Suscribirse

Facebook Twitter RSS YouTube
PAHO's Communities
Home

 

Leptospirosis, ETV y Desatendidas

Imprimir Correo electrónico

Las campañas de erradicación del A. aegypti fueron muy exitosas en la década de 1950 y 1960 y para el año 1972 se había logrado erradicar el vector en 21 países de las Américas. Sin embargo, en los últimos años, la incidencia de dengue en la Región ha tenido una tendencia  ascendente, con picos epidémicos cada vez mayores.  Esto puede deberse a la acumulación, en ese lapso, de grandes grupos poblacionales susceptibles a la infección, a la circulación de diferentes serotipos del virus, al aumento de la virulencia y la patogenicidad de las cepas circulantes  y a la diseminación del vector a nuevas áreas de la Región y del mundo. En la actualidad se informan casos de dengue en más de 30 países de las Américas.

Hasta hace pocos años, los modelos para el control del dengue no eran suficientemente integrados y participativos y no abordaban el problema en toda su magnitud y dimensiones. Su principal deficiencia era que no rebasaban las fronteras del sector salud, por lo que no tenían alcance  intersectorial. La falta de un tratamiento específico y de una vacuna efectiva contra el dengue obliga a diseñar nuevas estrategias que rompan los esquemas verticales y paternalistas tradicionales y que impulsen cambios conductuales y el empoderamiento de los ciudadanos según las particularidades de cada país.

EGI-dengue: un nuevo modelo de gestión

La EGI-dengue es un modelo de gestión que tiene como objetivo fortalecer los programas nacionales con vistas a reducir la morbilidad, la mortalidad y la carga social y económica generada por los brotes y las epidemias de dengue. Para alcanzar sus objetivos, esta estrategia busca modificar la conducta de las personas y de la comunidad de manera que disminuyan los factores de riesgo de transmisión con medidas coordinadas tanto dentro como fuera del sector salud. Además, llama a elaborar y ejecutar planes nacionales y subregionales integrados que permitan trazar una estrategia nacional sostenible, diseñada por las autoridades y los especialistas de cada país con la cooperación técnica del GT-dengue internacional. Estas estrategias nacionales y regionales deben tener un enfoque interprogramático, integrado e intersectorial, basado en una nueva práctica, que permita evaluar y dar continuidad a las acciones con recursos nacionales.

Nicaragua  fue el primer país de la subregión que elaboró su EGI Dengue en marzo del 2004  y actualmente se ha fortalecido el abordaje intersectorial y la participación comunitaria con la implementación del MOSAFC, sin embargo continúan presentándose brotes de gran magnitud en las cabeceras departamentales con grandes concentraciones de población urbana, implicando redoblar los esfuerzos para poner en práctica y vigilar la movilización y comunicación social, con el fin de mantener resultados conductuales muy específicos relacionados con la prevención y el control de esta enfermedad. La oficina de país en la misión de reforzar el liderazgo del Ministerio de Salud redobla esfuerzos de cara a una nueva agenda de trabajo con otros actores tales como Alcaldías, ENACAL, Gabinetes del Poder Ciudadano, Movimiento Comunal, Jóvenes Ambientalistas y ONG´s.

Última actualización el Miércoles 03 de Agosto de 2011 16:56
 

Calendario

Próximos Eventos

No hay ningún evento programado

Complejo Nacional de Salud, Camino a la Sabana, Apartado Postal 1309, Managua, Nicaragua
Tel.: +505-2 289-4200; Fax: +505-2 289-4999
  e-mail@nic.ops-oms.org