Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content


Cerca  de 65.000 per...
Los países de Amér...
Ante la potencial in...
El Mes de sensibiliz...
La fiebre chikunguny...
Play
Cerca  de 65.000 per...
slide 0
slide 1
slide 2
slide 3
slide 4

Destacados

Las noticias más recientes


La 65.ª Asamblea Mundial de la Salud concluye con nuevas medidas por la salud mundial

26 de mayo de 2012 | Ginebra - La 65.ª Asamblea Mundial de la Salud se ha clausurado hoy sábado tras adoptarse en ella 21 resoluciones y tres decisiones sobre una amplia gama de temas sanitarios. En los seis días de debates han participado casi 3000 delegados, incluidos ministros de salud y altos funcionarios de salud de entre los 194 Estados Miembros de la OMS, así como representantes de la sociedad civil y de otras partes interesadas.

El orden del día ha abarcado algunos de los mayores problemas y oportunidades que afronta hoy la salud pública.

"Entre los problemas permítanme destacar las enfermedades no transmisibles y el envejecimiento, la salud de la madre y el niño, la desnutrición y la alimentación excesiva, la erradicación de la poliomielitis y las necesidades sanitarias ligadas a las emergencias que requieren ayuda humanitaria”, dijo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. "Entre las oportunidades, quiero destacar la inmunización y el decenio de las vacunas, así como las nuevas estrategias multisectoriales que se materializan cuando aplicamos el criterio de los determinantes sociales de la salud".

Al comenzar la Asamblea, los delegados señalaron los enormes logros alcanzados en materia de salud en las últimas décadas y la emergencia de muestras de solidaridad mundial en torno a la salud. Muchos Estados Miembros apoyaron la idea de la cobertura sanitaria universal. "La cobertura sanitaria universal es la idea más poderosa que pueda ofrecer la salud pública", añadió la Dra. Chan.

"La salud pública debe ser una de las principales prioridades de nuestros proyectos de desarrollo, porque sin salud no hay desarrollo posible", ha señalado la Profesora Thérèse N'Dri-Yoman, Ministra de Salud de Côte d’Ivoire y Presidenta electa de la Asamblea de la Salud . "En todas las intervenciones quedó claro que la mejor y más segura alternativa para reducir las desigualdades en materia de prestaciones sanitarias en nuestros países, sean pobres o ricos, es la aplicación de la cobertura sanitaria universal."

Renovación del nombramiento de la Dra. Margaret Chan: En la Asamblea se volvió a nombrar a la Dra. Margaret Chan para un segundo mandato de cinco años como Directora General de la OMS con el 98% de los votos de los Estados Miembros. El nuevo mandato de la Dra. Chan comenzará el 1 de julio de 2012 y se prolongará hasta el 30 de junio de 2017. En su discurso de aceptación, la Dra. Chan renovó su compromiso por mejorar la salud de los más vulnerables. Además, dijo que el mayor desafío de los próximos cinco años consistirá en dirigir la OMS de manera que siga ayudando a conservar el impulso sin precedentes hacia una mejor salud que ha marcado el comienzo de este siglo.

Reforma de la OMS: Los Estados Miembros debatieron las propuestas de reforma en tres áreas: programas y establecimiento de prioridades, gobernanza y gestión. Los delegados reafirmaron su apoyo al programa de reformas de la Directora General, reiterando la necesidad de una reforma integral, para que la OMS desempeñe con más eficacia su función de asistencia técnica y normativa y para mejorar la rendición de cuentas y la transparencia. Alentaron a hacer más hincapié en los resultados y en la mejora de la gobernanza. Las propuestas respecto a la mejora de la vigilancia de las actividades de la OMS fueron acogidas con satisfacción.

Los delegados aceptaron en general las cinco categorías propuestas: enfermedades transmisibles, enfermedades no transmisibles, salud a lo largo del ciclo de vida, sistemas de salud, y preparación, vigilancia y respuesta. Los Estados Miembros subrayaron que la OMS debe centrar más la atención en los determinantes sociales, económicos y ambientales de la salud. Los delegados solicitaron a la Secretaría que explicase cómo se dará prioridad a los determinantes de la salud en el próximo proyecto de Programa General de Trabajo de la Organización, que será examinado en las reuniones que mantendrán este año los comités regionales.

Entre las resoluciones y decisiones adoptadas por los Estados Miembros cabe citar las siguientes:

Matrimonios precoces y embarazos en la juventud: Más del 30% de las jóvenes de los países en desarrollo se casan antes de los 18 años, y el 14% antes de alcanzar los 15 años. Muchos delegados pidieron que la OMS siga sensibilizando acerca del problema que suponen los matrimonios precoces y los embarazos de adolescentes y sus consecuencias para las mujeres jóvenes y sus bebés.

Varios Estados Miembros destacaron la necesidad de aplicar leyes y políticas y fortalecer la educación sexual. Algunos países señalaron que no hay una sola medida válida para todo el mundo y que hay que tener en cuenta las normas sociales familiares y comunitarias. La Secretaría confirmó que colaborará con las oficinas regionales para adaptar las directrices a la realidad de la salud pública de cada país.

Emergencias humanitarias: La Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución en la que reafirma el papel fundamental de la salud en la respuesta humanitaria y respalda enérgicamente la función de la OMS como organismo principal del Grupo de Acción Sanitaria Mundial. Se exhorta a los Estados Miembros y los donantes a asignar recursos suficientes para las actividades del sector de la salud durante las emergencias humanitarias y para fortalecer la capacidad de la OMS para ejercer su función como organismo dirigente tanto a nivel mundial como en los países. En la resolución se pide también a la OMS que proporcione a los Estados Miembros y los asociados humanitarios un apoyo previsible en las situaciones de emergencia, coordinando las evaluaciones rápidas, la formulación de estrategias y planes de acción y la vigilancia de la situación sanitaria.

Reglamento Sanitario Internacional: La Asamblea de la Salud examinó el informe anual sobre la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (2005). Los Estados Partes hicieron progresos notables en 2011 en relación con varias capacidades básicas, en especial la vigilancia, la respuesta, los medios de laboratorio y los eventos zoonóticos. La mayoría de las regiones informaron de una capacidad relativamente escasa en materia de recursos humanos y preparación para eventos químicos y radiológicos. Muchos Estados Partes han solicitado o solicitarán una prórroga de dos años respecto a la fecha límite de 2012 para el establecimiento de las capacidades básicas previstas en el RSI. Los delegados hablaron de las dificultades encontradas a la hora de aplicar las medidas relacionadas con los puntos de entrada y de involucrar a partes interesadas no pertenecientes al sector de la salud.

Concentraciones multitudinarias: La Asamblea de la Salud recibió el informe de la Secretaría sobre las “Concentraciones multitudinarias de alcance mundial: implicaciones y oportunidades para la seguridad sanitaria mundial". Dirigieron los debates delegados de zonas que han acogido concentraciones de ese tipo recientemente o de manera regular. Los delegados señalaron la necesidad de compartir las lecciones aprendidas sobre la preparación y la gestión, y los Estados Miembros subrayaron también la necesidad de medidas e intervenciones preventivas eficientes.

Objetivos de Desarrollo del Milenio: Los Estados Miembros aprobaron el informe sobre los progresos y logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud y las metas de salud y los objetivos sanitarios después de 2015. Aunque los progresos se han acelerado en muchos Estados Miembros, hubo que admitir también que queda aún mucho por hacer en los tres años restantes para alcanzar los objetivos.

En un segundo informe acerca de la Comisión de información y rendición de cuentas sobre la salud maternoinfantil, establecida a petición del Secretario General de las Naciones Unidas en el marco de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño, se presentaron 10 recomendaciones tendentes a mejorar la rendición de cuentas en los países y a nivel mundial. Se focaliza la atención en los 75 países que concentran en conjunto más del 95% de todas las defunciones maternas e infantiles que se registran en el mundo. Muchos países y asociados mundiales han asumido compromisos concretos para acelerar las iniciativas hacia el logro de los ODM 4 (reducir la mortalidad infantil) y 5 (mejorar la salud materna).

Enfermedades no transmisibles: La Asamblea de la Salud adoptó varias resoluciones y decisiones sobre las enfermedades no transmisibles (ENT):

  • Los delegados aprobaron la creación de un marco de vigilancia mundial para la prevención y el control de las ENT, incluidos indicadores y un conjunto de metas mundiales. Los Estados Miembros convinieron en adoptar una meta mundial de reducción de un 25% de la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles como enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas, para el año 2025.
  • Otra resolución se centra en el fortalecimiento de las políticas contra las ENT para promover el envejecimiento activo. La resolución insta a los Estados Miembros a que fomenten la participación activa de las personas mayores en la sociedad, propicien un envejecimiento saludable y promuevan el más alto nivel posible de salud y bienestar de las personas mayores atendiendo sus necesidades.
  • La creación de alianzas a nivel nacional y mundial es un componente esencial de la acción multisectorial contra las enfermedades no transmisibles. Los Estados Miembros examinaron las posibles opciones para prevenir las enfermedades no transmisibles mediante medidas que involucren a sectores distintos de la salud a fin de evitar muertes prematuras y reducir la exposición a los factores de riesgo de esas enfermedades, principalmente el consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol, las dietas malsanas y la inactividad física.
  • Los delegados tuvieron conocimiento asimismo de un informe sobre los progresos de la aplicación del plan de acción mundial para la prevención de la ceguera y la discapacidad visual evitables.
  • Los Estados Miembros reconocieron la necesidad de una respuesta integral y coordinada para hacer frente a los trastornos mentales desde los sectores sanitario y social a nivel de los países. Los delegados reconocieron que ello requiere mecanismos tales como programas orientados a reducir la estigmatización y la discriminación, medidas de reinserción de los pacientes en el lugar de trabajo y la sociedad, apoyo a los proveedores de atención y las familias, e inversión en salud mental en los presupuestos de salud.

Territorio palestino ocupado: La Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución sobre la situación sanitaria en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, y en el Golán sirio ocupado. Se reafirmó la necesidad de una cobertura plena de servicios sanitarios, reconociéndose además que la grave escasez de recursos financieros y médicos está obstaculizando el acceso de la población a servicios curativos y preventivos.

Preparación para una gripe pandémica: Los Estados Miembros reconocieron que el marco de preparación para una gripe pandémica (PIP) es un avance crucial para la seguridad sanitaria mundial, fundamentado en las lecciones extraídas de la pandemia de gripe de 2009. Los delegados reconocieron que la industria y otros asociados desempeñan funciones importantes en el desarrollo de las vacunas necesarias contra los brotes.

Los delegados acordaron un reparto del 70% y 30% de los recursos entre la preparación y la respuesta, respectivamente, pero con la intención de revisar esos porcentajes regularmente. Acogieron con satisfacción la función del grupo consultivo del marco, pero hicieron hincapié en la necesidad de obtener recursos adicionales -tanto humanos como financieros- para respaldar la capacidad y el liderazgo de la OMS.

Intensificación de la iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis: Los delegados reconocieron que la erradicación de la poliomielitis se encuentra en un punto inestable entre el éxito y el fracaso, y que para decantarla hacia lo primero es esencial conseguir más financiación. En este sentido, los Estados Miembros declararon que la finalización de la erradicación de la poliomielitis es una emergencia programática para la salud mundial.

Investigación y desarrollo: La Asamblea de la Salud acogió con satisfacción el informe del Grupo consultivo de expertos en investigación y desarrollo: financiación y coordinación, con recomendaciones tendentes a asegurar que se destinen nuevos fondos a la investigación y el desarrollo sanitarios relacionados con las enfermedades que afectan a las poblaciones de los países en desarrollo. La Asamblea adoptó una resolución para celebrar consultas con los Estados Miembros a nivel nacional, regional y mundial a fin de analizar el informe y la viabilidad de las recomendaciones.

Esquistosomiasis: Los delegados adoptaron una resolución para ayudar a los países a evaluar la interrupción de la transmisión y la prevención de la reaparición de la enfermedad en la fase posterior a la eliminación. También hablaron de la necesidad de aplicar una perspectiva de todo el sistema de salud, con la participación de alianzas público-privadas, para garantizar la disponibilidad de fármacos y su desarrollo.

Determinantes sociales de la salud: La Asamblea de la Salud hizo suya la Declaración Política de Río y sus recomendaciones. Aprobó medidas de apoyo a las cinco acciones prioritarias recomendadas en la declaración para abordar los determinantes sociales de la salud. Las medidas propiciarán, entre otras cosas, una mayor colaboración entre las Naciones Unidas y los organismos asociados, y un mayor apoyo a los Estados Miembros para que adopten un criterio inclusivo de "salud para todos”.

Productos médicos de calidad subestándar, espurios, de etiquetado engañoso, falsificados o de imitación: Los delegados aprobaron un proyecto de resolución sobre un nuevo mecanismo de Estados Miembros para la cooperación internacional en materia de productos médicos de calidad subestándar, espurios, de etiquetado engañoso, falsificados o de imitación. Muchos países destacaron la necesidad de reforzar los organismos de reglamentación y el papel decisivo que desempeña la OMS en la mejora de la colaboración regional e internacional entre esos reguladores. Los nuevos canales de distribución, como las ventas por Internet, plantean una amenaza importante y exigen soluciones específicas. Los representantes de las ONG y del sector farmacéutico manifestaron su apoyo a ese mecanismo.

Informes sobre los progresos realizados: Los delegados también recibieron informes sobre los progresos realizados en seis áreas: fortalecimiento de los sistemas de salud; erradicación, prevención y control de enfermedades; salud reproductiva; iniciativas relacionadas con la inocuidad de los alimentos; cambio climático y salud; alianzas y multilingüismo.

La Asamblea Mundial de la Salud se celebra anualmente en Ginebra (Suiza) y es el órgano decisorio de la OMS. A esa Asamblea asisten delegaciones de todos los Estados Miembros de la OMS, y las deliberaciones se centran en un orden del día específico sobre cuestiones sanitarias, elaborado por el Consejo Ejecutivo. Las principales funciones de la Asamblea Mundial de la Salud consisten en determinar las políticas de la Organización, nombrar al Director General en los años de elección, supervisar las políticas financieras, y examinar y aprobar el proyecto de presupuesto por programas.

Para más información ponerse en contacto con:

Fadéla Chaib
Portavoz de la OMS
Tel: +41 22 791 3228
Móvil: +41 79 475 5556
E-mail: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Tarik Jasarevic
Oficial de Comunicaciones, OMS
Tel: +41 22 791 5099
Móvil: +41 79 367 6214
E-mail: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.