Skip to content



Incorporación de la tecnología en la radiomedicina

Existen diversos factores que influyen en que se incorpore una tecnología determinada: la opinión de los médicos, las recomendaciones de organizaciones profesionales, la gestión de venta de los fabricantes, la entrada de una tecnología en la práctica privada o en hospitales de prestigio, y las demandas de los pacientes. A su vez, debemos tener en cuenta otros aspectos que dificultan la adopción de nuevas tecnologías, como son la rapidez en la aparición de nuevas tecnologías o las restricciones presupuestarias.

Las razones típicas para la incorporación de tecnología para servicios de radiomedicina suelen ser:

  • Establecer un nuevo servicio no disponible hasta ese momento en el área de salud, aumentando por tanto el acceso de la población a éstos;
  • Incrementar la la demanda actual o esperada de estos servicios que acrecienta los tiempos de espera para los pacientes a valores inaceptables;
  • Necesidad de aumentar la capacidad técnica y la calidad diagnóstica y terapéutica incorporando nuevos métodos no existentes;
  • Falta de piezas de repuesto para los equipos existentes o la imposibilidad de repararlos porque se han vuelto obsoletos, entre otras.

Por lo tanto, se deberá realizar un estudio justificativo que sirva para facilitar la toma de decisiones en cuanto a la incorporación de tecnología. Este estudio, denominado en algunos países estudio de viabilidad o estudio de preinversión, deberá contemplar un análisis de la oferta y demanda de servicios actuales del área de influencia, las proyecciones de demanda a satisfacer durante la vida esperada de la tecnología, los recursos humanos necesarios y su disponibilidad real, los elementos necesarios para un mantenimiento adecuado de la tecnología, las infraestructuras que será necesario construir o modificar, los costos estimados de adquisición y mantenimiento, los costos estimados de funcionamiento a mediano plazo, el número de pacientes esperados, así como los costos por procedimiento esperado en esas condiciones.

De acuerdo a los resultados del estudio de viabilidad, la autoridad competente adoptará la decisión correspondiente respecto a la incorporación o no de la tecnología. Si la decisión es favorable, debería crearse un grupo técnico para el proceso de contratación o licitación y puesta en marcha, integrado al menos por un representante de la administración de la institución o área de salud según proceda, profesional médico, un técnico/tecnólogo, un ingeniero biomédico y/o un físico médico. La incorporación de un ingeniero informático u otro profesional con competencias en esta esfera, puede ser de gran utilidad cuando se valore la adquisición de sistemas digitales.

Mayor información sobre esta temática puede encontrar en los siguientes links y documentos:

• Guía de Gestión e Incorporación de Tecnología: Radiología de Propósitos Generales (634.72 kB)

• Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC).

• Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía (AETSA).

• Asociación Española de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AEETS).

• Health Technology Assessment Handbook.  Danish Centre for Health Technology Assessment, National Board of Health

• Center for Health Services Research. Singapore Health Services

Última actualización el Martes 14 de Enero de 2014 14:45

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.