Skip to content

PNUD apoya los Derechos Humanos de las minorías sexuales

Imprimir Correo electrónico

Si ser diferente llama siempre la atención, en el caso de las minorías sexuales, es más evidente, son víctimas del rechazo social, estigmatización, discriminación y  violación a sus derechos humanos, sintiéndolo aún más quienes están  afectados por el VIH y sida, ya que resienten la exclusión y aislamiento al que son confinados.

Nicaragua está aprendiendo a vivir con esta realidad. Athiany y Shakira, son transexuales, que pueden testimoniar el estigma y discriminación, debiendo soportar hasta el ser despedidas de sus trabajos y ser objeto a diario de rechazo social, burla, epítetos u otra serie de acometidas por tener una opción sexual diferente.Anthiany y Shakira, con el apoyo de la Asociación Movimiento Gay, Lésbico Intermunicipal (AMGLIM), enfrentan y luchan ese fenómeno, promoviendo, defendiendo y capacitando sobre derechos humanos a unos 400 miembros que aglutina esa organización, con el respaldo del Sistema de Naciones Unidas, recayendo el liderazgo en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Nacional del SIDA (CONISIDA).El trabajo de apoyo se ofrece con un enfoque de Derechos Humanos, para incrementar la autoestima, el conocimiento y promoción de los derechos de las personas infectadas y afectadas por el VIH, así como evitar su estigmatización y discriminación, al tiempo que apoyar al núcleo familiar a entender el significado de este desafío.A lo largo de estos años, igualmente el PNUD ha trabajado con diferentes sectores sociales con un objetivo común: prevenir, combatir y apoyar a las personas que están afectadas e infectadas con el VIH y sida. Por ello, apoya directamente el fortalecimiento de la Capacidad de Respuesta Nacional al VIH-sida por parte de la Comisión Nacional del sida, instancia rectora de conformidad a la Ley 238.En esta capacidad nacional de respuesta se integran todos los actores y sectores sociales –religioso, empresa privada, instituciones públicas, organizaciones sociales, minorías sexuales, personas que viven con el VIH y sida- trabajando cada uno desde su perspectiva, lo que permite ampliar la atención a la población nicaragüense.El PNUD impulsa además capacitaciones sobre el VIH y sida,  potenciando así el enfoque preventivo y la formación de un liderazgo transformacional que permita mayores y mejores respuestas en distintos campos y expresiones de esta problemática. Así, el PNUD se ha orientado a fortalecer las capacidades del país para enfrentar con efectividad el VIH apoyando a CONISIDA a nivel nacional, regional y municipal, contribuyendo a disminuir la discriminación y a lograr un buen desempeño de la gestión financiera en este tema y a que se ejecute toda una serie de acciones que están contempladas en el Plan Estratégico Nacional (PEN) para fortalecer la respuesta a nivel nacional ante el VIH y sida.Anthiany señala que la Asociación promueve continuamente capacitaciones y talleres sobre el VIH y sida, enfermedades de transmisión sexual, responsabilidad sexual, y otros temas de importancia para el sector, además de brindarles condones y acceso a otros métodos de protección.Los objetivos del plan quinquenal tienen una línea base que sirve de guía para todo el trabajo del Sistema de las Naciones Unidas. “Hay cosas difíciles de controlar como la rotación del personal y la propagación de prejuicios, por lo que los esfuerzos de capacitación y formación, así como amplias jornadas educativas con los medios de comunicación, son esfuerzos constantes”, que ha facilitado avanzar con una visión compartida entre actores públicos y privados de lo que es el VIH y sida, así como las diferentes necesidades y acciones que se requieren para una respuesta, de la cual son parte, definitivamente, las minorías sexuales en Nicaragua.

Última actualización el Martes 06 de Julio de 2010 20:37

Complejo Nacional de Salud, Camino a la Sabana, Apartado Postal 1309, Managua, Nicaragua
Tel.: +505-2 289-4200; Fax: +505-2 289-4999
  e-mail@nic.ops-oms.org