Skip to content



El acto se realizó en la OPS en apoyo a esta reunión que se hará en agosto en Honduras

Washington, D.C., 26 de mayo de 2011 (OPS/OMS)- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) fue sede, este 26 de mayo, del lanzamiento en Estados Unidos de la Primera Cumbre Mundial de Afrodescendientes , que se celebrará entre el 18 y 21 de agosto de este año en La Ceiba, Honduras.

La cumbre tiene por objetivo evaluar las condiciones socioeconómicas de las poblaciones afrodescendientes y establecer consensos sobre estrategias, planes y acciones para el desarrollo con equidad de sus comunidades. Esta actividad se realiza en el marco del Año Internacional de los Afrodescendientes declarado por Naciones Unidas , y tiene el apoyo de organizaciones internacionales y de la sociedad civil, cuyos representantes estuvieron presentes en este lanzamiento.

"Es importante destacar la oportunidad de corregir agravios y rezagos históricos en cuanto a la salud, la educación, la pobreza, los derechos económicos y el acceso a la tierra, al trabajo, y al crédito para el progreso económico y social", afirmó la Directora de la OPS/OMS, doctora Mirta Roses, en el acto de lanzamiento. "Esta celebración es fundamental para reconocer la fuerza y el temple de las comunidades de afrodescendientes en todo el continente americano, que han logrado prosperar a pesar de la opresión y la discriminación históricas", afirmó.

En materia de salud, desde su nacimiento los bebés afrodescendientes tienen mayores probabilidades de morir, sus madres corren más riesgos en el parto, al crecer padecen mayores problemas de salud, los hombres adultos tienen una tasa más elevada de homicidios e infección por VIH, hay más embarazos adolescentes "y el acceso igualitario a los servicios de salud y los anticonceptivos sigue siendo un reto", explicó la doctora Roses. "Es momento de reconocer el poder de sus organizaciones para cuestionar y cambiar estas desigualdades", añadió.

En ese sentido, la cumbre será un espacio valioso para "analizar la cooperación internacional" y la manera de "cerrar las brechas de desarrollo que existen, mediante compromisos concretos que respondan a estrategias claras y con recursos", afirmó el embajador de Honduras ante Estados Unidos, Jorge Ramón Hernández Alcerro, quien destacó el honor de que la cumbre se celebre en su país. Hernández Alcerro subrayó el respaldo que su gobierno ha dado a estos temas, por ejemplo, a través de la creación de la Secretaría de Desarrollo de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños. El ministro de esa Secretaría, Luis Green, estuvo presente en la OPS para este lanzamiento.

Se estima que hay unos 150 millones de afrodescendientes en las Américas. "Estamos en 2011 y esta será la Primera Cumbre Mundial de Afrodescendientes", comentó Jim Coffin, vicepresidente en funciones de la organización Phelps-Stokes, que tiene cien años de labor en la promoción de justicia social en África y las Américas. "Las personas serán empoderadas, se establecerán compromisos. Esta cumbre va a hacer grandes diferencias", aseveró.

Una de las deudas pendientes en las Américas "es la de ponerle fin a la discriminación histórica y estructural que existe contra las comunidades afrodescendientes", afirmó Santiago Canton, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ( CIDH/OEA). Añadió que iniciativas como la de la cumbre constituyen "pasos esenciales" para terminar con esa discriminación. También señaló que un eje central de esta reunión debe ser la necesidad de dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos de los afrodescendientes para evitar que se perpetúen.

Cuando la cumbre se reúna, se hará un seguimiento de compromisos asumidos antes, como en la Conferencia Mundial Contra el Racismo de Durban , Sudáfrica, así como se desarrollará una agenda a mediano y largo plazo para mejorar las condiciones de vida de los afrodescendientes, indicó Gilberto Amaya, Coordinador del Comité de Planificación de la Cumbre. Se espera que participen entre 600 y 800 personas de organizaciones internacionales, movimientos sociales de afrodescendientes y todas las personas que deseen, indicó. Amaya añadió que se trabajará en temas de política, sociedad, economía, cultura y educación, entre otros. "Se necesita más apoyo y más participación" que se seguirá buscando, afirmó.

El Presidente de ODECO (Organización de Desarrollo Étnico Comunitario) y Secretario Ejecutivo de la Primera Cumbre de Afrodescendientes, Celeo Álvarez Casildo, destacó el apoyo recibido de organizaciones como la CIDH-OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo y de la OPS, "madera de la misma hacha, que desde un inicio respaldó esta iniciativa". La doctora Roses elogió la labor de ODECO y su "liderazgo mundial al convocar a las personas afrodescendientes de todo el mundo para celebrar su patrimonio y sus logros" en la cumbre.

Álvarez Casildo indicó que se procurará terminar la cumbre con una Declaración del Decenio Afrodescendiente, la creación de un Fondo de Desarrollo Afrodescendiente y la implementación de un Parlamento Afrodescendiente en Naciones Unidas. "La cumbre no es el fin, es un medio para transformar, es un medio importantísimo para que no haya más voces en silencio", concluyó.

Enlaces:

 

Contacto:

Oswaldo Gomez, Especialista en Comunicación, Oficina de Género, Diversidad y Derechos Humanos, OPS/OMS, tel: 202-974-3463, email: gomezo@paho.org

Última actualización el Viernes 27 de Mayo de 2011 05:46

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.