Skip to content



La magnitud de los principales retos de recursos humanos de salud que enfrentan los países de la Región ha exigido cambios radicales e intervenciones innovadoras por parte de los Gobiernos. Estos cambios se hacen más sostenibles en la medida que la autoridad sanitaria de cada país asume un liderazgo fuerte y elabora planes de acción colaborativos. A fin de lograr la máxima repercusión en los resultados de salud, estos planes deben centrarse esencialmente en el desarrollo de sistemas de salud basados en la atención primaria y en el fortalecimiento de las infraestructuras de salud pública.


En este contexto,la 27º Conferencia Sanitaria Panamericana realizada en octubre del año 2007 establece  20  metas regionales de recursos humanos para la salud para el período  2007-2015, organizadas según los cinco desafíos críticos mencionados en la Agenda de Salud para las Américas y el Llamado a la Acción de Toronto.


Tras la definición de las 20 metas de la década, los países establecieron una hoja de ruta para guiar a la evaluación de RHS en los próximos 10 años y  la definición de sus áreas prioritarias de desarrollo, apuntando a los planes estratégicos y el monitoreo de  sus progresos.


El primer paso en el proceso de a alcanzar las 20 metas fue establecer una línea de base. Para la medición de esta línea de base, la OPS ofreció cooperación técnica en la creación de capacidades dentro de las unidades de recursos humanos en los Ministerios (muchos de ellos nuevos), la construcción de líneas de comunicación y cooperación con otros sectores, el establecimiento de un proceso de recolección  de datos, la medición de cada objetivo, y monitoreo del progreso.


Para  optimizar el proceso de medición  de las líneas de base, se estableció un consenso entre los países para estandarizar los indicadores y procesos de medición, logrando una mejor coordinación de sus esfuerzos y  una evaluación  de su situación,  de acuerdo a normas regionales de carácter general. Por otra parte, para elaborar estrategias técnicas con los socios regionales en el abordaje de los objetivos prioritarios, los países tuvieron  que establecer acuerdos regionales comunes en relación con la aplicación y la medición constante de los objetivos. Incluso dentro de un consenso de normas regionales, cada país tendría que ajustar un poco los procesos para adaptarse a las variables y contextos únicos.


Para ello, un grupo de trabajo compuesto por representantes de los países, actores clave y expertos regionales en los ámbitos de las políticas de recursos humanos, planificación estratégica, demografía, epidemiología y  estadísticas, abordó cada objetivo para aclarar colaborativamente los siguientes aspectos:

 

  • La racionalidad de las metas;
  • Las definiciones de los términos utilizados para caracterizar la meta, y
  • La metodología que se utilizada  para medir cada meta


A continuación presentamos los resultados de la medición por país, realizada entre los años 2009 y 2011.

 

  Anguilla (583.9 kB)

  Argentina (569.93 kB)

  Barbados (582.48 kB)

  Belice (582 kB)

  Bolivia (564.17 kB)

Chile (572.26 kB)

  Dominica (595.7 kB)

  Ecuador (568.42 kB)

El Salvador (578.01 kB)

Grenada (586.18 kB)

Guatemala (584.41 kB)

Honduras (578.53 kB)

Jamaica (589.59 kB)

Montserrat (593.24 kB)

Nicaragua (581.45 kB)

Panamá (585.93 kB)

Paraguay (563.63 kB)

Perú (581.47 kB)

República Dominicana (579.41 kB)

Santa Lucia (590.16 kB)

Trinidad y Tobago (601.16 kB)

Uruguay (566.62 kB)


 


 

 

 

 

 

Last Updated on Friday, 04 May 2012 12:16

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.