Organización Panamericana de la Salud. México



Conéctate!

Linkedin
RSS Feed
Comunidades OPS
Home

Firma de un convenio de acciones para la reducción de sal en la producción de pan

Ciudad de México, 12 de julio del 2012
Qué tal.
Muy buenos días a todas y a todos ustedes.
Estimado doctor Philippe Lamy, Representante en México de la Organización Mundial de la Salud.
Licenciado Francisco Javier Galindo Rodríguez, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares.
Licenciado Vicente Yáñez Solloa, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales.
Licenciado Daniel Servitje, Director General del Grupo Industrial Bimbo.
Doctor David Kershenobich, Presidente de la Academia Nacional de Medicina.
Doctor Carlos Gual Castro, Expresidente de las Academias Mexicanas de Ciencias y Nacional de Medicina.
Muy estimados médicos.
Empresarios.

Representantes de la industria de panificación en México.

Señoras y señores:

El bienestar en la salud de las familias mexicanas pasa, necesariamente, por una alimentación adecuada. Como ha dicho el Secretario, de aquel célebre pasaje de El Quijote, antes de que Sancho Panza fuese Gobernador de la Ínsula.

La salud de todo el cuerpo pasa por la oficina del estómago, efectivamente, y es la clave, en esencia, de buena parte de la prevención y salud que México necesita.

Por eso, me da gusto atestiguar este Convenio en el que el Gobierno Federal y la industria panificadora sumamos esfuerzos para reducir el uso de la sal en la elaboración del llamado pan blanco, el pan, el bolillo. En fin. Las teleras, el pan Bimbo, que se ha internacionalizado. En fin.

Es una de las medidas de salud pública más trascendentes para prevenir enfermedades cardiacas, infartos cerebrovasculares, renales, que son tres de las principales causas de muerte entre los mexicanos.

Y qué bueno que, si es así, me comentaba el Secretario de Salud hace un momento, que entre el 75 y el 85 por ciento de la sal que consumimos los mexicanos viene a través del pan blanco, una cosa muy significativa, lo cual nos revela la enorme importancia de esta medida.

Y, también, me comentaba que se calcula que entre los adultos, las personas adultas en México, 37 por ciento tienen hipertensión. Y que con esta medida calculamos que se pueda reducir hasta en una tercera parte ese porcentaje. Es decir, estamos tratando de reducir, esperamos, hacia un 25 por ciento, siendo alto, todavía, pero es una reducción importante.

Es decir, estamos hablando de un impacto en millones y millones de mexicanos a largo plazo, con este convenio.

Y como ha dicho bien el señor Daniel Servitje, no es fácil. No es fácil, porque la sal es el insumo fundamental de la alimentación quizá, no en balde aquél pasaje evangélico, de: Vosotros sois la sal de la tierra. Así de importante es.

Por eso, reducir el uso de sal en el pan blanco implica hacerlo sin desvirtuar el pan mismo. Y se requiere un ejercicio de maximización tecnológica que las industrias hacen a través de este convenio, lo cual yo agradezco sinceramente, en nombre de los mexicanos.

Así que, mi más sincero reconocimiento a los empresarios del sector de panificación por esta valiosa disposición para reducir el consumo de sal, un hábito que reduce, sinceramente, la expectativa de vida de millones de mexicanos, y le cuesta la vida, además, a muchos más.

Agradezco el apoyo de los distribuidores, de los almacenes, de las tiendas de autoservicio, de la industria; en especial, del Grupo Bimbo, que liderea este esfuerzo.

Me alegra que vayamos juntos en este compromiso público, fundamental para afianzar una cultura de prevención de enfermedades crónico-degenerativas, y de la promoción de salud.

Los expertos en nutrición aseguran que lo ideal para una persona normal es consumir dos gramos de sal, máximo, en las comidas. No obstante, los mexicanos, la verdad, consumimos cinco veces más. Hay quien antes de probar un plato le está echando sal. Y el que esté libre de culpa que tire su primer salero, la verdad.

Y esto se traduce en un mayor riesgo de hipertensión arterial, de infartos, como decía, de insuficiencia renal, de embolias, de derrames cerebrales. En fin. De muchos padecimientos.

Entonces, poner un alto al elevado consumo de sal es un desafío indiscutible e inaplazable. Es un reto que nos convoca y nos compromete a todos: al Gobierno Federal, a los gobiernos estatales, municipales, a los empresarios, a las organizaciones de la sociedad civil, a los medios de comunicación, que es muy importante; y desde luego, a los padres de familia, a cada una de las familias mexicanas y a quienes las encabezamos.

También, debemos reconocer que es un reto complejo, un reto muy difícil. Y, por eso, es doblemente meritorio el esfuerzo que se hace.

Por qué.

Para leer mas

 

Campus Virtual de Salud Pública

 


Convocatoria OPS/PAHEF

Periodo para recibir
nominaciones:

del 27 de febrero
al 30 de mayo de 2014

  


Día Mundial de la Salud 2014


Cumbre y Congreso de Bioética: México. Junio 2014



Boletín de la Organización Mundial de la Salud


Boletín de eSalud de la OPS/OMS


Próximos Eventos



Horacio No. 1855, Piso 3, Oficina 305, Colonia Los Morales Polanco, México, D.F. 11510, México
Edificio "Torre Prisma" - Periférico esq. Horacio
Tel.: +52 55 5980-0880  Fax: +52 55 5395-5681
    http://www.paho.org/mex     email e-mail@mex.ops-oms.org