Skip to content



Lepra

Infección granulomatosa crónica producida por el MYCOBACTERIUM LEPRAE. Las lesiones granulomatosas se manifiestan en la piel, las membranas mucosas y los nervios periféricos. Dos tipos polares o principales son lepromatosos y tuberculosos. Fuente: DECS/BIREME


© OPS/OMS

La lepra es una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, un bacilo acidorresistente con forma de bastón. Afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, los ojos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y otras estructuras. Según la carga bacilar, la enfermedad puede clasificarse como paucibacilar o multibacilar. M. leprae se multiplica muy lentamente y el período de incubación de la enfermedad varía entre 9 meses y 20 años, con un promedio de unos cinco años.

La lepra no es muy contagiosa. Se transmite a través de gotículas nasales y orales durante contactos estrechos y frecuentes con casos sin tratar. Es una enfermedad curable y, cuando se la trata en sus fases iniciales, disminuyen considerablemente las probabilidades de discapacidad. Hoy en día el diagnóstico y el tratamiento de la lepra son sencillos, y los países con mayor endemicidad se están esforzando para integrar plenamente la atención contra la lepra en los servicios de salud generales existentes. Esto tiene una especial importancia en las comunidades desatendidas y marginadas con un mayor riesgo de lepra, donde a menudo se encuentran los más pobres de entre los pobres.

Información general acerca de esta enfermedad

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.