Skip to content



Las políticas salariales: su función como instrumento de la mejoría en la prestación de servicos de salud

Expertos  se reunen en San José, Costa Rica, del 3 al 5 de diciembre del 2012 para discutir y hacer una aproximación y sistematización de la situación en el ámbito regional del estado de las políticas salariales en el sector salud, así como identificar bases para el establecimiento de una agenda de cooperación técnica. 

Como parte de los esfuerzos realizados en la Región de las Américas por avanzar en los procesos de desprecarización y garantizar condiciones de trabajo adecuadas de los trabajadores de la salud, se considera de suma importancia las iniciativas tendientes a garantizar la estabilidad laboral así como las condiciones adecuadas de remuneración. En este sentido se ha colaborado con los países en el desarrollo de las iniciativas de carrera sanitaria, para garantizar la estabilidad laboral, el desarrollo del personal y la calidad de las prestaciones acorde con  el modelo de atención y el desarrollo de los sistemas de salud.

Asimismo, se considera un elemento central en estas iniciativas -o independientemente de ellas cuando existen carreras de administración pública-, el desarrollo de políticas salariales que garanticen condiciones de vida y de calidad del trabajo. Estas son la base para garantizar la competitividad salarial, la retención del personal y la productividad laboral así como la motivación y el compromiso de los trabajadores de la salud. En la mayoría de los países de la Región se observa que no existen políticas salariales claras que sean coherentes con el modelo de atención y los retos que enfrentan los servicios tanto en los ministerios de salud como en los seguros sociales.

Generalmente, los procesos de negociación salarial se dan sobre la base de los acuerdos históricos y las conquistas alcanzadas por los diversos colectivos de trabajo mediante las convenciones colectivas y/o acuerdos excepcionales de los diversos grupos de profesionales y trabajadores. Son pocos los países que definen políticas salariales con sus respectivos sistemas de incentivos vinculados al desarrollo del modelo de prestación de servicios y las prioridades del mismo.
Por otra parte, el análisis de la composición salarial nos permite visualizar las distorsiones existentes, en donde entre el 30/40% lo constituye el salario de base y el 60/70% está conformado por los beneficios, los mal llamados incentivos (beneficios) y el producto de los incrementos de convenciones colectivas, acuerdos y leyes específicas de las profesiones.

Más allá de las consideraciones éticas acerca del trabajo en salud, el salario constituye el centro de las relaciones de intercambio entre los profesionales, técnicos y trabajadores de salud en general con las organizaciones de salud. Todas las personas dentro de las organizaciones de salud ofrecen su tiempo y su fuerza y a cambio reciben dinero, lo cual representa el intercambio de una equivalencia entre derechos y responsabilidades reciprocas entre el empleado y el empleador.

  • Desde los trabajadores de la salud el salario representa una transacción compleja, ya que cuando una persona acepta un cargo, se compromete a una rutina diaria, a un patrón de actividades y producción, y una amplia gama de relaciones interpersonales dentro de una organización, por lo cual recibe un salario.
  • Para las organizaciones los salarios son a la vez un costo y una inversión. Es costo porque los salarios se reflejan en el costo de la prestación de salud sea del tipo que sea o del servicio final cuando se calcula de manera agregada todas las prestaciones a un usuario de los servicios de salud. Pero también es inversión, porque representa la utilización del dinero en un factor de producción con fines sociales. El trabajo como un intento por conseguir un objetivo social mayor que es la salud de la población.
  • La participación de los salarios en el valor del servicio depende, obviamente del tipo de actividad de la organización, ya que no tiene el mismo valor la consulta médica especializada que la atención secretarial en la admisión del servicio. Cuanto más automatizada sea la producción (tecnología de capital intensiva), menor será la participación de los salarios y los costos de producción. En cualquiera de estos dos casos, los salarios siempre representan para la empresa un respetable volumen de dinero que debe ser muy bien administrado.
  • Para la sociedad, es el medio de subsistir de una gran parte de la población- en donde el trabajo en salud representa entre el 5 al 7 % de la PEA-. La mayor parte de la población vive del salario.
  • Para la estructura económica del país, ya que el salario es el elemento esencial del contrato de trabajo, y siendo el contrato de trabajo uno de los ejes de la economía actual-, un factor condicionante a la estructura misma de la sociedad. Siendo entonces un factor central las políticas de protección y asalariamiento promovida por los países.


Con el fin de atraer y retener el personal necesario para la organización, los empleadores deben considerar que la compensación ofrecida sea la más equitativa posible, con relación a los conocimientos y experiencias al servicio de las organizaciones. Esta consideración al mismo tiempo debe ser compartida con los trabajadores, ya que mientras mas discrepancia existe más ingobernable se hace el sistema de gestión.

Por otra parte, la existencia de una política salarial en el marco de las organizaciones de salud y fundamentalmente vinculadas al desarrollo de la organización para alinearla al modelo de atención es de suma importancia. Esta estrategia se expresa en la existencia de incentivos independientemente de la garantía del salario digno expresado en un “piso salarial”. El margen que exista en el salario, será la base para poder contar con “márgenes de gestión” acordes con los requerimientos de los servicios. La existencia de salarios históricos atenta contra esta posibilidad, por lo cual se hace estratégico contar con políticas claras al respecto.

La no existencia de políticas claras así como la falta de mecanismos explícitos de negociación desde las unidades estratégicas de recursos humanos atenta contra el sistema salarial. Esto se ve agravado cuando la discusión se establece a partir del interés específico de grupos de trabajadores que acumulan mas poder en el ámbito institucional. Este es el caso de las especialidades y tecnologías críticas que presionan por mayor salario y condiciones de trabajo excepcionales. La existencia de mecanismos de negociación y mesas de diálogo permanente con los representantes de los trabajadores garantiza la construcción de una agenda común de trabajo que reduce la conflictividad del sector.

Es para el Área de Fortalecimiento de Servicios de Salud basados en la Atención Primaria de la Salud un tema central para viabilizar el desarrollo de los servicios de salud y la calidad de las prestaciones de salud, colaborar en el desarrollo de estrategias y cooperación en esta área.

La finalidad de esta primera reunión de expertos a realizar del 3 al 5 de diciembre de 2012 una primera aproximación y sistematización de la situación en el ámbito regional  como base para el establecimiento de una agenda de cooperación técnica.

Participantes

 

  • Elena Clavel, Directora General del Sistema Nacional Integrado de Salud
  • Gabriela Pradere, Directora de la División Desarrollo de Recursos Humanos del SNIS
  • Benjamín Puertas, Asesor Subregional de Recursos Humanos para la Salud de OPS
  • Manuel Núñez, ex Director de Recursos Humanos del Ministerio de Salud del Perú, Asesor de RRHH ORAS
  • Rodolfo Levin Ex Director de RRHH de ASSE y Docente Universitario
  • Luís Rivera, Director de Recursos Humanos de la Caja Costarricense de Seguro Social de Costa Rica
  • Luís Fernando  Gerente de Administración de la CCSS
  • Gustavo Picado, Gerente Financiero de la CCSS
  • Marta Novick, Subsecretaria de Estudios Técnicos Laborales, Ministerio del Trabajo Argentina
  • Arnaldo Medina, Director Ejecutivo, Hospital El Cruce
  • Carlos Rosales OPS/OMS
  • Hernán Luque, OPS/OMS
  • Oscar Rodriguez, Secretario Subregional de ISP para Centro America
  • Rodrigo López, Presidente ANPE
  • liane Puentes de Mendonça, Secretario Ejecutivo de la Mesa Nacional de Negociación SUS Secretaría Permanente de Gestión del Trabajo y Educación en Salud (SGTES / MS), Brasil

 

 Enalces realacionados


 

 

 

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.