Skip to content

Bookmark and Share



La región de las Américas ha reducido la incidencia, prevalencia y mortalidad por tuberculosis a más de la mitad de la estimada en 1990

Londres/Ginebra, 23 de octubre de 2013 (OMS) – El tratamiento de la tuberculosis ha salvado las vidas de más de 22 millones de personas en el mundo, según el informe mundial de tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado este 23 de octubre. El informe revela también que el número de personas con tuberculosis descendió en 2012 a 8,6 millones, mientras que las muertes a nivel mundial por esta enfermedad también se redujeron a 1,3 millones.

Estos nuevos datos confirman que el mundo está en camino de alcanzar las metas establecidas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas de reducir la incidencia de la tuberculosis, así como reducir la mortalidad en un 50% para 2015 (comparado con 1990). Un suplemento especial, Cuenta regresiva a 2015 (Countdown to 2015), brinda información sobre los progresos para alcanzar estas metas. Detalla si las regiones y los países con una alta carga de tuberculosis están encaminados a cumplir o no con estos objetivos, y lo que se puede hacer para acelerar su alcance.

Según el informe mundial, la región de las Américas tiene la carga más baja de tuberculosis entre las seis regiones de la OMS y ha cumplido anticipadamente con las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en tanto ha reducido la incidencia, prevalencia y mortalidad por tuberculosis a más de la mitad de la estimada en 1990. Se considera que varios países están ya en posición de ir hacia la eliminación de esta enfermedad. De acuerdo a este informe, en las Américas se han notificado unos 220 mil casos de tuberculosis a 2012, un 16% de los cuales son pacientes co-infectado con el  VIH. La mortalidad por esta enfermedad aún cobra la vida de 20 mil enfermos, en su mayoría concentrados en las poblaciones más vulnerables que viven en zonas urbanas.

Pese a que los países de las Américas han hecho grandes progresos en el manejo de los casos de tuberculosis y VIH, así como también en el tratamiento de la tuberculosis multirresistente, se estima que todavía hay 60 mil casos nuevos de tuberculosis que no son diagnosticados, la mayoría de ellos en zonas urbanas.

Con la mira puesta en la agenda de desarrollo posterior a 2015, la Organización Panamericana de la Salud, oficina regional para las Américas de la OMS, está implementando ya una iniciativa  para el control de la tuberculosis en las grandes ciudades de América Latina y el Caribe, con un abordaje integral de la salud, según las necesidades de las comunidades más vulnerables, que incluyen acciones en educación, trabajo, desarrollo urbano, protección social  y salud.

Desafíos claves  
 
El informe mundial subraya la necesidad de dar un salto en la atención y el control de la tuberculosis que sólo se puede alcanzar si dos desafíos mayores son abordados:

  • Cerca de 3 millones de personas (es decir, una de cada tres personas enfermas) no son captadas por los sistemas de salud
  • La respuesta de testeo y tratamiento a quienes están afectados por la tuberculosis multirresistente aún no es adecuada

La falta de recursos suficientes para la tuberculosis está en el corazón de ambos desafíos. Los programas de tuberculosis no tienen la capacidad de encontrar y tratar a las personas que son “difíciles de alcanzar”, muchas veces fuera de los sistemas de salud estatales o formales. Algunos problemas en la cadena de la tuberculosis (detección, tratamiento y atención) llevan a que estas personas no sean captadas por el sistema.

“Los tratamientos de calidad para la tuberculosis dirigidos a millones de personas en el mundo, han reducido las muertes por esta enfermedad”, dijo Mario Raviglione, Director de la OMS del Programa Mundial de la Tuberculosis. “Pero todavía demasiadas personas se están perdiendo de esta atención y están sufriendo los resultados. No son diagnosticados, o tratados, o se desconoce la calidad de la atención que reciben”, añadió. La OMS estima que el 75% de los 3 millones de casos no notificados se concentran en 12 países.

Sobre el segundo desafío, el problema en el abordaje de la tuberculosis multirresistente es que todavía faltan partes en la cadena, sugiere el reporte. La OMS estima que 450 mil personas enfermaron de tuberculosis multirresistente sólo en 2012. China, India y Rusia tienen la carga más alta, seguidos por 24 países.

Mientras el número de personas detectadas con diagnósticos rápidos aumentó un 40% a 94 mil en 2012, tres de cada cuatro casos de tuberculosis multirrestistente todavía no tienen diagnóstico. Más preocupante aún, cerca de 16 mil casos de este tipo de tuberculosis reportados en 2012 no recibían tratamiento, con largas listas de espera que crecientemente se están convirtiendo en un problema. Además, muchos países no están alcanzando elevadas tasas de cura por la falta de capacitación en el servicio médico y por la escasez de recursos humanos.
 
"La demanda no atendida de una respuesta total y de calidad a la tuberculosis multirresistente es una crisis real de salud pública," dije Raviglione. "Es inadmisible que el aumento en el acceso al diagnóstico no esté a la par de un aumento en el acceso a la atención de la tuberculosis multirresistente. Tenemos pacientes diagnosticados pero no suficientes suministros de medicamentos o personas capacitadas para tratarlos. Se ha dado la alerta sobre la resistencia a los antimicrobianos; ahora es el momento de actuar para detener a esta tuberculosis".  

Otro desafío identificado en el informe se vincula con la co-epidemia de tuberculosis y VIH. Mientras en la última década hubo un progreso significativo en aumentar el tratamiento antirretroviral para pacientes con tuberculosis que viven con VIH, menos del 60% estaban recibiendo antirretrovirales en 2012. Esto debe mejorar, subraya el informe.

Cinco acciones prioritarias

El informe de la OMS recomienda cinco acciones prioritarias que pueden hacer una diferencia  para 2015:

  1. Alcanzar a los 3 millones de casos de tuberculosis no notificados en los sistemas nacionales, a través de expandir el acceso a los servicios de testeo y atención de calidad en todos los proveedores, incluyendo hospitales y organizaciones no gubernamentales que trabajan con las poblaciones en riesgo.
  2. Abordar con urgencia la crisis de la tuberculosis multirresistente. No testear ni atender a quienes tienen tuberculosis multirresistente conlleva un riesgo de salud pública y trae graves consecuencias para los afectados. Se necesita un compromiso político al más alto nivel, financiación adecuada y una creciente cooperación para resolver los problemas en el acceso a los medicamentos y en dar capacitación para brindar una atención de calidad.
  3. Intensificar y construir sobre los logros alcanzados en tuberculosis y VIH para llegar lo más cerca posible a una cobertura total de la terapia antirretroviral a quienes tienen esta co-infección.
  4. Aumentar la financiación nacional e internacional para reducir las brechas, actualmente estimadas en cerca de US$ 2 mil millones por año, para dar una respuesta efectiva a la tuberculosis en países de bajo y medianos ingresos. Una reposición total del Fondo Mundial es esencial, ya que la mayoría de estos países dependen en gran medida de las donaciones internacionales y es este fondo el que brinda cerca del 75% de los recursos financieros a estos países.
  5. Acelerar la incorporación de nuevas herramientas, a través de la transferencia de tecnología e investigación para asegurar que los países y las comunidades que están en mayor riesgo se beneficien de estas innovaciones.


"El informe Mundial de Control de Tuberculosis de la OMS destaca las ganancias muy grandes que el mundo ha hecho en la lucha contra esta enfermedad ", indicó Osamu Kunii, Director de la Estrategia, Inversión y División de Repercusión del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria.  "Ahora estamos en un momento crucial en el que no podemos perder estos logros. Necesitamos el compromiso de la comunidad internacional para abordar estas brechas financieras significativas para combatir esta enfermedad", subrayó.   

El informe se basa principalmente en los datos proporcionados por los Estados Miembros de la OMS. En 2013 los datos fueron notificados por 178 Estados de Miembros y un total de 197 países y territorios que tienen conjuntamente más de 99% de casos de tuberculosis del mundo.  

Enlaces


Contacto:
En Ginebra: Glenn Thomas, Communications Officer:  tel +41 22 791 3983, mob +41 79 509 0677, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla ; Tarik Jasarevic, Communications Officer: tel +41 22 791 5099, mob +41 793 676 214, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
En Washington, D.C.: Leticia Linn, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Tel. + 202 974 3440, Móvil +1 202 701 4005, Donna Eberwine-Villagran, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Tel. +1 202 974 3122, Móvil  +1 202 316 5469, Sebastián Oliel, Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Tel. +1 202 974 3459, Móvil: 202 316 5679, Gestión del Conocimiento y Comunicaciones, OPS/OMS – www.paho.org

Leticia Linn
Media Relations/KMC
Tel: 202-974-3440
Cel: 202-701-4005
Email: Esta dirección electrónica está protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
PAHO/WHO

Última actualización el Lunes 03 de Febrero de 2014 16:57

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.