Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes


La médica accidental

La dra. Mirta Roses Periago es considerada por muchos como la voz de la salud pública en las Américas, pero su camino a la OPS no fue tan evidente como se podría esperar. De hecho, estuvo a punto de no ser médica.

La Dra. Roses, quien actualmente cumple su segundo mandato como Directora de la OPS, dio una idea de su vida y su carrera en una sesión de la reunión anual del Consejo Mundial de Salud el 15 de junio, durante una charla informal con el presidente del consejo y CEO, Jeffrey Sturchio. Al hablar sobre sus opciones a la hora de elegir una especialización como una estudiante de 16 años de edad, dijo que enfrentó un gran dilema, porque "me gustaba todo", incluyendo las artes, la literatura, los idiomas y las ciencias. Sin embargo, su mejor amiga estaba estudiando medicina, así que decidió seguir.

Ella se convirtió en una de las únicas seis mujeres que se matricularon en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba.

¿Fue duro? Por un lado, la Dra. Roses explicó, a ella y sus cinco compañeras de clase no faltaban invitaciones para cenar o bailar porque eran "como un bien escaso". Pero en el lado académico, "había que hacer siete veces mejor que cualquier hombre. Tenías que ser perfecta."

Una habilidad inesperada, pero vital, que recogió en el camino fue la manera de ganar en el truco, un juego de cartas argentino jugado generalmente por hombres, que le permitió ser aceptada en la "hermandad" de los internos mientras pasaban las largas horas en turnos nocturnos.

Con el tiempo, se especializó en enfermedades infecciosas, a pesar de una advertencia de su padre que pronto ellas serían eliminadas. Parte de su interés puede haber venido de su experiencia como una niña de ver a la gente del campo bloqueando las carreteras para evitar que la gente de la ciudad, huyendo de los brotes de polio en las zonas urbanas, propagara la enfermedad. Ella pensó entonces: "Tiene que haber otras cosas que hacer para bloquear esta enfermedad".

La Dra. Roses tuvo otra revelación como una joven médica, cuando se preguntó si podría haber una mejor manera de practicar la medicina para cambiar realmente la vida de las personas. La búsqueda de la respuesta la llevó a la salud pública.

Se unió a la OPS como jefe de epidemiología para el Caribe, cuando el entonces director de Carlyle Guerra de Macedo le aseguró que sólo sería un compromiso de dos años. Inicialmente estaba renuente a causa del impacto que sus viajes frecuentes tendrían en su familia. Esos dos años se convirtieron en 27 años, recordó, "pero todavía tengo el mismo marido, que es todo un logro."

En cuanto a su función actual, es "como un embajador sin un país que te apoye, pero con todos le presionando para ejecutar." De todos modos, dice, "Es un privilegio tener este papel (...) yo nunca cambiaría la elección que hice de una forma bastante inesperada."

Por Nyka Alexander

 
Subsidios
Portal de publicaciones

Oficinas de país

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.