Pan American Health Organization | Organización Panamericana de la Salud

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes


Un “uso estratégico” de medicinas para el VIH podría ayudar a concluir la transmisión del virus

Ginebra/Washington, D.C., 18 de julio de 2012- Un mayor uso estratégico de los medicamentos antirretrovirales para el VIH puede reducir significativamente la transmisión del virus, según una propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que será presentada este domingo, durante la XIX Conferencia Internacional de SIDA en Washington, D.C.

“Cada año, más de un millón de personas en países de bajos y medianos ingresos comienzan a tomar medicamentos antirretrovirales”, dijo la doctora Margaret Chan, Directora General de la OMS. “Pero por cada persona que comienza un tratamiento, otras dos se infectan. Un  aumento y un uso estratégico de estas medicinas podría cambiar esta situación radicalmente. Ahora tenemos evidencia de que las mismas medicinas que se utilizan para salvar vidas y mantener sanas a las personas, también pueden disminuir la posibilidad de que se transmita de una persona a otra”, explicó.

En 2011, un estudio amplio multinacional realizado por la Red de Pruebas de Prevención de la Infección por el VIH (HIV Prevention Trials Network) mostró que los antirretrovirales (ARV) cortaban la transmisión de VIH en un 96% en parejas donde uno es VIH-positivo y el otro no está infectado. Otro estudio realizado luego en Sudáfrica reforzó estos resultados.

“Cuando las personas toman antirretrovirales, se reduce la cantidad de VIH en sus cuerpos, lo que hace que tengan menos posibilidad de pasar el virus a otros”, dijo el doctor Gottfried Hirnschall, Director del Departamento de VIH de la OMS. “Si podemos hacer que más gente se trate y su podemos mantenerlos en el tratamiento y reducir los niveles del virus, podemos reducir el número de nuevas personas que son infectadas”, explicó.

Sobre la base de esta evidencia, el asesoramiento de la OMS para un mayor uso estratégico de los antirretrovirales incluye:

  • nuevas directrices para tratar a personas con VIH que tienen parejas no infectadas (parejas “serodiscordantes”), que recomienden que la terapia antirretroviral se ofrezca a la pareja seropositiva al VIH, independientemente de la fuerza de su sistema inmunitario, para reducir la probabilidad de transmisión del VIH a la pareja no infectada. Casi un 50% de las personas que tienen VIH y están en una relación, se estima que tienen parejas no infectadas con VIH. Ruanda y Zambia ya están implementando esta nueva política. Más de una docena de otros países dicen que planean unirse.
  • Una recomendación para considerar modificar los procedimientos actuales para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH (PTMI).  Por ejemplo, Malawi ofrece ahora ARV a todas las embarazadas seropositivas al VIH, independientemente de la fuerza de su sistema inmunitario, y les prescribe dichos medicamentos de por vida. Esto no sólo trata a mujeres con VIH y previene la transmisión a sus lactantes, sino que también puede proteger a sus parejas.
  • La OMS actualmente recomienda que las personas diagnosticadas con VIH comiencen a tomar ARV cuando la fuerza del sistema inmunitario desciende a un recuento de CD4+ de 350 células/mm3 o inferior.  Hay cada vez más evidencia de que la infección por el VIH causa inflamación crónica, lo que aumenta el riesgo de otros problemas de salud, incluidos ciertos tipos de cánceres, cardiopatías y diabetes.  La Organización está ahora examinando estudios recientes que apuntan a los beneficios potenciales a la salud de dar ARV más temprano, antes de que el sistema inmunitario se empiece a debilitar.
  • Dar antirretrovirales a personas con VIH que tienen parejas seronegativas al VIH , a embarazadas y poblaciones de altas riesgo, independientemente de su estado inmunológico, aumentaría el número de personas aptas para tratamiento en países de ingresos bajos y medianos de los actuales 15 millones a 23 millones.   Mientras esto aumentará el costo de proporcionar el tratamiento a corto plazo, los estudios predicen que los beneficios económicos del tratamiento temprano compensarán sustancialmente (y hasta podrían exceder), los costos de los programas en 10 años de inversión.  Este beneficio económico se derivará del hecho de que la fuerza laboral será más saludable y más productiva, y se reducirán los costos del tratamiento y de la atención a los huérfanos. 

    Además de enfoques proyectados de los tratamientos, estudios recientes indican que los antirretrovirales también pueden usarse para proteger a las personas que sean actualmente seronegativas al VIH, pero estén en alto riesgo de contraer la infección.  La OMS está trabajando con varios países donde las epidemias están concentradas en comunidades con alto riesgo de infectarse con VIH, como por ejemplo hombres que tienen relaciones homosexuales y las personas transgénero. 

    En los próximos 12 meses, la OMS compilará un conjunto de recomendaciones nuevas y consolidadas vinculadas al uso de antirretrovirales tanto en el tratamiento como en la prevención de la infección por el VIH. El documento proporcionará a los países orientación clínica, programática y operativa para que puedan hacer el más efectivo uso estratégico de los antirretrovirales.

    "La nueva orientación se construye sobre la ciencia y sobre la experiencia de los países. Informará qué antirretrovirales usar y cuándo usarlos, cómo entregarlos de la mejor manera y cómo tomar opciones estratégicas que tengan el máximo beneficio para las personas, y el máximo impacto sobre la epidemia”, añadió Hirnschall. 

    Durante la Conferencia internacional sobre SIDA, la OMS presentará nuevas orientaciones sobre una variedad de temas, que incluyen directrices sobre servicios de VIH para profesionales del sexo, nuevas recomendaciones sobre el uso de antirretrovirales en ciertas circunstancias para profilaxis preexposición (PrEP) y la prevención de VIH y hepatitis en personas que se inyectan drogas.

    'The strategic use of antiretrovirals to help end the HIV epidemic' está disponible en este enlace.

    Por más información y para arreglar entrevistas, contactar a:

    • (Washington DC) Sarah Russell, +41 79 598 6823, email: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
    • (Geneva) Glenn Thomas, +41 79 509 0677, email: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
 
Fundación de la OPS
Portal de publicaciones

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.