Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content

Destacados

Las noticias más recientes


Brote de cólera en Haití: Conferencia de prensa de la OPS, martes 23 de noviembre

Brote de cólera en Haití
Jon Kim Andrus, MD
Director Adjunto
Organización Panamericana de la Salud
23 de noviembre del 2010

Buenas tardes. Gracias por su asistencia. En esta sesión de información a la prensa deseamos actualizarlos con respecto a la situación en Haití.

El Ministerio de Salud de Haití, la OPS y otros colaboradores clave en Haití han establecido una nueva unidad de alerta y respuesta para fortalecer el sistema de vigilancia actual. Esa unidad señalará e investigará los puntos conflictivos donde haya aumento del número de casos o defunciones y luego ayudará a movilizar los equipos de respuesta.

Creemos que deben abordarse ciertos asuntos fundamentales para lograr éxito en nuestros esfuerzos destinados a tratar a los pacientes y a salvar vidas. Faltan agua potable y saneamiento. A corto plazo, los esfuerzos deben centrarse en la distribución de tabletas de cloro y de sales de rehidratación oral para todos los que las necesiten. A largo plazo, debemos crear sistemas e infraestructura para garantizar un acceso equitativo a estos servicios básicos.

Los informes oficiales confirman casos de cólera en 8 de los 10 departamentos. Sabemos que en los otros dos se investigan ahora conglomerados de casos. Entonces, desde todo punto de vista, como era de esperarse, el cólera se ha propagado prácticamente a todo el país. Como consecuencia de las condiciones sanitarias extremadamente deficientes que existían mucho antes del terremoto, del reciente huracán y ahora de la epidemia, prevemos que el número de casos seguirá aumentando. Todavía no hemos alcanzado un punto máximo y no sabemos cuando ocurrirá.

Se han notificado casos en la República Dominicana y aquí en los Estados Unidos.

La Organización Panamericana de la Salud ha enviado un mensaje instando a los Ministerios de Salud de todos nuestros Estados Miembros de la Región de las Américas a fortalecer su planificación de contingencia en vista de que el cólera podría propagarse a otros países del continente.

Para muchos de nosotros aquí, esta es una reminiscencia de la epidemia de cólera que empezó en el Perú en 1991 y se propagó a más de 16 países del continente en dos años.

En vista de la intensidad de los viajes y del comercio en el continente americano, sabemos que es difícil prevenir la importación de casos aislados de cólera en otros países, pero hay medidas importantes que pueden tomarse para evitar que el cólera se propague y cause epidemias.

Nuestro mensaje a las autoridades sanitarias es que deben empezar a prepararse ahora, antes de que aparezcan casos. La OPS ha recomendado una serie de medidas que incluyen:

  • Intensificación de la vigilancia para garantizar la rápida detección de cualquier caso presunto de cólera. 
  • Fortalecimiento de los planes de preparación y respuesta para lograr que los sistemas de atención salud de los países puedan tratar cualquier aumento o aparición del cólera en forma repentina. 
  • Mejora de los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento para prevenir la propagación.
  • Por último, mayor educación pública acerca de la importancia del lavado de las manos y el desecho adecuado de las heces, así como del tratamiento rápido con sales de rehidratación oral o, para los casos graves, atención médica especializada.

También hemos ofrecido apoyo a los países para actualizar y ejecutar los planes de preparación y respuesta en lo referente a la vigilancia, el abastecimiento de agua y el saneamiento y la comunicación social. La OPS ya ha estado colaborando con los Ministerios de Salud en los países del Caribe para fortalecer su planificación para la posible llegada de casos de cólera a sus costas.

En Puerto Príncipe, la capital, los trabajadores del grupo de logística y del depósito de PROMESS de la OPS cargaron unas 40 toneladas métricas de medicamentos esenciales y suministros a camiones y helicópteros como parte de una operación de tres días para abastecer a las zonas más afectadas por el cólera y para acumular suministros con anticipación en las zonas remotas donde el cólera todavía no ha llegado. Hace apenas minutos nos enteramos de que en esas operaciones se incluyeron otras 42 toneladas métricas de suministros.

En el departamento Norte de Haití, el personal internacional y los trabajadores médicos  incluidos algunos funcionarios de la OPS  siguen confinados a sus viviendas, tras los disturbios ocurridos a comienzos de la semana. Esperamos que el personal de la OPS pueda reanudar pronto su trabajo en apoyo de la respuesta a la epidemia de cólera.

Desde el comienzo de la crisis, la OPS ha distribuido suficientes suministros para tratar a cerca de 80.000 casos de cólera, incluidos suministros como sales de rehidratación oral y líquidos de administración intravenosa para los casos graves. Tenemos más a la mano, pero en un futuro próximo necesitaremos aún más suministros, al igual que camas para enfermos de cólera y médicos, personal de enfermería y personas para enseñar a los médicos locales a tratar a los pacientes de cólera. También necesitamos más expertos en movilización social para transmitir información acerca de la prevención del cólera.

Debemos pensar en tener suficientes suministros para tratar hasta 400.000 casos de cólera que podrían ocurrir en los próximos 12 meses. Debemos pensar que hasta la mitad de esos casos podría ocurrir en los próximos 3 meses debido a la naturaleza explosiva de esta epidemia. Esto representa trabajo en marcha en el cual se tienen en cuenta muchas suposiciones, por ejemplo, diferencias de las tasas de ataque entre las zonas urbanas y rurales y ausencia total de cambio en las condiciones ambientales. Estamos trabajando para refinar estos cálculos preliminares con los colaboradores clave con el fin de mejorar y mantener la regulación de la oferta para la respuesta epidémica.

Para apoyar las actividades de promoción de la salud, la OPS/OMS ha imprimido y empezado a distribuir 97.000 carteles y 150.000 páginas laminadas en criollo haitiano con orientación sobre la prevención y el tratamiento del cólera. Se preparó un curso para líderes comunitarios y religiosos que explica cómo controlar el cólera en la comunidad. El gobierno impartirá esa capacitación.

Otro importante reto estriba en el personal. Por parte de la OPS, ya teníamos cerca de 50 personas que trabajaban en Haití y hemos desplegado recientemente otras 50, incluidos epidemiólogos, ingenieros sanitarios, especialistas en logística, médicos, expertos en comunicaciones y otros. Pero necesitaremos más personal y más fondos para pago del personal y de los suministros. A pesar del gran apoyo internacional recibido, el sistema atención de salud haitiano ha excedido su capacidad, particularmente después de las cuantiosas pérdidas sufridas en el terremoto de enero. Los informes recibidos de asociados como Médicos Sin Fronteras y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que la dotación de personal es también un reto para ellos.

Con ese fin, alentamos a los asociados a que hagan todo posible por contratar y capacitar al pueblo haitiano por medio de programas de pago de dinero en efectivo por trabajo. Esto concuerda con nuestro objetivo primario de ayudar al pueblo y al Gobierno de Haití en la respuesta y en la tarea de asumir la dirección principal para hacer frente a esta crisis. Puesto que el cólera se ha arraigado y no desaparecerá en un futuro próximo, la prioridad de contratar y capacitar a los haitianos también concuerda con nuestra visión a largo plazo del desarrollo de la capacidad.

Estamos colaborando con otros organismos de las Naciones Unidas y muchas organizaciones no gubernamentales para responder al brote, pero se necesita mucho más, particularmente en la provisión de agua potable y saneamiento adecuado a la población haitiana en especial en Puerto Príncipe y los distintos departamentos. Antes de la crisis, cerca de 58% de la población carecía de acceso a agua potable. Cerca de 76% de los haitianos ganan menos de US$ 2 diarios. Ahora sabemos que unos 1,6 millones de haitianos viven en condiciones precarias, en particular los habitantes de los 1.300 campamentos de desplazamiento.

Debemos trabajar juntos para manejar las repercusiones de este brote, en particular para reducir al mínimo la pérdida de vidas. Esto requiere un enfoque integrado que agrupe a quienes suministran agua limpia, mejoran las condiciones sanitarias y proporcionan tratamiento a los enfermos. Necesitamos más de todo: más capacitación para el personal en Haití, más médicos, más personal de enfermería, más centros de tratamiento, más medicamentos, más inodoros, más agua limpia.

Hemos solicitado US$ 164 millones para esta emergencia y hasta la fecha se ha recibido cerca de 10% de esta cantidad. Es obvio que el país necesitará más financiamiento. Nuestra respuesta, junto con todos los asociados, no ha sido tan rápida como quisiéramos. La razón es que, aun antes de la crisis, el país carecía de los elementos fundamentales para la salud, como son el agua, el saneamiento, alimentos aptos para el consumo y servicios de atención sanitaria adecuados. Nuestro objetivo es ayudar a Haití a superar estos obstáculos y a lograr autosuficiencia en estos campos vitales.

Muchas gracias.

 

Campañas

Visite el sitio

Cursos virtuales

Más cursos virtuales

Publicación destacada

Más publicaciones

Oficinas de país

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.