Skip to content

Bookmark and Share


Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y en la mayoría de los países de las Américas, en donde se estima que causan 1,9 millones de muertes al año. Sin embargo, una alta proporción de estas enfermedades se pueden prevenir si se sigue una dieta saludable, se hace ejercicio físico y se evita el consumo de tabaco, entre otras medidas.

Las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular, forman parte de las denominadas enfermedades no transmisibles.

Tres de cada cuatro personas padecen una enfermedad no transmisible en las Américas, unas 4,45 millones de personas mueren al año por causa de alguna de ellas y, de esa cifra, 1,5 millones mueren antes de los 70 años. Las enfermedades cardiovasculares provocan 1,9 millones de muertes al año, el cáncer, 1,1 millones; la diabetes, 260.000; y las enfermedades respiratorias crónicas, 240.000. Todas ellas comparten factores de riesgo como la obesidad, la inactividad física, el tabaquismo y la dieta no saludable, entre otros.

El Día Mundial del Corazón, que se celebra cada 29 de septiembre, este año destaca la situación de mujeres y niños, quienes suelen pasar desapercibidos cuando se habla de enfermedades cardiovasculares. En las Américas, estas enfermedades suelen afectar a hombres y mujeres por igual, aunque las muertes prematuras son más altas entre hombres. El 30% de las muertes prematuras por enfermedades cardiovasculares ocurre en el quintil más pobre, mientras que sólo el 13% corresponde al quintil más rico, según señala el informe Salud en las Américas, de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Para hacer frente a las enfermedades no transmisibles, las autoridades sanitarias de las Américas aprobaron el 20 de septiembre de 2012, una estrategia para la prevención y el control de éstas, que tiene por meta reducir en un 25% la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas para 2025. Se estima que de alcanzar esta meta, fijada por la Asamblea Mundial de la Salud este año, se salvará la vida de unas tres millones de personas en la región.

“El tabaquismo, la obesidad, la inactividad física, los regímenes alimentarios insalubres y el consumo nocivo de alcohol sólo se pueden abordar mediante políticas públicas que concierten acciones de varios sectores, como la producción de alimentos, el transporte, la educación, la planificación urbana, el comercio y el sector legislativo, actuando de forma sincronizada con el sector privado, los medios de comunicación, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil", afirmó la doctora Mirta Roses, Directora de la OPS, durante la 28ª Conferencia Sanitaria Panamericana, en la que se aprobó esta resolución.

Con esta estrategia, los países de las Américas se han comprometido, priorizar las enfermedades no transmisibles e incorporarlas a las políticas de salud y de desarrollo; establecer mecanismos multisectoriales para promover el diálogo y las asociaciones entre gobiernos y sectores no gubernamentales; y fortalecer las medidas que tiendan a reducir los factores de riesgo y mejorar la cobertura de la atención.

Esta decisión llegó un año después de la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre Enfermedades No Transmisibles, donde los Jefes de Estado de todo el mundo se comprometieron a combatir estas enfermedades, a las que calificó de ser “uno de los mayores desafíos para el desarrollo del siglo XXI”.

En el mundo, las enfermedades cardiovasculares son las más mortíferas del mundo, ya que anualmente se cobran 17,3 millones de vidas. Se estima que para 2030 casi 23.6 millones de personas pueden morir por una de estas afecciones.

El Día Mundial del Corazón busca dar a conocer maneras para reducir al mínimo los factores de riesgo, como por ejemplo mantener el peso corporal controlado y hacer ejercicio regularmente. En colaboración con la Organización Mundial de la Salud, la Federación Mundial del Corazón organiza en más de 100 países actos como controles de salud, caminatas organizadas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas públicas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos.

Este año, la OPS cumple 110 años y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente americano para mejorar la salud y la calidad de la vida de las personas de las Américas y actúa como la Oficina Regional para las Américas de la OMS.

Enlaces:

Última actualización el Lunes 01 de Octubre de 2012 12:07

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.