Skip to content



Epidemiological AlertsSITUACION ACTUAL

El dengue y dengue grave representan un problema de salud pública en las áreas tropicales y subtropicales de la región de las Américas. Durante el 2011, los Estados Miembros notificaron 979.774 casos de dengue, de los cuales 15.860 presentaron formas graves que requirieron hospitalización y 692 fallecieron. En este año se registraron brotes de dengue, con un número total de casos y muertes que sobrepasaron los datos históricos registrados; en Paraguay, Panamá y en los países y territorios del Caribe Inglés y francés como Aruba, Bahamas, Santa Lucia. También se observó la introducción del virus del dengue 4 en Panamá y en algunos estados del Brasil donde no había circulado anteriormente.

icon Leer en versión PDF

Ante esta situación, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) reitera a los Estados Miembros, especialmente a los situados en el hemisferio sur, las recomendaciones para reducir la morbilidad, la mortalidad y la carga social y económica generada por los brotes y las epidemias de dengue. En ese sentido, insta a capacitar al personal médico y a los clínicos que manejan casos, tanto a nivel de atención primaria como de otros niveles de atención, a fin de garantizar la detección temprana, el tratamiento y la remisión de casos a los servicios de atención hospitalaria, cuando sea necesario.

La OPS/OMS también reitera la necesidad de implementar estrategias de comunicación social para el cambio de conducta en la población, dirigidas a la destrucción de los principales y criaderos más productivos del vector.

El vector puede aumentar significativamente por los procesos actuales de urbanización, las migraciones de las poblaciones, la falta de servicios básicos de saneamiento en centros urbanos, aunado que la transmisión del dengue no se da de forma homogénea en la región de las Américas. Por lo que la OPS/OMS recomienda hacer especial énfasis en las acciones organizadas y coordinadas de reordenamiento ambiental dirigidas a eliminar los criaderos habituales y potenciales del vector en aquellas áreas consideradas endémicas que presentan un mayor riesgo de transmisión.

La información que se presenta en esta actualización proviene de los datos proporcionados por los Ministerios de Salud de los Estados Miembros a través de los informes enviados a la OPS/OMS o de actualizaciones en sus páginas web. Para mayor información sobre los datos de dengue por país, visite el siguiente enlace:

http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&task=view&id=264&Itemid=363&&lang=es


Fuente: Datos de los Ministerios de Salud de los Estados Miembros y de actualizaciones en sus páginas Web.

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN Y CONTROL DEL DENGUE

Atención al paciente

Para prepararse y anticiparse en la respuesta a posibles brotes de dengue, se recomienda realizar un proceso de capacitación al personal médico y a los clínicos responsables de las decisiones de manejo de los pacientes en los niveles de atención primario y secundario.

También es importante reforzar las estrategias de educación sanitaria para brindar al paciente y a los familiares la información que necesitan para identificar la enfermedad y su gravedad, a fin de que acudan al centro de salud más cercano de inmediato.

Comunicación Social

Se recomienda las siguientes acciones:

    • Elaboración de un plan de comunicación y movilización social.

    • Realización de acciones de abogacía con decisores políticos y de la sociedad organizada, para sensibilizar sobre la problemática.

    • Implementación de planes de prevención y control del dengue en áreas de riesgo, dirigidos a modificar las determinantes sociales del dengue.

    • Capacitación del personal de salud en metodologías educativas y de comunicación en salud.

Manejo de Ambiental

La OPS/OMS recomienda eliminar los criaderos habituales que se pueden presentar por:

  • La falta o deficiencias en la infraestructura sanitaria, como por ejemplo, el suministro irregular de agua que hace que la población almacene agua de forma inadecuada.

  • El escaso saneamiento ambiental que favorece la aglomeración de basura (recipientes plásticos) que acumulan agua de lluvias, así como el exceso de neumáticos usados que no son eliminados adecuadamente.

Algunas acciones sugeridas en el área de entomología son:

    • Aplicación de medidas para el control de criaderos por métodos físicos, biológicos, químicos, que involucren de forma activa a la comunidad tales como que los habitantes dediquen 10 minutos una vez a la semana a inspeccionar sus jardines y eliminen los lugares donde se acumule agua y que puedan ser una fuente de mosquitos.

    • Estandarización de normativas para regular el ingreso de neumáticos usados y el manejo de residuos domiciliarios.

    • Fortalecimiento del sistema de vigilancia entomológica y de control de vectores, para garantizar su funcionando de manera eficaz, eficiente y oportuna.

En la medida en que coincidan las acciones para el control del vector en espacio y tiempo, (control adulticida y larvario por personal entrenado, acciones de saneamiento y el impulso de las acciones comunitarias), su impacto será mayor y en menor tiempo.

En los siguientes enlaces encontrará mayor información sobre el tratamiento de dengue:

    • Guías de Atención para enfermos en la región de las Américas

    • Guías para el diagnóstico, tratamiento, prevención y control

 

Last Updated on Friday, 06 January 2012 10:07

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.