Skip to content

Respuesta del Sector Salud

Imprimir Correo electrónico

El Sistema Nacional de Salud en México ha emitido respuestas para abordar la complejidad de las necesidades de su población a través de la Secretaría de Salud sobre quien recae la función rectora. Actualmente se encuentra vigente el Programa Nacional del Salud 2007-2012 que enmarca las acciones y prioridades de este sector.

El sistema de salud en México tiene sus bases en el texto constitucional en dos leyes generales: la Ley General de Salud y la Ley del Seguro Social. El Plan Nacional de Desarrollo 2007–2012 es el principal instrumento de planeación del Gobierno Federal. El Programa Nacional de Salud (PNS) 2007–2012 está derivado del Plan Nacional de Desarrollo.

Las autoridades federales a través de la Secretaría de Salud (SSA) son responsables por la rectoría y la evaluación de la atención a la salud. Las Secretarías Estatales de Salud (SESA) son responsables de la organización y operación de los servicios de salud para la población no asegurada. La coordinación entre los entes federados y las instituciones de la Seguridad Social se realiza en el Consejo Nacional de Salud (CNS). Para la población no asegurada se creó en el período 2000-2006 el Sistema de Protección Social en Salud (SPSS) cuyo instrumento principal es el Seguro Popular.

La principal estrategia para abordar problemas de salud, educación y alimentación en las áreas rurales es el Programa Oportunidades, que incluye intervenciones integrales de mejoramiento de la salud y nutrición de la familia, con especial énfasis en los grupos vulnerables, y proporciona de manera gratuita un paquete esencial de servicios de salud. Los Programas Nacionales de Salud, de Ambiente y de Desarrollo Social plantean líneas de trabajo para el desarrollo sostenible con entornos más saludables y el desarrollo de planes de acción que ayuden a superar rezagos y desigualdades en este campo. La Dirección de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de la SSA se coordina con todas las instituciones que intervienen en la respuesta y mitigación de los desastres naturales (Sistema Nacional de Protección Civil, la Seguridad Social, Cruz Roja Mexicana, Agencias del Sistema de Naciones Unidas, órganos de Defensa Nacional y organizaciones no gubernamentales).

En el sector público, existen tres niveles de servicios personales de salud. El primer nivel lleva a cabo acciones de promoción de la salud, prevención de enfermedades y atención ambulatoria a la morbilidad más frecuente brindada por médicos generales y personal de enfermería, con el apoyo de la comunidad. El segundo nivel de atención brinda las especialidades básicas en hospitales generales o de especialidad y cuenta con servicios de apoyo diagnóstico de imagenología y laboratorio. La atención que se brinda en el tercer nivel es especializada, de mayor complejidad y aunada a actividades de investigación clínica y básica y en este grupo se encuentran los 12 Institutos Nacionales de Salud.

Dentro de la relación entre el personal de salud y la población, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED; 1996) tiene un rol prioritario al contribuir a resolver las controversias entre usuarios y prestadores de servicios, derivadas de la atención médica y prevenir la mala práctica médica.

El gobierno federal y los gobiernos estatales y la seguridad social destinan fondos para la adquisición de fármacos para los pacientes del sector público incluidos en el cuadro básico establecido por el Consejo de Salubridad General. En el sector público el IMSS y el ISSSTE representan 80.3% y 14.2% respectivamente de la adquisición pública de fármacos, y los sistemas federales y estatales representan 5.4%. Para regular la adquisición y comercialización de fármacos e insumos médicos se creó la Comisión Nacional de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS; 2001). Para evaluar y regular la incorporación y uso de tecnologías y equipos médicos, se creó en 2004 el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC).

México cuenta con 78 escuelas de medicina. Los recursos humanos médicos y de enfermería son empleados fundamentalmente como trabajadores asalariados en todas las instituciones públicas. Una gran proporción de médicos ejerce la práctica privada sustentada por pago de bolsillo. Las instituciones de educación superior, públicas y privadas, definen de manera poco coordinada y sin mayor planificación sus políticas, contenidos y prácticas de formación y por ende, el perfil de sus egresados.

Las exigencias de respuesta en función de los problemas crecientes de salud obligan a la actualización del personal y la formación de recursos humanos con una visión de salud pública para lo cual se trabaja con un Campus Virtual que permita el acceso a los conocimientos al recurso humano en salud desde los diferentes puntos del país.

La atención de calidad al paciente y la seguridad del mismo son temas prioritarios que se abordan desde el punto de la integración funcional de los servicios, la evaluación de tecnologías médicas y las guías de práctica clínica.

En cuanto a investigación, es el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) quien lista las prioridades de investigación en salud. El porcentaje de investigadores incorporados al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) creció en todos los Institutos Nacionales de Salud, los hospitales desconcentrados de la SSA y en el IMSS.

Los servicios de salud están financiados por distintas fuentes de acuerdo a su pertenencia a los sub-sistemas público, de la Seguridad Social o privado. El sector salud se caracteriza por su nivel relativamente bajo de gasto público, encontrándose todavía por debajo del promedio latinoamericano de alrededor del 7% del PIB. Del total del gasto público, 37.2% fue ejercido por las instituciones que cubren a población no asegurada. El restante 62.8% lo erogaron las instituciones que dan atención a población asegurada. El financiamiento privado proviene principalmente del gasto de bolsillo. Se estima que solo 4% de la población cuenta con cobertura de seguros  privados.

En el año 2000, México suscribió con otros 189 países la Declaración del Milenio, que implica el compromiso de generar e impulsar programas y acciones regionales y locales encaminadas a erradicar la pobreza y el hambre, mejorar la educación, la equidad de género, el sostenimiento ambiental, incrementar la salud y fomentar una asociación global para el desarrollo.

Lea También

Última actualización el Lunes 10 de Marzo de 2014 19:36

Horacio No. 1855, Piso 3, Oficina 305, Colonia Los Morales Polanco, México, D.F. 11510, México
Edificio "Torre Prisma" - Periférico esq. Horacio
Tel.: +52 55 5980-0880  Fax: +52 55 5395-5681
    http://www.paho.org/mex     email e-mail@mex.ops-oms.org