El derecho a una alimentación nutricionalmente adecuada e inocua

Imprimir

 

 

 


10 de diciembre

Panaftosa, 07 de diciembre de 2012 - La Declaración de los Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1948, consta de un preámbulo y 30 artículos, establece una amplia gama de derechos y libertades humanas básicas a las cuales todos los hombres y las mujeres, en todas partes del mundo, tienen derecho, sin distinción alguna.

En ocasion del día de los Derechos Humanos celebramos, entre otros, el derecho a un nivel de vida adecuado que asegure la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios. La Declaración Mundial sobre la Nutrición reconoce que “el acceso a una alimentación nutricionalmente adecuada y segura (inocua) es un derecho de cada individuo” y la Declaración “Alianza Internacional Contra el Hambre”, reafirma el “derecho de todos y cada uno a tener acceso a una alimentación segura (inocua) y nutritiva”.

En América Latina y el Caribe1, grandes grupos de la poblacionpoblación viven en situación de inseguridad alimentaria y sufren de desnutrición crónica, carecen de sistemas de saneamiento y de higiene de los alimentos. Más de 117 millones de personas en América Latina y el Caribe no cuentan con saneamiento mejorado; de esas personas, 36 millones todavía defecan al aire libre (saneamiento no mejorado). Además, unos 38 millones de personas (7% de la población total de la Región) todavía carecen de acceso a mejores fuentes de agua potable. A pesar de que la producción de alimentos ha crecido de manera sostenida en la región y sobrepasa en más de 40% los requerimientos de la población, el 31% de la población en la región sufre de inseguridad alimentaria.  Los niños y niñas menores de cinco años en los países que reportan este indicador tienen entre el 0.3% y 19% de bajo peso para la edad,  y entre el 2% al 49,8%tienen baja talla.  La obesidad infantil esta en alza y las enfermedades diarreicas y parasitarias  están entra las primeras 4 causas de  mortalidad en la Región.  La situación de inseguridad alimentaria y nutricional agrava con el aumento del precio de los alimentos, la crisis económica y los impactos del cambio climático y medio-ambiental que aumentan la vulnerabilidad y ponen en peligro la capacidad de recuperación de las poblaciones mas desfavorecidas.

Para mejorar la producción sostenible y acceso a alimentos sanos e inocuos y reducir la desnutrición crónica, los gobiernos necesitan fortalecer coordinadamente sus políticas de desarrollo, agrarias, de salud, medio ambientales y de protección social y comercio entre otras. Esto requiere enfoques integrados orientados hacia la reducción de la inseguridad alimentaria y la desnutrición así como al fortalecimiento de sistemas de inocuidad, de salud publica veterinaria y medio-ambiental (saneamiento, gestión del agua etc.) como parte de una estrategia de desarrollo sostenible. La Alianza Panamericana por la Nutrición y el Desarrollo es una iniciativa inter-agencial con el propósito promover programas integrales, intersectoriales, coordinados y sostenibles dentro del marco de los derechos humanos, de los enfoques de género y de interculturalidad, para acelerar el proceso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Panaftosa, el proyecto de Salud Pública Veterinaria de la  la Organización Panamericana para la Salud trabajan juntos con los países de la Región para asegurar la producción adecuada y sostenible de alimentos sanos e inocuos y prevenir enfermedades zoonóoticas. Esto proporciona una plataforma para contribuir de forma coordinada, y dentro del marco de trabajo de los derechos humanos, a asegurar el derecho a la salud y el bienestar, y en especial a la alimentación.

Este año, la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) observará el día con una mesa redonda: Día Internacional de los Derechos Humanos 2012: Salud y derechos humanos de las personas mayores, a las 4 pm (hora de Washington, DC), que se podrá seguir través del link de la OPS.

1. Datos del Observatorio en Salud Publica y de La Salud de las Américas 2012