Skip to content

Bookmark and Share

Array ( [0] => D:\Apache\htdocs\hq\libraries\joomla\html\parameter\element )

En una serie de videos realizados por la OPS/OMS, mujeres en recuperación cuentan su historia con el fin de romper mitos y generar conciencia sobre la enfermedad

Washington, DC, 6 de febrero de 2014 (OPS/OMS).- En una serie de videos realizados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas, mujeres de la región en recuperación cuentan su historia con el fin de romper mitos y generar conciencia sobre la enfermedad.

Los testimonios de estas mujeres que forman parte del proyecto Confesiones fueron recogidos en junio de 2013 entre pacientes que reciben atención y tratamiento gratuitos en el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) de México, y apoyo social a través de diversas actividades educativas y recreativas en el Centro de Apoyo para la Atención Integral (CAI) del INCAN.

Irene Albarrán, Guadalupe del Río, Martha Alida Ramírez Solórzano y Marisela Ayala cuentan con una cobertura del Estado mexicano conocida como Seguro Popular y con su fondo para gastos catastróficos que las protege contra enfermedades caras como el cáncer de mama, lo cual quiebra barreras de acceso al tratamiento, mejorando las consecuencias del cáncer.

Irene dice que no sabía “nada” sobre el cáncer de ovario cuando la diagnosticaron. Guadalupe recuerda que nunca imaginó que podía llegar a tener cáncer de mama. Para Martha Alida, la recaída fue el momento más difícil, mientras que Marisela describe a la enfermedad como “un bache en la vida al cual te caes, pero sales adelante”.

Confesiones busca también contribuir a que más mujeres en las Américas lleguen tempranamente a un diagnóstico y a un tratamiento que incremente sus posibilidades de curarse.

El cáncer de mama y el cervicouterino son las principales causas de muerte por cáncer entre las mujeres de las Américas. Cada año, 400.000 son diagnósticas y 120.000 fallecen. Se estima que los nuevos casos aumentarían un 70% para 2030. Si son diagnosticados en forma temprana ambos tipos son curables.

Guadalupe cuenta que antes tenía la idea de que si le diagnosticaban cáncer iba a morirse, pero el médico borró esos conceptos cuando le dijo que había sido detectado a tiempo y que no habría problemas. Por su parte, Marisela se siente orgullosa de poder ayudar a otras mujeres con cáncer que ingresan al INCAN y asegura que al contar su historia muchas le preguntan con sorpresa: “¿Tu estuviste enferma?” “¿Tu tuviste cáncer?”

“Aunque nos espantemos hay que ir a un oncólogo”, asegura Martha Alida, mientras que Irene lanza un mensaje al finalizar su entrevista: “no tengan miedo”.

Conozca aquí las historias de estas mujeres y la del CAI:

Última actualización el Viernes 07 de Febrero de 2014 08:51

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.