Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes


Preguntas más frecuentes sobre la pospandemia

Pospandemia


1. ¿Qué quiere decir pospandémico? ¿Cómo sabemos que ya terminó la pandemia?

La pandemia de H1N1 se caracterizó por la aparición de un nuevo virus de la gripe para el cual muchas personas no tenían ninguna inmunidad preexistente. Causó brotes inusitados y extensos de la enfermedad en los meses de verano en muchos países y niveles muy altos de la enfermedad en los meses de invierno. También se caracterizó por un predominio casi completo del virus pandémico sobre otros virus de la gripe estacional, y por cuadros clínicos inusitados donde los casos más graves ocurrieron casi siempre en grupos de jóvenes. 

Actualmente, nos estamos adentrando en una situación en la que el virus se ha propagado a todos los países, en la que muchas personas de todos los grupos de edad en muchos países tienen alguna inmunidad contra el virus nuevo, y en la que no han ocurrido brotes de verano grandes e inusuales en el hemisferio norte ni en el sur, y en la que se está notificando en muchos países la presencia de los virus de la gripe estacional A (H3N2) y los virus de la gripe de tipo B. Sobre la base de este panorama general, hay datos probatorios convincentes de que las características epidemiológicas de la pandemia de gripe reciente han sido reemplazados por las características epidemiológicas de la gripe estacional. Sin embargo, es importante darse cuenta de que los nuevos virus H1N1 pueden estar presentes por muchos años y que las temporadas individuales de gripe estacional pueden ser sumamente variables. En algunos años, los efectos de la gripe pueden ser leves mientras que en otros años pueden ser muy graves.

Se prevé que en el período pospandémico, sigan ocurriendo casos y brotes causados por el virus H1N1. Además, es muy probable que por algún tiempo, los grupos de personas más jóvenes, entre ellas las embarazadas, seguirán viéndose afectados desproporcionadamente por casos de enfermedad grave causada por el virus H1N1, incluida la neumonía vírica. Es imposible predecir si a largo plazo las personas más jóvenes van a seguir expuestas a mayor riesgo de sufrir enfermedad grave o si esto va a cambiar y cuándo ocurrirá este cambio. Ante este panorama, seguirá siendo importante que las personas continúen adoptando medidas prudentes para protegerse. Las medidas que se adoptan generalmente para reducir los riesgos de infección gripal, como la aplicación de vacunas y la higiene respiratoria y de las manos, también reducirán los riesgos de infección por el virus H1N1. 


Enlace conexo:
Directrices para la preparación y respuesta ante una pandemia de gripe


2. ¿Significa el final de la pandemia de gripe que será menor el número de personas que se enferman y mueren por causa del virus H1N1?

No es posible predecir cuál será la repercusión futura del virus H1N1 sobre la salud. Por un lado, se prevé que el virus H1N1 siga circulando como una cepa del virus de la gripe estacional en el futuro previsible y, debido a esto, habrá más personas que desarrollen inmunidad contra este virus. Por otro lado, también se prevé que el virus cambie con el transcurso del tiempo como resultado de la deriva antigénica y estos cambios pueden significar que la inmunidad que se ha desarrollado a esta versión del virus llegue a ser menos protectora contra las versiones futuras de este virus. Además, muchas personas no fueron infectadas por el virus H1N1 durante la pandemia y, por consiguiente, bien puede haber zonas de algunos países que fueron afectadas menos gravemente durante la pandemia pero que posteriormente podrían presentar enfermedad más grave.  


3. ¿Por qué la OMS tardó tanto tiempo para declarar el final de la pandemia?

La OMS ha estado vigilando los datos probatorios epidemiológicos y virológicos de todas las partes del mundo, incluidos los hemisferios norte y sur, para determinar el fin de la pandemia. En particular, la OMS esperó hasta que el panorama en el hemisferio sur y los países tropicales estuviese más claro. 


4. ¿Qué significa el final de la pandemia para las personas individualmente?

Para la mayoría de las personas, no habrá mucha repercusión en su vida cotidiana. Independientemente de si el mundo se encuentra o no en una situación pandémica, los virus de la gripe entrañan un riesgo de enfermedad para muchas personas y, por consiguiente, las personas deben adoptar medidas prudentes para reducir su riesgo de contraer la infección. Esos pasos incluyen el uso de la vacuna antigripal cuando esté disponible y especialmente si pertenecen a un grupo expuesto a un riesgo alto de sufrir una enfermedad grave. La mayoría de las personas que se enferman pueden ser tratadas con seguridad en casa, pero quienes las cuidan y los miembros de la familia deben ser conscientes de que si una persona presenta síntomas que indican una enfermedad más grave, como fiebre alta prolongada, dificultad respiratoria o confusión, es necesario buscar atención mdica profesional. 


5. ¿Seguirá el virus H1N1 de la gripe causando enfermedad grave entre los mismos grupos expuestos a un riesgo más alto?

Sobre la base de los datos probatorios disponibles, actualmente el virus H1N1 sigue entrañando un riesgo mayor de enfermedad grave en algunos grupos, incluidos los niños pequeños, las embarazadas y quienes sufren de enfermedades respiratorias o de enfermedades crónicas. 

Enlaces conexos:
¿Quién está más expuesto al riesgo de sufrir una enfermedad grave?  ¿Qué sucede con otros riesgos?

6. ¿Qué pueden hacer las personas para protegerse del virus de la gripe H1N1?

Las personas pueden seguir protegiendo a sí mismas y a otros del virus H1N1, y de otros virus de la gripe, mediante medidas preventivas como practicar buena higiene de las manos y la etiqueta respiratoria, lo que incluye cubrirse la boca cuando estornudan o tosen. La OMS también sigue recomendando la vacunación contra el virus por medio de una vacuna antipandémica monovalente (un virus único), o una vacuna antigripal estacional trivalente (que incluye la cepa del virus pandémico H1N1, así como otras cepas estacionales H3 y B), dependiendo de cuál se encuentre disponible localmente.

Enlace conexo:
¿Qué puedo hacer? 


7. ¿Cuáles son las principales medidas de salud pública que se recomiendan ahora a los países? 

Aunque salgamos del período pandémico, es importante que los países permanezcan atentos y alertas para detectar infecciones y brotes y seguir adoptando medidas que protejan a sus poblaciones contra la gripe. 

La OMS recomienda que los países: 
• Mantengan el monitoreo de la gripe, por medio de la vigilancia y la notificación habituales de las enfermedades respiratorias, además de vigilar e investigar características epidemiológicas inusuales que indiquen cambios potenciales en la gravedad; y que sigan monitoreando el virus H1N1 para detectar cambios importantes. 

• Prosigan con los esfuerzos de prevención y control para reducir la repercusión de la gripe, lo que incluye la vacunación contra esta enfermedad. La vacuna monovalente pandémica contra el H1N1 y las vacunas antigripales estacionales ahora cubren el virus H1N1; por lo tanto, podrá utilizarse cualquiera de las dos dependiendo de la que esté disponible y según las directrices nacionales.  

La pandemia de H1N1 planteó un reto considerable a todos los países; por lo tanto, la OMS alienta a los países a que evalúen su experiencia e identifiquen las lecciones que puedan aplicarse para fortalecer su preparación y respuesta ante pandemias futuras. 


8. ¿Recomienda todavía la OMS el uso de oseltamivir ahora que ya terminó la pandemia? 

Las directrices de la OMS para el uso de medicamentos antivíricos abarcan tanto la gripe estacional como la gripe  pandémica y deben seguir aplicándose. Aunque nos encontremos en un período posterior a la pandemia, el virus H1N1 todavía está circulando como una de las cepas de la gripe estacional. Es probable que todavía veamos casos de enfermedad grave en las personas que están expuestas a un riesgo mayor, así como en personas por lo demás sanas. El reconocimiento temprano y el tratamiento apropiado siguen siendo importantes.  


Enlace conexo:
Directrices de la OMS para el uso de los medicamentos antivíricos  (en inglés)


9. ¿Deben las personas seguir vacunándose contra el virus de la gripe H1N1?

La OMS recomienda encarecidamente que si está disponible, se utilice la vacuna antigripal para proteger a las personas como una contramedida inocua y eficaz para disminuir las probabilidades de contraer una enfermedad grave. Se prevé que este virus de la gripe H1N1 siga circulando en todo el mundo durante muchos años, y muchas personas seguirán siendo susceptibles a la infección. La OMS recomienda en particular la vacunación de los trabajadores de salud y de los grupos expuestos a alto riesgo de sufrir enfermedad grave. 

Enlaces conexos:
Vacunas para el virus H1N1 pandémico 2009

10. La vacuna contra el H1N1 pandémico ¿protege a las personas contra la gripe estacional?  

Se prevé que el virus pandémico H1N1 2009 siga circulando como una de las cepas de la gripe estacional en el futuro cercano. La vacuna trivalente estacional actual incluye la cepa del virus H1N1 pandémico, así como otras cepas estacionales (H3, B), y, por consiguiente, protegerá contra todo los virus previstos de la gripe estacional. La vacuna antipandémica monovalente (virus único) solo protegerá contra el virus H1N1. 

El virus pandémico H1N1 causó la mayor parte de las enfermedades graves o mortales en personas jóvenes, tanto en las que sufrían alguna afección crónica como en personas sanas y ocasionó un número mayor de casos de neumonía vírica, en comparación con los que ocurren normalmente debido a la gripe estacional.

Ya que nadie puede predecir con exactitud cuál o cuántos de   los virus en circulación de la gripe los infectará, la vacuna antigripal estacional trivalente ofrece la protección más amplia. Sin embargo, en algunos lugares la vacuna trivalente no está disponible y sigue siendo prudente vacunarse contra el virus H1N1 para prevenir una enfermedad grave.  

 

 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.