Skip to content


Washington, D.C., 9 de noviembre de 2012 (OPS/OMS)- Tres programas gubernamentales contra la malaria de Brasil, Ecuador y Paraguay fueron reconocidos como “Campeones contra el Paludismo en las Américas 2012”, este 8 de noviembre, por el éxito que alcanzaron en reducir la carga de la enfermedad mediante mejoras en el diagnóstico, tratamiento y vigilancia.

Los ganadores fueron presentados en la celebración del Día del Paludismo en las Américas en la sede de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).El premio principal del Campeón contra el Paludismo en las Américas se otorgó al Programa Nacional de Control del Paludismo de Paraguay, que ha reducido la carga de la malaria al enfocarse en la eliminación de la transmisión local y en el uso de modelos sistemáticos para testeo, tratamiento y vigilancia de casos de malaria que enfatiza la actuación de los voluntarios comunitarios, supervisión estratégica, apoyo del personal, asegurar los servicios de calidad, y el efectivo uso de los recursos locales.

El Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (SENEPA) que lleva adelante este programa está geográficamente descentralizado en 18 zonas y 40 sectores, con lo que se cubre efectivamente a todos los departamentos y distritos. Su sistema de vigilancia consiste en una red de 4.868 voluntarios que trabajan en coordinación con las unidades de información locales para asegurar una detección a tiempo de los casos sospechosos. En 2011, el número de casos de malaria reportados en Paraguay se redujo un 99% comparado con 2002. La última muerte por malaria en el país se reportó en 1989.

Otros dos programas también nombrados como Campeones contra el Paludismo 2012. El Departamento de Salud del Estado de Acre, Brasil, fue reconocido por su programa integrado de control de malaria, que ha ayudado a reducir los casos de malaria de 140,2 por 1.000 habitantes en 2006 a 30,8 por 1000 habitantes en 2011.

El programa Control y Vigilancia de la Enfermedad de Malaria, de Ecuador, también fue destacado por ayudar a reducir la incidencia de la malaria en un 70% en los últimos dos años, a través de sus esfuerzos para fortalecer el diagnóstico, tratamiento y el seguimiento de los casos, y para eliminar la transmisión local donde es posible.

“Queremos que los países de las Américas sigan mejorando en reducir casos de malaria y de muertes por esta enfermedad”, dijo la doctora Mirta Roses Periago, Directora de la OPS/OMS. Recordó que la región se comprometió a reducir las muertes por malaria, implementar esfuerzos para eliminar la enfermedad donde es posible, revertir las tendencias en los países que aumentaron los casos y prevenir su reintroducción en países declarados libres.

“Todos ellos son fuertes compromisos, especialmente porque cuando las cosas mejoran significativamente, suele haber una tendencia a reducir la velocidad, a pensar que ya se hizo suficiente y a creer que la batalla está ganada. También a veces las decisiones y prioridades que establecemos ponen en desventaja a quienes obtuvieron grandes logros, en lugar de reconocerlos por su buen trabajo”, añadió la doctora Roses. “En muchos casos, cuando reducimos la carga de la malaria, los fondos y recursos para estos programas disminuyen, lo cual es un error especialmente si nuestra meta es eliminar la transmisión local de la malaria”, subrayó.

Los países de las Américas han reducido significativamente su carga de malaria en la última década. El número de casos de paludismo en la región bajó un 59% entre 2000 y 2011, y las muertes vinculadas a la malaria se redujeron un 70%. Pese a estos logros, la transmisión de la malaria persiste en 21 países, y alrededor de 23 millones de personas en las Américas viven en riesgo de contraer la enfermedad. Los expertos en paludismo advierten que los países que han logrado bajar la carga de malaria enfrentan el riesgo de ver reducido el respaldo y compromiso de sus socios y aliados para mantener el combate a esta enfermedad.

En un panel organizado por el Día del Paludismo en las Américas, los participantes comentaron que en la última década aumentó el apoyo a los esfuerzos de prevención, como las redes tratadas con insecticida duraderas y el rociamiento de interiores con insecticida de acción residual. Sin embargo, se ha prestado menos atención a la necesidad de expandir el test de diagnóstico, el tratamiento y la vigilancia. Los expertos sostuvieron que estas tres áreas son críticas para lograr una reducción de la carga de esta enfermedad en la región y en el mundo.

“Destacar estos tres ejemplos de buenas prácticas en Brasil, Ecuador y Paraguay es una manera de llevar las mejoras a otros países. Que estas mejores prácticas se repliquen en otras partes del mundo es la mejor recompensa posible”, destacó el Director Adjunto de la OPS/OMS. “Si se hace bien, como nuestros campeones, la eliminación de la transmisión local de la malaria en muchas áreas puede suceder y sucederá”, subrayó. La Subdirectora de la OPS, doctora Socorro Gross llamó a proteger los logros alcanzados y continuar invirtiendo en el combate de esta enfermedad para lograr la eliminación de la malaria.

De acuerdo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el objetivo formulado por la Asamblea Mundial de la Salud, la carga del paludismo debería reducirse al menos un 75% para 2015. A través de su iniciativa T3 (Testee. Trate. Vigile), la OPS/OMS llama a socios, donantes y a los países endémicos de malaria a aumentar sustancialmente la inversión en la capacidad de testear, tratar y vigilar, en la cobertura y en la infraestructura.

La OPS/OMS también apoya los esfuerzos contra la malaria de los países miembros en coordinación con la Iniciativa contra la Malaria en la Amazonía (AMI) y la Red Amazónica de Vigilancia de la Resistencia a los Antimaláricos (RAVREDA), que han recibido el respaldo financiero de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID es su sigla en inglés) desde 2001. Este año, la OPS/OMS ha firmado un nuevo acuerdo con USAID para continuar apoyando a AMI/RAVDREDA y para asegurar la cooperación técnica que ayuda a los países a seguir reduciendo la carga de la malaria. El Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria también ha apoyado a varios países miembros de la OPS en las áreas del diagnóstico de microscopia, pruebas rápidas de diagnóstico, introducción del tratamiento combinado con artemisinina (TCA), y mejoramiento de la vigilancia de la malaria. 

El Día del Paludismo en las Américas se lanzó en 2007 y busca llamar la atención sobre esta enfermedad, construir compromiso y movilizar acciones para lograr las metas de reducción de la malaria a nivel comunal, de país y regional. El Programa “Campeones del Paludismo en las Américas”, lanzado en 2008, pretende identificar, celebrar e inspirar la continuidad de la excelencia en el trabajo contra esta enfermedad que se realiza en los países de la región. Ambas iniciativas son organizadas cada año por la OPS/OMS, la Fundación Panamericana para la Educación y el Desarrollo (PAHEF es su sigla en inglés), y el Centro para la Salud Mundial de la Universidad de George Washington.

Este año, la OPS cumple 110 años y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente americano para mejorar la salud y la calidad de la vida de las personas de las Américas y actúa como la Oficina Regional para las Américas de la OMS.

 

Enlaces:



Contactos:

Leticia Linn, linnl@paho.org, Tel. + 202 974 3440, Móvil +1 202 701 4005, Donna Eberwine-Villagran, eberwind@paho.org, Tel. +1 202 974 3122, Móvil  +1 202 316 5469, Sebastián Oliel, oliels@paho.org, Tel. +1 202 974 3459, Móvil: 202 316 5679, Gestión del Conocimiento y Comunicaciones, OPS/OMS – www.paho.org

Última actualización el Jueves 08 de Noviembre de 2012 21:00

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.