Skip to content



Preguntas frecuentes

¿Cómo es el trabajo en Bioética?

El trabajo en bioética se caracteriza por ser una actividad de tipo normativo, vale decir, no empírico.  La bioética no es una disciplina empírica, porque la evidencia empírica de que algo ocurra no determina que esto sea lo éticamente correcto.  Por ejemplo, la evidencia empírica de que la gran mayoría de las personas miente no nos lleva a concluir que es éticamente aceptable mentir.  Como disciplina normativa, la bioética examina lo que “debe ser” que con frecuencia difiere de lo que “es”.

La bioética es una actividad y no un código de preceptos.  La bioética es una disciplina que consiste en el análisis a la luz de principios y criterios éticos, que busca guiar la práctica en las distintas áreas de la salud.

El análisis bioético se realiza a la luz de valores fundamentales como el respeto a los seres humanos y su capacidad de decidir por si mismos en base a sus valores y creencias, el bienestar de las personas y las poblaciones, y la justicia.  El análisis debe tomar en cuenta los contextos específicos y las situaciones concretas, identificando todos los elementos moralmente relevantes y buscando consistencia. 

Incluso si el análisis es llevado a cabo por una sola persona, debe seguir el modelo de un diálogo plural, inclusivo y respetuoso de la diversidad, y considerar las distintas perspectivas involucradas.  Como actividad deliberativa, el análisis ético no siempre lleva a una respuesta unívoca.  Es probable que haya más de una manera de proceder que sea éticamente correcta.

¿Cuál es la diferencia entre ética y bioética?

La bioética es la disciplina que estudia los problemas éticos que tienen alguna relación a la salud.  Hay sin embargo muchos problemas éticos que no tienen que ver con la salud, como por ejemplo los que surgen en relación a los negocios. Estos son objeto de estudio de la ética o, más precisamente, la ética aplicada.  La ética es la disciplina más general que estudia la moral, incluidos los problemas éticos de distintos tipos y el análisis teórico de los conceptos morales.  La ética como disciplina es una rama de la filosofía.    

Con frecuencia, al hablar de bioética, no hace falta usar el prefijo “bio” porque uno se refiere a principios o criterios que no son exclusivos de la bioética o porque es claro que se está hablando de algo que tiene que ver con la salud.  Por ejemplo, el principio de la justicia no es exclusivo de la bioética, pues guía nuestro actuar en áreas que no tienen que ver con la salud. Por eso tiene sentido llamarlo un “principio ético” en vez de un “principio bioético”.  Además, hablamos de “ética de la investigación con seres humanos” y de “ética en la salud pública” porque en ambos casos la relación con la salud ya es explícita, y sería redundante decir “bioética de la investigación con seres humanos” o “bioética en la salud pública”.

¿Cuál es la diferencia entre las tareas del Programa Regional de Bioética y la Oficina de Ética de la OPS?

El Programa Regional de Bioética trabaja en la bioética como la disciplina que estudia los problemas éticos que surgen en relación a la salud, por ejemplo, al hacer investigación con seres humanos, diseñar una política de salud, o brindar atención de salud.

La Oficina de Ética busca asegurar que los empleados de la OPS se desempeñen de manera ética en el ejercicio de sus actividades laborales: con integridad profesional y siguiendo las reglas de conducta de la Organización.

¿Por qué es necesaria la bioética si contamos con la ley y los derechos humanos?

La ley es fundamental para determinar los estándares mínimos que se debe respetar.  Sin embargo, los marcos legales no son suficientes para elucidar o resolver todos los conflictos éticos.  Lo requerido por la ley es solo una de las dimensiones del actuar ético; la ética con frecuencia dicta acciones que van más allá de lo que requiere la ley.  De hecho no es posible ni deseable que la ley cubra todo el espectro de la vida moral de individuos o sociedades.  

Más aún, la historia nos ha mostrado que la ley puede requerir acciones que no son éticas y que es posible que acciones éticas sean ilegales.  Aunque por lo general este no es el caso, debemos tener presente que el mero hecho de que la ley requiera algo no implica que sea ético.  La ética como disciplina permite el análisis y la reflexión continua sobre la ley y sobre lo que la ley debería requerir.  

Los derechos humanos han sido establecidos por instrumentos legales de carácter vinculante que protegen a individuos y grupos de aquellas acciones que interfieren con las libertades fundamentales y la dignidad humana.  Estos instrumentos, como son los tratados y convenciones, son por lo tanto relevantes para temas de salud.  Son idóneos para lidiar con casos en que los gobiernos incumplen obligaciones concretas a las que se han comprometido legalmente a obedecer.  

Ciertamente, los derechos humanos están éticamente justificados y codifican algunos valores fundamentales de la bioética, como el respeto a las personas y la justicia.  Eso permite que estos instrumentos de derechos humanos sirvan de marco jurídico para el trabajo en bioética.  Sin embargo, la existencia de este marco no elimina la necesidad constante de deliberación y análisis ético en las muchas situaciones complejas con las que se enfrentamos en relación a la salud.   

¿Cuáles son las áreas de la bioética?

Los problemas éticos permean todas las áreas del trabajo en salud.  Las actividades relacionadas a la salud pueden ser de carácter terapéutico (orientado al beneficio directo) o no terapéutico (orientado a la generación de conocimiento).  Asimismo, pueden apuntar al nivel individual o a nivel colectivo. 

La actividad en salud que busca el beneficio de los individuos es la atención de salud, y los problemas éticos que surgen en este marco son objeto de la ética clínica.  La actividad en salud que busca el beneficio de las poblaciones es la salud pública, y los problemas éticos que surgen en este marco son objeto de la ética de la salud pública. La actividad en salud que no busca el beneficio directo de los individuos sino más bien la generación de conocimiento es la investigación en salud. Los problemas éticos que surgen al hacer investigación en salud son objeto de la ética de la investigación. La investigación en salud puede ser investigación clínica o investigación en salud pública. La ética en la investigación cubre ambas puesto que comparten un mismo aparato normativo y regulatorio.
 
Este cuado ilustra las áreas de la bioética según el tipo de actividad en salud:

 Actividad

 Terapéutica    

 No terapéutica

 Individual 

 Ética clínica 

 Ética de la investigación

 Colectiva  

 Ética en la salud pública  

 Ética de la investigación 


¿Qué dice la Agenda de Salud para las Américas sobre la bioética?

La Agenda de Salud para las Américas (2008-2017) resalta la importancia del trabajo en bioética: “La bioética tiene que difundirse y aplicarse más en los países de las Américas, para resguardar la calidad de la investigación y el respeto a la dignidad de las personas, salvaguardar la diversidad cultural y la aplicación de los conocimientos en salud, así como su aplicación en la toma de decisiones en salud pública.” 



Última actualización el Miércoles 04 de Septiembre de 2013 08:17

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.