Skip to content



Suriname

El Presidente de Suriname Dési Bouterse, fue el primero en dirigirse a la Asamblea, tras la aprobación de la declaración política, en representación del CARICOM como la región que impulsó esta reunión. Reconoció especialmente la labor de la OMS y de la Organización Panamericana de la Salud en lograr este encuentro.

"El CARICOM está comprometido a garantizar que esta declaración no se trasforme en un menor logro retórico, sino que se transforme en una plataforma de acciones categóricas de parte de los Estados y otros interesados. Este animo de compromiso ya se está demostrando con nuestras medidas", dijo.

Brasil

La Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, felicitó a las Naciones Unidas y a la Organización Mundial de la Salud por celebrar esta reunión. Afirmó que las enfermedades no transmisibles representan una de las mayores causas de muerte en su país de personas menores a los 70 años. “Brasil defiende el acceso a los medicamentos como parte esencial de salud”, aseveró la mandataria, quien pidió flexibilidad en temas vinculados a la agenda comercial y de derechos de autor para “garantizar el acceso a la salud”.

“En Brasil estamos redoblando nuestros esfuerzos en combatir los factores de riesgo para reducir las enfermedades no transmisibles”, dijo la mandataria. Se refirió a los programas referidos a abuso de alcohol, a la actividad física, a la mejora en los alimentos, así como a los que apuntan a la detección temprana de estas enfermedades.

La presidenta llamó a la ONU a adoptar medidas para combatir estas enfermedades, en particular porque su incidencia “desproporcionada entre los más pobres demuestra la necesidad de adoptar una respuesta transversal. Para eso es fundamental garantizar una adecuada coordinación entre políticas sanitarias y las de otros sectores”, aseguró.

La mandataria invitó a los presentes a concurrir en octubre a la Conferencia sobre Determinantes de la Salud que organiza conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud.

Trinidad y Tobago

La primera Ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, destacó las distintas experiencias que su país ha llevado adelante para enfrentar estas enfermedades, así como los pasos políticos que han dado para llegar hasta la reunión en Naciones Unidas.

La mandataria sostuvo que en la actualidad se debe abordar este tema desde otras perspectivas y llamó a “redefinir el problema, cambiar el diálogo y concentrarnos en los determinantes sociales con el fin de ganar la guerra contra las enfermedades no transmisibles”.

Sugirió que el Secretario General de las Naciones Unidas podría nombrar un enviado especial que aborde todos los temas vinculados a las Enfermedades No Transmisibles.

San Vicente y las Granadinas

Por su parte, el primer ministro de Saint Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves,  se sumó a lo dicho por los otros países del Caribe. Dijo que “los costos asociados al tratamiento de enfermedades no transmisibles son abrumadores y constituyen una seria amenaza” a la economía. Pidió a la OMS/OPS que colabore con países del Caribe para que desarrollen estrategias para combatir estas enfermedades.

“Me alienta que haya un concenso internacional que salga de esta reunión, pero no es suficiente. Lo de hoy debe dar un impulso a un plan detallado que reconozca la flexibilidad de los TRIPs de la OMC que deben aplicarse a esta epidemia”, indicó. Añadió que esperaba también que hubiera asistencia para el desarrollo y colaboración en la divulgación de los problemas que estas enfermedades representan.

Barbados

El Primer ministro de Barbados, Freundel Stuart, afirmó que las enfermedades crónicas no transmisibles es un tema de gran preocupación para Barbados y para los países del Caribe, al ser la zona más afectada por esas enfermedades.

Destacó todas las medidas adoptadas por su gobierno para enfrentar estas enfermedades y reducir su impacto, destacó el compromiso de trabajar con el sector privado y la sociedad civil, así como su compromiso con instrumentos como el Convenio Marco contra el tabaco.

El primer ministro indicó que aunque la declaración política aprobada por la Asamblea General no refleja las expectativas iniciales de su país, proporciona buena plataforma para considerar en la Asamblea General el impacto de estas enfermedades. Dijo que tenía la “esperanza de que países como Barbados” a partir de esta reunión de Alto nivel, “puedan recibir cooperación internacional para enfrentar estas enfermedades”.

Bahamas

Por su parte, el primer ministro de Bahamas, Hubert Ingraham, habló de la “epidemia” en su país por las enfermedades no transmisibles y la presión que está poniendo sobre el sistema sanitario.

Enfatizó el papel de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud en reducir el impacto de estas enfermedades. Pidió “aumentar los presupuesto regionales” para atender estas enfermedades y una mayor coordinación de salud. También llamó a compartir las mejores prácticas industriales y comerciales vinculadas a  estas enfermedades.

Last Updated on Tuesday, 20 September 2011 05:54

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.