país ha establecido sus propios objetivos y metas, que abarcan desde iniciativas dirigidas a las poblaciones de alto riesgo, la ejecución de campañas de eliminación de la rubéola y la vacunación antisarampionosa de seguimiento, hasta la introducción de las nuevas vacunas, como la vacuna contra la gripe estacional, la pentavalente y la antirrotavírica. Las inequidades siguen siendo una barrera para llegar a las personas relegadas en la Región, un reto que la Semana de Vacunación aborda al centrarse en los principios de la equidad, el acceso y el panamericanismo a fin de aumentar y fortalecer la cobertura ordinaria de la vacunación, mejorar la cobertura de las poblaciones aisladas y vulnerables, y promover una atención básica de salud mediante actividades integradas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) se estableció en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Su sede es además la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud. La OPS colabora con todos los países de la Región de las Américas para mejorar la salud y la calidad de vida de sus pueblos.

Enlaces:

Página de la OPS dedicada al sarampión: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=1637&Itemid=1711&lang=es

El sarampión a nivel mundial: http://www.who.int/topics/measles/es/index.html

Última actualización el Miércoles 28 de Julio de 2010 17:05

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.