Skip to content



Con profunda pena recibo la triste noticia de la partida de la doctora Eugenia Sacerdote de Lustig, quien fuera una destacada investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina y jefa de Virología del Instituto Nacional de Microbiología Dr. Carlos G. Malbrán.


Crédito de fotografía: www.medicos-municipales.org.ar

Sacerdote de Lustig, quien dedicó su vida al estudio de células vivas y sus investigaciones fueron clave para el control de la epidemia de poliomielitis, falleció a los 101 años, el 27 de noviembre de 2011.

En nombre de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y en el mío propio, quisiera expresar a su familia, amigos y colegas nuestro más sentido pésame.

Nacida en Italia en 1910, fue una de las primeras mujeres en recibirse de médica en ese país. En 1939 llegó a la Argentina huyendo del fascismo. Desde la cátedra de Histología de la Universidad de Buenos Aires, realizó un arduo y apasionado trabajo de investigación sobre el cultivo de células in vitro, que permitió el estudio de una gran variedad de virus y tumores.

En 1954, estando a cargo del Instituto de Virología del Instituto Malbrán, el Ministerio de Salud Pública la convocó para enfrentar la epidemia de poliomielitis, lo que la puso en constante riesgo de contagio. Gracias a una beca de la OMS visitó numerosos centros de Estados Unidos y Canadá para estudiar la preparación de las vacunas Salk y Sabín.


Crédito de fotografía: Cedoc

Bernardo Houssay la llamó al Conicet en 1960 y permaneció en la carrera de investigador hasta el año 2000. Además, desde las cátedras universitarias, como la de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, formó decenas de discípulos.

Fue presidenta del Instituto de Investigaciones Médicas Albert Einstein y directora de Investigaciones del Instituto Angel Roffo. Sus trabajos en el Roffo y en el Malbrán superan las 180 publicaciones científicas.

En sus años de trabajo y docencia, la doctora Sacerdote de Lustig fue reconocida de varias maneras. En 1967 recibió el premio “Mujer del Año de Ciencias” y una década más tarde el Premio A.Noceti y A. Tiscornia de la Academia Nacional de Medicina. También fue premiada por la Soci8edad de Cirugía Torácica en 1978, y un año más tarde por la Sociedad de Citología. Además se le otorgó: el Premio Barón por Lalcec (1984); el premio Alicia Moreau de Justo (1988); el premio José Manuel Estrada por parte del Arzobispado de Buenos Aires (1991); el premio Trébol de Plata por el Rotary International (1991) y el Premio Hipócrates a la Medicina, dado por la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires (1992).

Sacerdote de Lustig recibió también una mención especial en ciencia y tecnología de la Fundación Konex (2003), la Ciudadanía Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires (2004), y distinguida en el Senado de la Nación con la Medalla del Bicentenario (2011). A sus 95 años, presentó un libro autobiográfico, De los Alpes al Río de la Plata, donde cuenta las peripecias de su vida.

Hasta que sus ojos le permitieron ver continuó con sus estudios sobre la Enfermedad de Alzheimer, genética y oncología experimental. Una investigadora modelo, cuyo trabajo y esfuerzo serán siempre recordados por todos los que como ella, trabajamos por la salud pública con equidad, esfuerzo y compromiso.

Mirta Roses
Directora OPS/OMS

Última actualización el Jueves 01 de Diciembre de 2011 10:58

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.