Skip to content



Dos meses después de que su esposo murió de SIDA, Maripaz Callejas fue diagnosticada con VIH. Un médico le dijo que moriría en menos de cinco años.

En El Salvador, el país de origen de Maripaz, se registran muchas infecciones nuevas por VIH como consecuencia de las relaciones sexuales sin protección en las parejas que están casadas o que viven juntas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hasta la mitad de las personas VIH-positivas que están en una relación de pareja a largo plazo, tienen un compañero seronegativo. A estas parejas se las denomina serodiscordantes. Se calcula que la mitad de las personas infectadas por el VIH no saben que lo están y, al igual que Maripaz, muchas personas que se encuentran en una relación de pareja no conocen la situación de su compañero o compañera.


OPS/Kathya Jovel

Parejas deben hacerse juntas el examen 

Por esa razón, la OMS recomienda que los integrantes de una pareja se hagan juntos el examen para detectar el VIH, así como también reciban asesoramiento. Someterse voluntariamente a la prueba de detección del VIH y recibir asesoramiento como pareja, implica que ambos se hacen la prueba juntos, obtienen los resultados y conversan sobre su situación con el apoyo de un consejero. De esta manera, pueden examinar juntos una amplia gama de opciones para la prevención, el tratamiento y el apoyo, y tomar una decisión conjunta.

Maripaz ahora está casada con Moisés Marinero. Moisés sabía desde el principio que Maripaz era HIV-positiva. Inicialmente, ella no quería comenzar una nueva relación, pero un consejero le dijo que podía tener relaciones sexuales sin peligro si siempre usaba condón. Maripaz toma medicamentos antirretrovirales contra el VIH desde el 2002. En la actualidad, Maripaz sigue sana y Moisés sigue siendo seronegativo.

Maripaz tuvo la fortuna de que Moisés comprendiera su situación y que supiera cómo protegerse.

Viviendo juntos como una pareja serodiscordante 


CDC Zambia/Karrin Parker

La vida fue más dura, al principio, para Godfrey y Paulina Mtonga, de Lusaka (Zambia). Llevan 32 años de casados, tienen 11 hijos y ocho nietos. En 1994 se sometieron juntos a la pruebas de detección del VIH. Godfrey era VIH-positivo, en tanto que Paulina era seronegativa.

“La primera semana fue muy difícil para nosotros”, recuerda Godfrey. “El consejero vino a vernos al día siguiente”, comentó. El consejero siguió viniendo y la pareja decidió permanecer junta. Siguieron teniendo relaciones sexuales, usando condones que conseguían en un consultorio cercano. Godfrey comenzó a el tratamiento antirretroviral en el 2002. Paulina sigue siendo seronegativa.

Godfrey Mtonga aconseja a todos que se hagan la prueba. “Si les da positivo, sigan queriéndose y tomen los medicamentos puntualmente. Nosotros hemos vivido como pareja serodiscordante durante los últimos 18 años porque nos apoyamos”, afirmó.

En algunos países, como Kenya, Rwanda, Tailandia y Zambia, ya se han introducido las pruebas de detección del VIH y la orientación para parejas a fin de ayudarles a apoyarse mutuamente. Las pruebas para parejas pueden ofrecerse como parte de la atención del embarazo o de otros servicios de salud, a domicilio y como parte de las pruebas que se ofrecen en la comunidad, así como en los lugares donde se ofrecen pruebas voluntarias y asesoramiento.

Nuevos lineamientos para diagnóstico de VIH en parejas y para asesoramiento

Además del uso correcto y sistemático de condones, los consejeros pueden recomendar que la persona seropositiva tome antirretrovirales, independientemente de su estado inmunitario. Se ha comprobado que, de esta forma, el miembro seropositivo de la pareja puede permanecer sano más tiempo y se reduce el riesgo de que puedan transmitir el virus a quien aman. Este hallazgo llevó a la OMS a que en abril del 2012 emitiera nuevas directrices para las pruebas de detección del VIH y para el asesoramiento de las parejas, incluido el uso de antirretrovirales para el tratamiento y la prevención en parejas serodiscordantes.

Además de Zambia, que ha recomendado desde el 2010 el uso temprano de antirretrovíricos en quien sea positivo dentro de la pareja serodiscordante, en la actualidad otros países, como Canadá, China, Kenya y muchos de Europa occidental, recomiendan o están considerando el uso de antirretrovíricos para reducir la transmisión del VIH en las parejas serodiscordantes.

Última actualización el Jueves 11 de Julio de 2013 13:46

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.