Skip to content



Entrevista al Dr. Luis Gabriel Cuervo, OPS/OMS
Revista FORNISA, 2011
Dr. Luis Gabriel Cuervo Interview (only in Spanish)

¿Cuáles son los lineamientos que la OPS y OMS tienen a nivel mundial para investigación en Salud?

El 49.o Consejo Directivo aprobó, con un apoyo muy fuerte de los Estados Miembros, la Política Regional de la OPS sobre Investigación para la Salud. Esta se convierte en la primera política regional sobre la investigación para la salud que es respaldada por los Estados Miembros y ofrece un enfoque estratégico para fortalecer la gobernanza de investigación y de aspectos tales como traducción del conocimiento. La política se elaboró considerando las exhortaciones de la comunidad internacional de un enfoque estratégico para mejorar la gobernanza y rectoría de la investigación y fortalecer funciones esenciales de la salud pública.

Estos principios están orientados a tener un mayor conocimiento de lo que son las metodologías para definir las prioridades nacionales de tal forma que los problemas de salud más apremiantes se puedan atender adecuadamente con un mayor acceso a la investigación y sus resultados. Se orienta también a facilitar el acceso a las nuevas estructuras y marcos normativos, incluyendo los instrumentos que existen para integrar sistemáticamente los productos de la investigación en las políticas y prácticas de salud, y asegurar que el cumplimiento de los estándares de la investigación sea riguroso, que éste se haga con calidad, con ética y que todo lo que se invierta en investigación se pueda utilizar después, que de una fuerza de trabajo nacional con capacidad para llevar a cabo las investigaciones, para poderlas utilizar adecuadamente, para contribuir a las políticas nacionales orientadas a mejorar la salud y el desarrollo y para mejorar la producción y el uso de las comunicaciones y la información de datos de evidencias científicas que sean confiables, oportunas y pertinentes.

Para eso existe esta Política de Investigación en Salud que complementa la Estrategia de Investigación de la Organización Mundial de la Salud y la Estrategia, y el Plan de Acción en Salud Pública, Innovación y Propiedad Intelectual. Esta política tiene 5 metas principales:

  1. Promover la generación de investigaciones pertinentes, éticas y de calidad.
  2. Fortalecer la gobernanza de la investigación y promover la definición de temarios para la investigación.
  3. Mejorar la competencia de los recursos humanos que participan en la investigación y prestarles un mayor apoyo.
  4. Promover una mayor eficiencia e intensificar las repercusiones de la investigación y la identificación con sus objetivos a través de alianzas eficaces, la colaboración, el fortalecimiento de la confianza y la participación del público en la investigación.
  5. Fomentar prácticas y estándares óptimos para la investigación.
  6. Promover la difusión y utilización de los resultados de la investigación.

¿Qué referencias destacadas en América Latina tenemos en cuanto a investigación?

Muchísimas, por ejemplo, un producto evidente de finales del siglo XIX, fue en la construcción del canal de Panamá, una tarea imposible intentada por varios países, en la que murieron miles de personas tratando de construirlo, y no fue sino hasta que hubo mejor entendimiento de las enfermedades gracias a investigaciones promovidas en buena parte por científicos cubanos, que empezaron a trabajar en asocio con científicos estadounidenses y panameños en procesos de investigación que determinaron que la fiebre amarilla y la malaria no se transmitían por un humores, sino que habían otras formas de transmisión como los vectores, los zancudos y empezaron a encontrar otras formas de controlar la enfermedad. Esta investigación básica que determinó posibles formas de adquirir la enfermedad, y en la parte de implementación y aplicación que se desarrollaron los métodos para prevenirla, la construcción de carreteras, el secado de asequias, el corte del pasto, el control de humedales, y se pudo reducir la cantidad de mosquitos infectados y por ende la transmisión de la enfermedad.

Esta colaboración internacional permitió completar la construcción del Canal de Panamá, que nos afecta a todos, de una forma en los precios que pagamos por las cosas con los precios más bajos gracias al comercio que hay, afecta generando fuentes de trabajo, y por supuesto afecta a otros países como Ecuador en costos indirectos de los productos en el comercio que puede generar. Esto es un rédito del proceso de investigación para la salud que ha contribuido al desarrollo de los países, y contribuye a la competitividad, con una población más sana y con una mayor cantidad de investigadores formados que tendrán mayor capacidad de resolver problemas complejos y abordar los retos de manera científica.

¿Hacia dónde se debería enfocar la propuesta de un Sistema Nacional de Investigación en Salud?

No debemos olvidar que la investigación es una herramienta, no es el fin último. Debemos desarrollar un sistema que dé cabida a la creatividad y a la innovación, que se desarrollen cosas novedosas, invención, pero también que atienda las necesidades para mejorar las actividades y el desarrollo de un país.

Sobre la propuesta de un sistema de investigación en salud liderado desde la base académica, ¿Cuáles serían las recomendaciones para países como el Ecuador que empezamos a orientar los primeros pasos en este sentido de la investigación, liderada por las universidades?

Las universidades tienen un liderazgo en el tema y un posicionamiento en la investigación en salud en todas partes. Es donde está el conocimiento de las metodologías de investigación, muchas veces ya con el aspecto temático de lo que se va a tratar o de la capacidad de aprender y generar conocimiento. Desde esta perspectiva la Academia debe participar de un Sistema nacional de Investigación para la Salud.

El sistema educativo en sí tiene como propósito servir a la comunidad para que construya y desarrolle el país, entonces la academia tiene un rol muy importante. Pero también tiene un rol importante las autoridades de salud, las autoridades de ciencia y tecnología, en este caso SENESCYT, desde donde se dan los direccionamientos y mecanismos para el desarrollo del sistema nacional de investigación en salud que se debe coordinar desde ahí, identificando para que haya el conocimiento, la información y la comunicación necesaria en el sistema de investigación que construya el sistema de salud. Para que existan las estructuras y marcos regulatorios adecuados, y además el seguimiento y monitoreo adecuado de su implementación.

Ecuador tiene ya desarrolladas muchas de estas estructuras, sin embargo el trabajo es ahora la implementación de los mecanismos de gobernanza, la actualización y revisión permanente de las políticas, de las regulaciones y de la priorización de los problemas de salud; lo que se debe hacer no como un trabajo de la Academia sino como un rol fundamental del Estado: definir las prioridades que se deben atender.

En ese contexto en Ecuador se están desarrollando ejes para la formación de profesionales y el impulso a la investigación ¿Cómo se puede fomentar la investigación mientras se desarrollan estos procesos formativos?

Es una excelente noticia, pienso que se va en la dirección correcta, pero es importante destacar que Ecuador no está comenzando de cero, que tiene investigadores, que es un buen momento para generar incentivos, que es uno de los componentes que puede ser tremendamente útil, para que su uso sirva para promover el trabajo en redes, para que investigadores con diferentes capacidades y niveles se involucren en los procesos y se generen más capacidades, que los recursos no se vayan únicamente a los mejor posicionados sino hacia la evaluación de las mejores capacidades.

Es necesario revisar las líneas de investigación que estén claras, Ecuador tiene unas prioridades de investigación para la salud. Otro aspecto clave es la capacitación en los comités de ética, que a nivel mundial enfrentan un problema que es que no hay estándares con los que se pueda garantizar que algo es ético o de calidad, no siempre se revisa la parte metodológica, entonces son temas que se deben considerar, para orientar el fortalecimiento de los comités de ética nacionales para que queden muy bien definidos y se establezcan parámetros para que todas las investigaciones que se hagan sean de ética y de calidad.

Se debe considerar además fortalecer los componentes de la investigación, que esto se pueda hacer también en las carreras del sector salud, por ejemplo si se están empezando a formar personas de pregrado, la formación en investigación debe ser parte integral del plan de estudios. No se trata de que toda la gente que entre al sector salud salga investigador, no es necesario; pero si se necesita que todos los graduados sepan utilizar la investigación, sepan cómo enfrentar una pregunta, sepan dónde buscar las respuestas y cómo aprovechar el conocimiento científico que ya está disponible para proteger a las personas a través de intervenciones que sean seguras y efectivas, y dar un mejor uso posible de los recursos.

Los estudiantes deben saber hacer preguntas y saber contestarlas y utilizar adecuadamente lo que es la investigación. Eso es relevante para cualquier carrera de Salud, es un factor que empodera el conocimiento por encima de la opinión, de la teoría. Es un factor que enriquece el conocimiento y que debe hacerse parte integral de la toma de decisiones y de las políticas tanto de las prácticas como de la atención sanitaria en la construcción de un Sistema Nacional de Salud.

En el ámbito de la investigación, ¿Cómo se puede orientar para que los productos de la Investigación se publiquen y se den a conocer?

Este es un asunto tremendamente importante porque todo el conocimiento científico que está ahí, por ejemplo el conocimiento de investigación en implementación de la investigación, están represados sin darse a conocer, lo cual es un problema mundial, no solo de Ecuador. Hay estrategias que están sirviendo para mejorar esto. Un ejemplo, el conocimiento de los ensayos clínicos en curso permite conocer mejor las implicaciones que puedan tener sobre las personas, las potencialidades de beneficiarles o de dañarles. Para esto, existen registros internacionales de ensayos clínicos que permiten que se sepa las investigaciones que se hacen.

El rol fundamental del Estado en la gobernanza es crear todos los mecanismos, incentivos y regulaciones que permitan que las investigaciones que se hagan se registren, como por ejemplo las legislaciones que hacen que todas las tecnologías y medicamentos antes de ser aprobadas deben estar registradas en un registro con estándares establecidos por la OMS. Hoy en día la mayoría de publicaciones internacionales exigen que estas investigaciones sean registradas previamente cuando se trata de ensayos clínicos, también declaraciones como las de Helsinki que indican que eso debe suceder.

Se han ido desarrollando procesos para registrar las investigaciones, para darles transparencia, en ese sentido se debería fomentar que las investigaciones que se publiquen con ciertos estándares y en medios de acceso abierto, de tal forma que el país busque mecanismos que los usuarios puedan encontrar y acceder a estas publicaciones y ser creativos en la forma como se disemina conocimiento. Se pueden utilizar otras herramientas como reuniones con los medios, presentación al público, etc. Tienen que establecerse los mecanismos para difundir la investigación, para llevarla al público que se beneficie del mismo, llevar el conocimiento de la investigación a la práctica, a las políticas y al ciudadano. Ese es el camino.

El X Foro Nacional de Investigación en Salud surge como un espacio de concertación nacional y donde se generan propuestas de liderazgo para fomentar la implementación del Sistema de Investigación para la Salud. ¿Es el espacio ideal para definir la articulación de redes y estructuración concreta del sistema?

Me parece muy importante que se dé por los aportes y por la convocatoria de todos los actores claves que están participando, principalmente la sociedad civil como usuarios de la investigación, que deben ser parte integral del sistema, porque no estamos hablando de un canal de un solo sentido sino un sistema de varias vías, en las que cada parte puede afectar a las demás y que hay una apropiación del conocimiento por parte de la población ecuatoriana.

Necesitamos por lo tanto tener esos espacios de concertación, con la participación del liderazgo de las autoridades de salud, y además que el tema demanda la investigación para la salud, en la que se requiere una participación activa e interrelacionada con otras áreas, pensando en los determinantes sociales, en el contexto y en un abordaje integral, en donde se requiere espacios como este, para convocar a todos los actores y usuarios para que intercambien ideas y necesidades y poder ir compartiendo lo que van aprendiendo y generando.

¿Cuáles son las recomendaciones para los participantes del Foro?

Recordar siempre que estamos haciendo investigación, no enfocarnos en lo que nos interesa a nosotros, sino para el bien de nuestras poblaciones y para fortalecer el sistema de salud. Una recomendación fundamental es fortalecer la gobernanza en la investigación a nivel de las instituciones también, teniendo registros de investigación, compatibles con los estándares que ha propuesto la OMS para que puedan tener visibilidad global, promover la transparencia de la investigación , fortalecer sus comités de ética y trabajar con socios estratégicos como la OPS para que sus investigaciones tengan estándares adecuados y contribuyan al bienestar de las poblaciones y a protegerlas en la medida de lo posible.

Ese es el primer paso, tener una gobernanza de la investigación, definir concretamente las estructuras y los marcos regulatorios, y la creación de registros para poder identificar y documentar los procesos de investigación. Deben promoverse los consejos financieros de investigación de tal manera que se pueda conocer si se está invirtiendo lo que se necesita y que se revise si la investigación que se hace está alineada con las necesidades de la institución, de la región y del país.

Finalmente la implementación sobre cómo llevar los resultados de la investigación a políticas y prácticas a gran escala y eso tiene que ver con lo que es transferencia del conocimiento y la formación de los recursos humanos que sean capaces, no solo para producir el conocimiento sino para liberarlo y transmitirlo. Ese puente que está entre los investigadores y los usuarios de la investigación, es algo que puede mirarse estratégicamente y de forma inclusiva, ya que la investigación se beneficia y se enriquece cuando se hace partícipes a nuevos actores que puedan brindar nuevas perspectivas para resolver los problemas.

What's New

Who We Are

Our objectives, mission and vision

Why Invest in Research for Health?

A series of case studies examining the benefits of investment in research for health.

 

Framework & Mandates

Policy on Research for Health (abridged)
The 49th Directing Council approved PAHO’s Regional Policy on Research for Health which offers a strategic approach to strengthen research governance and knowledge translation.

PAHO Advisory Committee on Health Research (ACHR)

Art for Research

Images that illustrate how research has quietly but consistently contributed to development.

 

PAHO/WHO Research Focal Points

PAHO has in-country representation throughout the region. Use the map provided to find the contact information for each PAHO focal point.

Internships

To read about internship opportunities in research at different PAHO entities, read testimonials from former interns, or apply, visit our internship section.

Contact us: in PAHO/HQ: rp@paho.org; in the countries: list of focal points www.paho.org/researchportal

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.