Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content


Los países de Amér...
Ante la potencial in...
El Mes de sensibiliz...
Lavarse las manos co...
La fiebre chikunguny...
Play
Los países de Amér...
slide 0
slide 1
slide 2
slide 3
slide 4

Destacados

Las noticias más recientes


2010: Un año de retos sanitarios para Haití

Con el apoyo de sus asociados, el sector de la salud de Haití logra avances

Para el sector de la salud de Haití, el 2010 fue un año de retos sin precedentes. El terremoto del 12 de enero se cobró la vida de más de 200.000 haitianos, entre ellos unos 300 trabajadores de salud, y lesionó a muchos miles más, al tiempo que ocasionó daños graves y perturbaciones en la infraestructura sanitaria, los servicios y las líneas de suministro. La epidemia de cólera sumó nuevas dificultades precisamente en el momento en que el sector de la salud estaba empezando a recuperarse y restablecerse. A pesar de todo esto, los funcionarios del ministerio, los profesionales de la salud y los voluntarios se esforzaron para superar los obstáculos y lograron avances importantes hacia la recuperación.

A pesar de la destrucción de su sede y la pérdida de personal clave, el Ministerio de Salud Pública y Población de Haití elaboró y empezó a aplicar una estrategia para reconstruir el sistema de salud, como parte de un plan más amplio que había formulado el gobierno, el Plan de Acción para la Recuperación y el Desarrollo Nacional de Haití. Este comprendía un programa para reconstruir 30 de los 49 hospitales existentes en los tres departamentos más afectados por el terremoto y garantizar la atención de salud gratuita para los grupos más vulnerables del país.

Tras el comienzo del brote del cólera a fines de octubre, los proveedores de asistencia sanitaria trabajaron incansablemente día y noche para salvar vidas y atender a los enfermos, a pesar de la falta de experiencia con la nueva enfermedad. Los asociados internacionales de Haití -entre otros, varios organismos de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales internacionales- prestaron su apoyo inestimable, mediante el aumento del personal de los hospitales y otros establecimientos de salud con voluntarios capacitados.

Un año después del terremoto en Haití
Lista de eventos conmemorativos (en inglés)

Después de los brotes iniciales, el Ministerio de Salud Pública y Población de Haití puso en marcha una estrategia nacional para responder a la epidemia, con iniciativas para proteger a las familias a nivel de la comunidad, fortalecer los centros de atención primaria de salud en todo el país y establecer una red de centros de tratamiento del cólera y unidades hospitalarias especializadas para tratar casos graves.

Uno de los retos fundamentales consistió en coordinar las actividades de más de 400 organizaciones e instituciones que formaron parte de la respuesta del sector de la salud al terremoto y la epidemia del cólera. La OPS/OMS colaboró estrechamente con el Ministerio de Salud Pública y Población para coordinar la labor de estos asociados y garantizar el despliegue eficaz y eficiente del personal y los suministros.

Además de atender las necesidades urgentes de atención de salud creadas por la epidemia de cólera, el Grupo de Acción Sanitaria también ayudó a reanudar los programas de salud pública fundamentales que habían quedado interrumpidos por el terremoto. Estos comprendían programas para control de brotes y salud ambiental, vacunación, salud materna y neonatal, nutrición, violencia por razones de género, infección por el VIH, tuberculosis, malaria, dengue, salud mental, prestación de servicios de salud, y servicios de rehabilitación para personas discapacitadas. De igual manera, los asociados del Grupo de Acción Sanitaria participaron en misiones de evaluación, organizaron y administraron la distribución de suministros médicos, aportaron experiencia y conocimientos técnicos a los sitios de vigilancia epidemiológica, y ayudaron a distribuir informes epidemiológicos semanales.

El personal sanitario haitiano ha demostrado ser la fuerza que impulsa la reconstrucción del sector de la salud de Haití. Este personal trabajó en las condiciones más adversas, desde la pérdida de sus seres queridos y sus hogares hasta amenazas a la seguridad. A pesar de la adversidad, han trabajado incansablemente para atender a los enfermos y siguen al frente de las iniciativas para reconstruir su país.

Otros avances logrados hacia la reconstrucción del sector de la salud de Haití en el 2010 son:

  • Días después del terremoto, el Ministerio de Salud Pública y Población, con el apoyo de la OPS/OMS, estableció un sistema de vigilancia para seis enfermedades transmisibles fundamentales: sarampión, difteria, meningitis, parálisis flácida, síndrome de fiebre hemorrágica aguda y rabia. El sistema recopila datos y suministra un análisis basado en la notificación semanal de 52 sitios. Sobre la base de esta iniciativa, en noviembre se creó un sistema de alerta anticipada para investigar rumores de nuevos casos y muertes, y facilitar la adopción inmediata de medidas de respuesta.
  • El depósito de insumos médicos del Ministerio de Salud Pública y Población, PROMESS, administrado por la OPS/OMS, supervisó la distribución de medicamentos, vacunas y suministros médicos de buena calidad para tratar a más de 100.000 pacientes de cólera, en estrecha colaboración con otros asociados del Grupo de Acción Sanitaria. PROMESS también mantuvo la cadena de distribución de temperatura controlada (cadena de frío) para las vacunas y los medicamentos, a pesar de la escasez de combustible a lo largo del año.
  • A menos de cuatro meses después del terremoto, Haití participó en la Semana de Vacunación en las Américas, con un acto de inauguración en Fond Parisien, cerca de la frontera con la República Dominicana. Entre otros logros importantes de las actividades de vacunación se encuentran la administración de más de 980.000 vacunas a los grupos vulnerables en las zonas afectadas por el terremoto, así como la formulación de un plan estratégico quinquenal para acelerar la introducción de la vacuna pentavalente (difteria-tétanos-tos ferina-hepatitis B-Haemophilus influenzae tipo b).
  • Con el apoyo de la OPS/OMS, el Ministerio de Salud Pública y Población, implantó, en junio del 2010, un sistema para prestar atención de salud gratuita a menores de 5 aos, que se conoce como Soins Infantiles Gratuits (SIG). El sistema presta servicios gratuitos mediante un acuerdo con los 27 principales hospitales públicos y privados, que reciben fondos para la capacitación de personal sanitario, la creación de centros de triaje, la compra de medicamentos y la organización de servicios pediátricos.
  • El programa de atención obstétrica gratuita (Soins Obstétricaux Gratuits o SOG) reanudó sus actividades poco después del terremoto y en el 2010 amplió la gama de servicios prestados a las embarazadas. Actualmente 63 establecimientos de salud participan en este programa. El número de partos en los hospitales de Haití aumentó de 2.953 por mes en el 2007 a 6.828 por mes en el 2010. Las tasas de mortalidad materna en los establecimientos del sistema SOG son 120 defunciones por 100.000 nacimientos, en comparación con el cálculo nacional de 630 defunciones por 100.000 nacimientos.
  • La OPS/OMS creó y mantuvo una base de datos de los establecimientos de salud de Haití, con un mapa interactivo en internet para ayudar a coordinar las actividades de los asociados en la esfera de la salud que participan en la respuesta. La OPS/OMS también promovió un mayor uso del sistema de apoyo logístico LSS/SUMA, que proporciona a las autoridades nacionales, a organismos de las Naciones Unidas y a otros organismos coordinadores, información detallada sobre los productos y los suministros prometidos y distribuidos en la emergencia.
  • Las mejoras en el tratamiento de los casos de cólera han ayudado a reducir la tasa de letalidad que era de un alarmante 9% al comienzo de la epidemia a un promedio de 2,1% en todo el país. Esto fue posible mediante el establecimiento de 87 centros y 162 unidades de tratamiento del cólera (unidades más pequeñas asociadas con establecimientos de salud existentes), la distribución de sales de rehidratación oral en miles de comunidades, la capacitación del personal sanitario utilizando protocolos actualizados para la prevención y control del cólera, además de la capacitación y despliegue de 10.000 agentes comunitarios de salud.
Estos logros de los servicios nacionales de salud fueron posibles solamente gracias a las contribuciones de cientos de organizaciones no gubernamentales (ONG), varias instituciones bilaterales de salud, como los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de los Estados Unidos y la Brigada Médica Cubana, y muchos organismos nacionales y provinciales de cooperación bilateral.   

La reconstrucción exitosa del sector de la salud del país también exigirá que tanto los asociados en la esfera de la salud como los de otros sectores contribuyan al desarrollo de un sector de la salud haitiano que sea fuerte, autosuficiente y sostenible, y que sea, además, una fuente de empleos y oportunidades para otros haitianos.

Para lograr esa meta, los asociados del Grupo de Acción Sanitaria han acordado los siguientes objetivos para el 2011 y los años venideros:

  • Garantizar el acceso a servicios básicos de salud gratuitos para la población afectada directa o indirectamente por el brote de cólera.
  • Fortalecer los sistemas de vigilancia para poder detectar las tendencias en la aparición de enfermedades y el control de brotes, incluso para la epidemia de cólera en curso.
  • Aumentar la movilización comunitaria y la promoción de la salud.
  • Proporcionar una respuesta operativa rápida a las comunidades afectadas por el cólera.
  • Apoyar al Ministerio de Salud Pública y Población en la coordinación de la respuesta al cólera.
  • Fortalecer los programas de salud ambiental, entre otros los de calidad del agua y de promoción de la salud.
  • Mejorar la coordinación del Grupo de Acción Sanitaria para que la prestación de servicios y el intercambio de información sean más eficaces.
  • Proporcionar una respuesta oportuna y apropiada a los desastres y las emergencias de salud pública, que comprenda planes de contingencia.
  • Fortalecer y aumentar la cobertura de los servicios relacionados con la infección por el VIH.

Otro objetivo fundamental es mejorar las condiciones sanitarias. La falta de acceso al agua potable, el saneamiento inadecuado, la manipulación no higiénica de los alimentos en mercados y comedores al aire libre, el manejo inadecuado de los cadáveres, así como la eliminación inapropiada de los desechos humanos y la basura siguen siendo problemas cruciales. Las iniciativas en todas estas áreas, que incluyen no solo a la salud sino también a otros sectores clave como el de agua y saneamiento, son vitales para que Haití pueda controlar la epidemia de cólera y mejorar las condiciones de salud.

La OPS/OMS tiene un compromiso a largo plazo con Haití y seguirá ayudando a coordinar las iniciativas de recuperación, prestando cooperación técnica y fortaleciendo el liderazgo nacional, haciendo hincapié en promover la equidad en materia de salud, luchando contra las enfermedades y mejorando la calidad de vida de la población de Haití.

Enlaces

Multimedia

Notas de prensa

 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.