Skip to content



Washington, 27 de enero de 2009 (OPS) – El cambio recientemente anunciado respecto a la política de Estados Unidos sobre financiación de programas en el extranjero de salud de la mujer representa “una oportunidad para expandir servicios que pueden salvar vidas y proteger la salud de millones de mujeres en América Latina y el Caribe”, dijo la Dra. Mirta Roses Periago, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Foto de Sonia Mey-SchmidtLa Dra. Roses respondió al anuncio de la Administración Obama del pasado viernes de que levantaría las restricciones sobre fondos de ayuda a grupos que proveen servicios de planificación familiar en países en desarrollo. Las restricciones eliminadas figuran en la ‘Política de Ciudad de México’, conocida abiertamente como “Global Gag Rule”. Esta política impedía que organizaciones pudieran recibir fondos de asistencia de EE.UU. si ofrecían servicios relacionados con abortos, incluidos asesoría y referencias, incluso en países donde estos servicios son legales.

Como Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud, la OPS promueve su mandato de ‘salud para todos’, lo que incluye el respeto a los derechos de salud sexual y reproductiva, y la provisión de servicios de salud relacionados.

Las organizaciones que ofrecían cualquiera de los servicios restringidos en la ‘Política de Ciudad de México’, no podían recibir fondos de Estados Unidos para contraceptivos, como condones para hombres y mujeres, píldoras anticonceptivas, aparatos intrauterinos y otros métodos contraceptivos médicamente eficaces.  

“Las políticas restrictivas limitan fuertemente el desarrollo de servicios integrales de planificación familiar y de otros servicios de salud”, dijo Marijke Velzeboer-Salcedo, coordinadora del Equipo de Género, Etnicidad y Salud, de la OPS. “Necesitamos programas que ayuden a mujeres y hombres el disfrute de una vida sexual satisfactoria y a decidir el momento y periodo entre niños. Estos programas también les deben educar sobre el correcto uso de condones, la mejor tecnología disponible en la actualidad para prevenir el VIH”.

En América Latina y el Caribe, los embarazos no planeados y no deseados, las complicaciones durante el embarazo, parto y post-parto, y abortos inseguros todavía se llevan las vidas y dañan la salud de muchas mujeres. “Solo una muerte materna en un año es un evento trágico; 23.000 muertes maternas es vergonzoso”, dijo la Dra. Roses. “La gran mayoría de mujeres que mueren en América Latina y el Caribe mueren por causas prevenibles y son prevenidas rutinariamente en países desarrollados”.  

 

“La nueva política de Estados Unidos genera una excelente oportunidad para coordinar mejor las estrategias de prevención en todo el continente Americano”, dijo la Dra. Roses. En agosto pasado, 30 ministros de Salud y 25 ministros de Educación de América Latina y el Caribe reunidos en la Ciudad de México se comprometieron a acrecentar los programas de salud y educación sexual. “La OPS está comprometida a facilitar el desarrollo de un abordaje común sobre estos asuntos entre sus países miembros”, dijo la Dra. Roses. 

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.


Para mayor información, b-roll y fotografías por favor comunicarse con Donna Eberwine-Villagrán,  Información Pública, Gestión de Conocimientos y Comunicación, email: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , tel 202 974 3122, fax 202-974-3143.

Última actualización el Martes 27 de Enero de 2009 08:26

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.