Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes


Con un envejecimiento saludable, los adultos mayores pueden ser un valioso recurso social y económico

Washington, D.C., 12 de abril de 2012 (OPS/OMS) — Las poblaciones envejecidas en las Américas y alrededor del mundo están generando grandes retos para los sistemas de salud, las economías y las sociedades en general. Enfrentar estos desafíos requerirá de nuevas inversiones en salud y en los sistemas de protección social, pero también de una re-evaluación del papel de los adultos mayores en la sociedad y en la economía. Así lo señalaron los expertos que participaron en el panel del Día Mundial de la Salud sobre “envejecimiento saludable”, celebrado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

 “En la región de las Américas, en el próximo decenio, más de la mitad de los que nacen vivirán más allá de los 80 años”, afirmó la Directora de la OPS, doctora Mirta Roses Periago. “Un envejecimiento saludable permite romper con el estereotipo de que las personas mayores son receptoras pasivas de servicios sociales y de salud, ya que si se mantienen sanas e independientes son un recurso invaluable de la sociedad y contribuyen enormemente al bienestar de la familia y de la comunidad”, explicó.

En el año 2020, las Américas tendrán 200 millones de personas mayores, casi el doble que en 2006 y con más de la mitad viviendo en América Latina y el Caribe. Para 2025, el 69% de quienes nacen en Norteamérica y el 50% de los que nacen en América Latina vivirán más allá de los 80 años.

Estas tendencias son el resultado de los principales éxitos de la salud pública en el último siglo. Pero con ellos vienen altos costos asociados con el envejecimiento, que incluyen un aumento en las enfermedades no transmisibles como enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, al igual que discapacidades y otras condiciones vinculadas con la edad. En los países en desarrollo, donde el envejecimiento de la población está ocurriendo más rápidamente, puede ser especialmente desafiante lidiar con estos cambios demográficos y epidemiológicos.

Los expertos señalaron que promocionar un “envejecimiento saludable” puede ayudar a los países a enfrentar los desafíos si maximizan la cantidad de años que los adultos mayores se mantienen saludables y se retrasan la aparición de enfermedades o discapacidades. Esto les permitiría a las personas mayores seguir teniendo papeles productivos en la sociedad y en la economía.

“La buena noticia es que sabemos lo que se necesita para construir comunidades donde los ciudadanos mayores no sean vistos como una carga, sino como socios experimentados y comprometidos”, dijo Kathleen Sebelius, Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. “El trabajo que hacemos para apoyar un envejecimiento saludable también nos presenta una oportunidad para dar una nueva forma a nuestras comunidades con el objetivo de promover una mejor salud en cada edad”, sostuvo.

En Estados Unidos y en más de una docena de otros países, los programas basados en la comunidad que promueven la “autogestión” o el “autocuidado” han demostrado ser exitosas en la promoción del envejecimiento saludable entre adultos mayores de distintos antecedentes sociales y culturales, dijo la doctora Nancy Whitelaw, Presidenta de la Sociedad Gerontológica de América y Asesora Principal en el Consejo Nacional de Envejecimiento. La experta indicó que la “autogestión” debe ser adoptada como “un componente más amplio en una agenda social mayor”. Y añadió: “Debemos estar seguros que los adultos mayores están totalmente involucrados en este proceso”.

La integración total de los adultos mayores requerirá de cambios profundos en la manera en que son percibidos y tratados, dijo la doctora Linda Fried, Decana de la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia. “Tenemos que incluir a la población envejecida como la base para el desarrollo futuro, reconociendo que las personas mayores son un recurso en el crecimiento de las sociedades sostenibles y productivas. Necesitamos crear nuevos tipos de oportunidades para hombres y mujeres a medida que envejecen”, aseveró.

El doctor Michael Hodin, Director Ejecutivo de la Coalición Global por el Envejecimiento, dijo que el aumento de la cantidad de adultos mayores representa “una profundo cambio transformacional que nunca hemos visto antes en la historia del mundo”. Esto significa, agregó, “que necesitamos volver a pensar cómo definimos el envejecer: quién es joven, quién es considerado de de mediana edad o viejo, lo cual tendrá un impacto en nuestras políticas sociales y económicas”.

“Por primera vez en la historia de la humanidad, cuatro generaciones están vivas al mismo tiempo”, dijo el doctor Luis Miguel Gutiérrez-Robledo, Director General del Instituto de Geriatría de los Institutos Nacionales de Salud de México. “Necesitamos asegurar un espacio social para las cuatro generaciones y aprovechar el capital social que representan los adultos mayores. Debemos asegurarnos que los jóvenes se beneficien con su saber y experiencia”, agregó.

Integrar a los adultos mayores en la vida económica y social es igualmente importante para asegurar su bienestar, indicó el doctor Luciano Di Césare. Director Ejecutivo de PAMI, institución a cargo de los servicios sociales para retirados y pensionados de Argentina. “Los adultos mayores prosperan en sociedades multidimensionales donde son visibles y participan plenamente en la sociedad. Tenemos que movernos del individualismo a la solidaridad y la integración”, afirmó.

“Las personas mayores hoy son pioneras”, dijo Monseñor Charles Fahey, Ex Presidente del Consejo Nacional de Envejecimiento de Estados Unidos. “Cómo integrar a las personas mayores en la sociedad de una manera significativa es todavía territorio inexplorado”, sostuvo.

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril de cada año para recordar la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948.

La OPS se estableció en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente americano para mejorar la salud y la calidad de la vida de las personas de las Américas y actúa como la Oficina Regional para las Américas de la OMS.

 

Enlaces:

 

Contactos:

Leticia Linn, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Tel. + 202 974 3440, Móvil +1 202 701 4005 ó Donna Eberwine-Villagran, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Tel. +1 202 974 3122, Móvil +1 202 316 5469, Gestión del Conocimiento y Comunicación, OPS/OMS – www.paho.org

 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficinas de país

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.