Skip to content



NEWS. In Memorium

Dr. Charles L. Williams, former PAHO Deputy Director

We were saddened to learn of the recent passing of Dr. Charles L. Williams, Jr., who served as PAHO’s Deputy Director from 1967 to 1979. Dr. Williams had a long and distinguished career of public health service to the United States as well as other countries, especially in the Americas.

Dr. Williams spent 26 years in the U.S. Public Health Service, working as an epidemiologist, researcher and administrator for both domestic and international programs. His posts included Deputy Chief of the Public Health Division of ICA (now USAID); Chief of the Office of International Research at the National Institutes of Health (NIH); and Associate Director, Deputy Director, and Director of the Office of International Health of the U.S. Surgeon General. He also served as Chief of the AID Mission to Peru and represented the United States at many international health conferences.

At PAHO, Dr. Williams served as Deputy Director alongside PAHO’s first two Latin American directors, Dr. Abraham Horwitz of Chile, and Dr. Héctor Acuña of Mexico, at a time when the organization’s budget, staff and work were expanding. Drawing on his experience, knowledge and contacts, Dr. Williams provided important leadership that helped position PAHO as a major contributor to health and development in the Americas. 

During PAHO’s centennial celebration in 2002, Dr. Williams observed: “The centennial is a very important historical moment, a significant birthday of this organization, which has served the Americas well for 100 years. The people that work for PAHO are a perfectly tremendous and magnificent resource. We always had a terrific group of people working here. What is going to make PAHO move in the future has got to be the people, the staff that work here, the leadership that the organization has.”

Dr. Williams studied medicine at Tulane University and public health at the University of Michigan. He was a fellow of the American Public Health Association and a member of the American Society of Tropical Diseases and Hygiene.

He is survived by two daughters, Ellen C. Williams and Katherine W. Wineberg, as well as five grandchildren and four great-grandchildren. He is remembered with fondness and respect by all of us who knew him.

 

Dr. Mirta Roses Periago
Director, Pan American Health Organization

Walter "Bill" Umstead, ex jefe de Compras de la OPS

Recientemente recibimos la triste noticia de que Walter "Bill" Umstead falleció el 7 de noviembre, a los 82 años. Bill trabajó durante 15 años como jefe de Compras en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde 1976 hasta 1991. Todos los que colaboraron con él lo recuerdan con gran respeto y cariño por su compromiso y capacidad, su equidad como gerente y su dedicación al desarrollo profesional del personal a su cargo. Los colegas recuerdan que consideraba las equivocaciones como oportunidades de aprendizaje y que alentaba a sus empleados a desarrollar sus aptitudes y conocimientos, premiando el buen desempeño al promover al personal internamente. Entre sus muchas contribuciones duraderas se destaca su papel fundamental en la creación del Fondo Rotatorio de la OPS para la Compra de Vacunas e Insumos Conexos.

Bill fue un excelente jefe de Compras no solo en las circunstancias normales sino también en las excepcionales. Desempeñó un papel sumamente importante tras el golpe de estado de 1991 en Haití, cuando un embargo internacional dejó a la OPS como la única fuente de combustible importado legalmente en ese país. Fue responsabilidad de Bill contratar los buques cisterna y organizar la transferencia y la distribución segura del combustible a los beneficiarios autorizados en todo Haití. También se convirtió en el administrador de los vuelos humanitarios, los únicos permitidos en la fase final del embargo. Su compromiso firme con los procedimientos operativos flexibles en las emergencias y la delegación apropiada de autoridad fueron fundamentales para satisfacer las necesidades humanitarias durante esta crisis y otras similares.

Tengo un recuerdo muy personal que muestra el compromiso y la participación personal de Bill para resolver los retos de compras. En 1987, recibimos una llamada urgente en la Representación de la OPS en Santo Domingo, República Dominicana. El Centro Antirrábico Nacional del Ministerio de Salud había sido contactado por un consultorio rural en Yamasa, Monte Plata -lejos de la capital- para informar que una bebé de 9 meses había sido mordida en la cara por una mangosta salvaje y estaba siendo transportada en un helicóptero militar a Santo Domingo. Todos sabíamos que solo la inmunoglobulina antirrábica podía salvarla. Llamé a Bill Umstead y le expliqué la situación. Él se apresuró a conseguir la inmunoglobulina, telefoneó a Eastern Airlines y consiguió el siguiente vuelo que partía del aeropuerto Washington National a Santo Domingo vía Miami. Fue al aeropuerto en persona con el paquete de transporte en frío y la documentación, y habló directamente con el piloto, quien prometió entregar en mano el paquete a su colega en Miami. Recogimos el paquete esa misma noche directamente del piloto -el proceso completo había llevado de las 7:30 de la mañana a las 8:30 de la noche- y le administré la globulina a la bebé esa misma noche. Sobrevivió y ahora debe tener unos 25 años de edad. Estoy segura de que no sabe que Bill le salvó la vida.

A Bill Umstead le sobreviven su esposa Florence, sus hijos Paul y Catherine, y cuatro nietos. Sigue siendo tan admirado y apreciado por sus antiguos colegas en la OPS como lo fue en vida.

Doctora Mirta Roses Periago
Directora de la OPS/OMS

Dr. Cláudio Marcos da Silveira: In Memoriam

El doctor Cláudio Marcos da Silveira, epidemiólogo brasileño que desempeñó un importante papel en la implementación de los programas de inmunización en las Américas, falleció el 28 de agosto de 2012 después de perder una batalla contra cáncer. Tenía 76 años.     

El doctor Silveira se graduó de médico en la Universidad Federal de las Ciencias de Salud de Porto Alegre en 1967, y completó su residencia en psiquiatría en el Hospital de San Pedro. Al poco tiempo se interesó en la epidemiología y, después de completar su posgrado en salud pública en la Universidad de São Paulo, entre 1969 y 1975 trabajó como médico epidemiólogo en la Unidad de Control Epidemiológico en el Departamento de Salud y Ambiente del Estado de Río Grande do Sul.

El doctor Silveira dirigió el Instituto de Investigaciones Biológicas de 1975 a 1978  y formó parte del grupo que abogó para la vacunación contra la poliomielitis y la vigilancia epidemiológica en Brasil. Durante este período, también fue consultor para la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bangladesh, Latinoamérica y Somalia para el Programa de Erradicación de Viruela. Durante los años ochenta obtuvo su maestría en ciencias biológicas, trabajó para el Programa de Control de Malaria en el Amazonas y fue secretario municipal para Salud y Servicios Humanos en Porto Alegre, su ciudad natal.         

A fines de los años ochenta se incorporó al equipo del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) en la sede de la OPS en Washington, D.C. En sus años de trabajo en la sede de la OPS, colaboró en el desarrollo e implementación de varias estrategias de inmunización que resultaron en el control y la eliminación regional de varias enfermedades inmunoprevenibles, en particular la eliminación regional de la polio y el sarampión. Fue uno de los principales arquitectos de la estrategia que eliminó el tétanos neonatal como problema de salud pública en la mayoría de los países de las Américas.      

Después de jubilarse de la OPS en 1998, siguió colaborando como consultor para la Organización, ayudando a los países de Latinoamérica y el Caribe en la preparación del Plan de Acción para la contención del poliovirus en laboratorio y realizando una revisión de los datos de parotiditis en Latinoamérica y el Caribe para determinar la seguridad clínica de las diferentes cepas vacunales contra las paperas, entre otras funciones. Sus actividades más recientes como consultor de la OPS incluyeron la participación en evaluaciones de los programas de inmunización de países latinoamericanos.           

El doctor Silveira también amaba su país y disfrutó de su retorno a Brasil, donde trabajó y vivió hasta su muerte. Por  su gran experiencia técnica y científica, junto con su carisma, sonrisa y trabajo dedicado, los que trabajaron con él, así como la comunidad de salud pública ya sienten su ausencia. Se le extrañará profundamente.  

Última actualización el Jueves 25 de Octubre de 2012 08:11

La partida del doctor Juan Héctor Sylvestre Begnis


Crédito de fotografía: lacapital.com.ar

Es con mucha tristeza que recibí la noticia del fallecimiento del doctor Juan Héctor Sylvestre Begnis este 4 de agosto de 2012, a los 74 años, por causa de una severa enfermedad. 

En nombre de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y en mi nombre también, quisiera hacerle llegar a su familia, amigos y colegas nuestras sentidas condolencias.

Argentino, médico, oncólogo y sanitarista, el “Canchi”, como se lo llamaba cariñosamente, nació en Rosario, provincia de Santa Fé en 1937, y se graduó de médico en 1963 en la Facultad de Medicina de Rosario, dependiente de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).  Se desempeñó como docente de la Cátedra de Anatomía Normal de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Litoral. Luego se especializó en oncología y cirugía oncológica, así como en salud pública.

Desde 1965 a 1968 ejerció como subdirector médico y en 1968 como director médico asociado del Hospital Italiano de Rosario. A partir de 1968 y hasta 1972 fue subdirector médico del Hospital de Niños "Víctor J. Vilela" y fue secretario del Consejo de Hospitales de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Rosario. A partir de 1975 fue designado jefe del Servicio de Quirófano y Áreas Críticas del Hospital Italiano de Rosario y en 1978 asumió como director del proyecto de evaluación y propuesta de desarrollo de la auditoría médica del referido hospital.

Con una brillante carrera de cirujano especializado, el doctor Begnis abrazó la causa de la salud pública. Fue interventor en el Instituto Nacional de Obras Sociales-INOS (en la actualidad la Superintendencia de Servicios de Salud), entre las numerosas funciones públicas que ejerció.

En 2004, como ministro de Salud de la provincia de Santa Fe fue un entusiasta impulsor de leyes y logró el cumplimiento de la ley antitabaco, la disminución de la tasa de mortalidad infantil, sobre todo en los departamentos San Javier y Garay. También hizo conocer su posición favorable a despenalizar el aborto. A su tarea, se añade haber alcanzado la vigencia plena de la Ley de Anticoncepción Quirúrgica, la adecuación de los salarios de todos los agentes del área de salud, el aumento de la partida presupuestaria asignada al ministerio de Santa Fe y la renovación del equipamiento hospitalario en la provincia.

Su compromiso con la salud pública desde todos los escenarios en los que realizó sus actividades, y en particular desde la Comisión de Salud de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. En 2005 fue electo diputado nacional por la provincia de Santa Fe y, posteriormente, fue  designado presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados de la Nación. 

Desde ese lugar, creó el Consejo Federal Legislativo de Salud (Cofelesa), como ámbito de discusión y consenso de políticas sanitarias de todos los legisladores de salud de las provincias argentinas, en acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación. Fue nombrado Presidente Honorario Vitalicio del Consejo Federal Legislativo de Salud. Como presidente de la Comisión de Salud, dio un apoyo incondicional a la Ley Nacional de Salud Mental e impulsó la creación de la Asociación de Psiquiatras y Adherentes por los Derechos Humanos (APADH). Actualmente, el doctor Begnis se encontraba cumpliendo funciones en el Ministerio de Salud de la Nación.

El 16 de julio de este año, el doctor Begnis fue declarado ciudadano destacado de Santa Fe en la Cámara de Diputados por su trayectoria en los ámbitos de la salud pública, la educación y la política santafesina. Días antes había recibido la designación de Médico Sanitarista Distinguido en el Concejo Municipal de Rosario.

Incansable luchador de la salud pública, fue un buen negociador para atraer a todos y todas a la formulación de leyes importantes para la salud cruzando por encima de las líneas partidarias y las divergencias políticas. Aunque su ausencia nos deja un enorme vacío, nos lega una inolvidable labor en el ámbito de la salud pública.

Mirta Roses
Directora de la OPS

Última actualización el Martes 14 de Agosto de 2012 12:25

Fallece en Ecuador un querido amigo de la OPS, el doctor Plutarco Naranjo

Con honda pena, recibí la noticia del fallecimiento del doctor Plutarco Naranjo, a los 91 años de edad, este 27 de abril en Quito, Ecuador.

En nombre de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y en mi nombre, quisiera expresar a la familia del doctor Naranjo nuestro más profundo y sentido pésame. El doctor Naranjo fue un querido amigo de la OPS, un prestigioso médico ecuatoriano, experto en salud pública, y reconocido investigador, catedrático, historiador, político, literato y periodista.

El doctor Naranjo dedicó su carrera en medicina a explorar desde la alergología, la higiene, la nutrición, hasta la farmacología, sin perder jamás la meta de buscar el mejoramiento de la salud y de la calidad de vida de nuestras poblaciones, en especial las de las poblaciones indígenas de la región.

Sus investigaciones en al campo de la etnomedicina en Ecuador y la medicina tradicional aborigen han sido un sustancial aporte científico e histórico para el área de la antropología médica. Su obra científica abarca numerosos temas relacionados con la salud y con la alimentación. En ese campo, estudió las propiedades de algunas plantas cultivadas en América como la papa, la yuca, el maíz, y el fréjol.

Nacido en 1921 en Ambato, el doctor Naranjo estudió medicina en la Universidad Central y posteriormente realizó un postgrado en la Universidad de Utah, en Estados Unidos. Durante su vida profesional publicó 40 obras de su autoría, fue coautor de 59 libros, publicó más de 300 estudios y artículos en revistas de diversos países, y fue columnista en periódicos nacionales por más de 60 años. La Academia Ecuatoriana de Medicina, de la cual fue declarado presidente vitalicio, le rindió un sentido homenaje en 2011 al publicar una valiosa colección artículos escritos por académicos e investigadores que conocieron y valoraron el trabajo del doctor Naranjo.

Entre 1963 y 1966 se desempeñó como director médico del Seguro Social, focalizando su labor en la prevención de enfermedades. Además, fue Ministro de Salud de Ecuador, entre 1988 y 1992. Su gestión fue reconocida en el ámbito nacional e internacional por su trabajo en fortalecer la atención primaria de salud. También se destacaron sus acciones en el campo de la nutrición de la madre embarazada, el niño menor de cinco años, los programas de vacunación, agua potable, y la educación para la salud.

Fue elegido presidente del Comité Ejecutivo de la OPS y en 1990 presidente de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud. También fue embajador en Alemania y Polonia, y representó a su país en la UNESCO.

Fue doctor honoris causa por la Universidad Andina Simón Bolívar y la Universidad Alfredo Pérez Guerrero; director honorario vitalicio de la Academia Ecuatoriana de Historia y miembro correspondiente de la Real Academia de Historia (España); así como también fue miembro de número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua y miembro correspondiente de la Real Academia (España).

Entre sus premios y condecoraciones, se destacan el Premio Universidad Central por obras de investigación científica (en cuatro ocasiones); condecoraciones de los gobiernos de Italia (1972); Rumania (1976); y Perú (1990); el Premio Nacional de Ciencias; el Premio Isabel Tobar Guarderas, del Municipio de Quito (1977); el Premio Nacional Eugenio Espejo, concedido por el gobierno ecuatoriano (1987); así como la la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del Convenio Andino Hipólito Unanue (1993).

En 1993 la Fundación Panamericana de la Salud y Educación (PAHEF) y la OPS le entregaron el Premio Abraham Horwitz a la Excelencia en la Salud Pública Inter-Americana durante la 37ava Reunión del Consejo Directivo de la OPS, en la ciudad de Washington, D.C.

En 2002, durante el Centenario de la OPS, la representación de la OPS en Ecuador le rindió un sincero homenaje al nombrarlo Héroe de la Salud Pública.

En septiembre de 2011, ya con 91 años, el doctor Naranjo participó en Quito, en el conversatorio con periodistas sobre las enfermedades no transmisibles, durante la Semana del Bienestar, organizada por la OPS en el marco de la reunión de alto nivel de la ONU en Nueva York. Allí, el doctor Naranjo enfatizó la importancia de las políticas públicas para la prevención de estas enfermedades y habló de la importancia de fomentar el consumo de alimentos tradicionales como la quinua, entre otros temas.

El doctor Plutarco Naranjo fue un incansable visionario de la salud en nuestro continente y no olvidaremos sus enseñanzas. Su vida y su obra serán ejemplos a seguir para las nuevas generaciones, de manera que continúen su gran legado en la región, contribuyendo al espíritu de panamericanismo que la OPS promueve.

 

Mirta Roses Periago
Directora de la OPS

Última actualización el Martes 01 de Mayo de 2012 09:03
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 5

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.