Skip to content



Prevención y control de enfermedades no transmisibles

Los delegados aprobaron, este 22 de mayo, la resolución (EB130.R6) sobre el fortalecimiento de las políticas relativas a las enfermedades no transmisibles para fomentar un envejecimiento activo. La resolución urge a los Estados Miembros a alentar la participación activa de los adultos mayores en la sociedad, incrementar el envejecimiento saludable y promover los más altos estándares de salud y bienestar para las personas mayores al enfocarse en sus necesidades. Esto incluye poner énfasis en la prevención de enfermedades a lo largo del curso de vida, comenzando en la etapa más temprana posible, en particular de las enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas.

Muchos Estados Miembros destacaron los progresos alcanzados en el trabajo que está haciendo la OMS para desarrollar un marco de monitoreo mundial, que incluirá indicadores y metas mundiales voluntarias para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles. Un borrador de la resolución presentado por Barbados, Brasil, Canadá, la Federación Rusa y Estados Unidos reconoció los significativos logros que se han alcanzado hasta el momento. Para completar el trabajo antes de terminar 2012, los Estados Miembros pidieron que se establezca un grupo para acordar los siguientes pasos a seguir. Éstos serán incluidos en una versión revisada del borrador de la resolución, que será considerada por los Estados Miembros al final de la semana.

Los Estados Miembros también debatieron la manera de prevenir las enfermedades no transmisibles a través de acciones que involucren a otros sectores además de la salud, en particular la educación, la energía, la agricultura, los deportes, el transporte, la comunicación, el planificación urbana, el medio ambiente, el empleo, la industria y el comercio, las finanzas, y el desarrollo social y económico. Las acciones multisectoriales contra las enfermedades no transmisibles implican que las autoridades nacionales se involucren con estos sectores para prevenir las muertes prematuras por enfermedades no transmisibles y para reducir la exposición a los factores de riesgo, como el uso de tabaco, el uso nocivo del alcohol, las dietas no saludables, y la inactividad física. La formación de alianzas a nivel nacional y mundial es un componente esencial de las acciones contra las enfermedades no transmisibles. A nivel nacional, los Estados Miembros subrayaron las experiencias exitosas y las lecciones aprendidas. A nivel mundial, indicaron una fuerte preferencia a seguir construyendo sobre las alianzas contra enfermedades no transmisibles que ya existen y están guiadas por las normas de la OMS, los compromisos y valores, en lugar de crear una nueva alianza mundial con el mismo objetivo

Los Estados Miembros también recibieron información sobre un estudio referido al progreso de la implementación del plan de acción mundial para prevenir la ceguera evitable y la deficiencia visual que cubre el período 2009-2013. Un nuevo plan de acción para 2013-2019 está en desarrollo y será tema de debate en la próxima Asamblea Mundial de la Salud.

 

Carga mundial de trastornos mentales

La Comisión A aprobó la resolución EB130.R8 sobre la carga mundial de trastornos mentales y la necesidad de que el sector de la salud y el sector social respondan de modo integral, y coordinen a nivel nacional. Los países respaldaron la resolución, al tiempo que reconocieron la importancia de:
  • la atención comunitaria cerca de los hogares de pacientes;
  • los programas para reducir el estigma y la discriminación;
  • la reintegración de pacientes en los lugares de trabajo y la sociedad;
  • el apoyo para los proveedores de atención médica y las familias;
  • la mejora de la comprensión del papel que tiene el abuso de sustancias y la violencia doméstica en contribuir a la exacerbación de los trastornos de salud mental;
  • la mejora de los programas en las escuelas para la prevención de los suicidios de jóvenes;
  • el aumentar la investigación y vigilancia de la carga de los trastornos mentales y la inversión en salud mental dentro del presupuesto para salud

 

Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega llama a un enfoque multisectorial de la salud

Jonas Gahr Støre, Ministro de Asuntos Exteriores de Noruega y ex miembro del personal de la OMS, habló en la Asamblea como invitado, donde afirmó que “todos los ministros son ministros de salud”, para destacar cómo la salud debe incorporarse dentro de un enfoque gubernamental comprehensivo.

Subrayó que la economía de la salud debe ir más allá de los costos, en tanto la salud debería ser considerada como una inversión en la seguridad de las naciones. A través de una alianza entre los órganos de salud, economía y asuntos internacionales, los países pueden fortalecer su seguridad al igual que brindar oportunidades reales para el progreso económico.

Støre describió el enlace entre la salud y la productividad citando el informe de la OMS sobre macroeconomía de la salud. Explicó que una alta inversión en la salud de las mujeres en Noruega ha resultado en un proyecto conjunto de investigación, liderado por la OMS, la Fundación Gates y el gobierno noruego, para examinar la evidencia de que este tipo de inversiones en la salud femenina puede ser un motor para el crecimiento económico.

Última actualización el Miércoles 23 de Mayo de 2012 07:11

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.