Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes


El envejecimiento de la población se presenta como un desafío para la expansión de la seguridad social en América Latina

Washington, D.C., 27 de mayo de 2011 - El rápido envejecimiento de la población en Latino América durante el próximo medio siglo hará difícil para los países la expansión de sus sistemas de protección social y de salud sin tener que aumentar significativamente el gasto social, señala un nuevo estudio del Banco Mundial "Envejecimiento de la población: ¿Está preparada América Latina?", editado por Daniel Cotlear, economista principal de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial.

Cotlear presentó los principales hallazgos de este libro hoy en la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Debido al aumento en la esperanza de vida y a la reducción del tamaño de una familia promedio, la población envejecida ha sido una tendencia demográfica dominante en América Latina durante el pasado medio siglo y seguirá en ese camino durante los próximos 50 años. Este hecho presenta grandes desafíos para las políticas sociales y económicas.

"El envejecimiento va a suceder mucho más rapido en américa Latina que en los países en desarrollo", explicó Cotlear. "América Latina hará en unas pocas décadas lo que a Francia le tomó 100 años hacer", añadió.

Sin embargo, estos cambios demográficos tendrán en sí mismo menos impacto fiscal en América Latina que los cambios en las políticas. Si los actuales niveles de cobertura en salud y en seguridad social permanecieran congelados, los gastos en los servicios de salud deberían subir sólo un punto porcentual del Producto Bruto Interno para 2050, mientras que el gasto en pensiones tendría que subir alrededor de tres puntos porcentuales, dijo Cotlear.

Por otra parte, si los países de América Latina se acercaran más hacia el modelo de protección universal que los países de la OECD favorecen, el gasto en servicios de salud tendrá que aumentar por encima de tres puntos porcentuales del PBI y las pensiones por encima de 2,5 para 2050. La promoción por parte de un número creciente de adultos mayores creará probablemente una nueva presión para expandir los beneficios. "En los próximos años, habrá una enorme demanda de servicios de salud", indicó Cotlear.

Un gasto de al menos 6 % del PBI ha sido requerido en prácticamente todo los países que proveen de servicios de salud universales, dijo Rubén Suárez, Asesor Principal en Políticas Públicas, Regulación y Financiación de Salud de la OPS. Hasta el momento, "Latinoamerica está bastante por debajo del promedio", señaló el experto.

El asesor en material de salud y envejecimiento de la OPS, Enrique Vega, dijo que era crucial asegurar que esta extensión en la vida de la población en la región sea también sana, con el mínimo posible de enfermedades y discapacidades.

A mediano plazo, la estructura de América Latina de mayor edad será conducente para fuertes crecimientos económicos y hará posible el crecimiento de inversiones sociales, afirmó Matilde Maddaleno, Asesora Principal sobre curso de vida saludable.

"En los próximos 40 años, la situación demográfica en nuestra región nos dará una ventana de oportunidades en la cual la población activa económicamente crecerá más rápido que la dependiente. Sólo a través de una adecuada inversión en salud y en lo social será posible alcanzar el tipo de población envejecida saludable y activa que implicará una carga mucho menos pesada económicamente en el futuro", aseveró Maddaleno.

Enlace

 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.