Progresos en materia de Seguridad Transfusional Paraguay 2008

Imprimir Correo electrónico

El Programa Nacional de Sangre ha trabajado en la capacitación de recursos profesionales y técnicos adaptando el servicio a las normas de calidad ISO 9000 de manera a asegurar la calidad de procesos en los servicios de sangre, elaborando estándares de trabajo para ellos. Para el efecto se ha gestionado y obtenido con la OPS que los servicios de sangre que colectan, procesan y tamizan participen de programas de evaluación externa al desempeño en serología e inmune hematología, a fin de certificar la calidad de su tamizaje.

En la reciente reunión del Consejo Directivo, el Delegado de Paraguay dió el informe sobre los progresos realizados en materia de seguridad transfusional Paraguay 2008 resaltando el trabajo de cooperación desarrollado por la OPS en el Paraguay.

El mismo reseña que, el proceso se inició con la aprobación por parte del Consejo Directivo de la OPS de la Resolución CD-46.R5, en el año 2005, en la que se instó a los Estados Miembros ha que adoptasen el plan regional de acción para la seguridad transfusional 2006-2010. Ese mismo año y gracias a las gestiones del Programa Regional de Sangre de la OPS, el Paraguay calificó para un proyecto de cooperación financiera con la Fundación Chirón, éste proyecto tuvo dos fases, 2005-2007 y se adoptó como términos de referencia los objetivos del plan de acción regional 2006-2010 a lo que el programa nacional de sangre se abocó.

Para el cumplimiento de la primera fase del plan de acción regional se definió la necesidad de revisar y adecuar el marco legal del país, a fin de fortalecer las capacidades institucionales y funcionales de los sistemas nacionales de sangre. En ese contexto, se revisó y adecuó el marco legal vigente promulgándose la Ley de Sangre el 12 de febrero de éste año, ley número 3441, también fueron elaboradas las normativas técnicas que reglamentan la organización, funciones de los servicios de sangre, el tamizaje obligatorio y universal de las unidades de sangre, la gratuidad de los omo-componentes y servicios por transfusión en todas las unidades dependientes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Esta ley marco define la estructura del Programa Nacional de Sangre y la organización de los servicios de sangre en dos tipos de estructuras, los centros productores y unidades de medicina transfucional separando la produccion de omo-componentes de su utilización teniendo en cuenta que la sangre para las transfusiones debe considerarse un medicamento esencial y por tanto debe reunir la calidad de producción del mismo, a fin de formular la política nacional de sangre y asignar los recursos necesarios para su implementación fue necesario determinar el requerimiento de sangre país, teniendo en cuenta las necesidades geográficas y temporarles de sangre y hemo-componentes. El Programa Nacional de Sangre ha determinado estudios mediante éste requerimiento en 50.183 unidades de sangre por año, elaborando también un proyecto de regionalización de los servicios de sangre basado en la distribucion geográfica. Los núcleos poblacionales y la distribucion de los centros asistenciales que requieren de este servicio de apoyo. En relación a la segunda estrategia, promoción de donación voluntaria de sangre, el país elaboró las estrategias de información, educacion y comunicación basados en un estudio antropológico sobre las costumbres socio-culturales de la población paraguaya hacia la donación de sangre llevado a cabo en el país en el año 99 con la colaboración también de la OPS. El objetivo de esta estrategia es la suficiencia de los servicios de sangre basados en la donación voluntaria y altruista de sangre considerando que la seguridad transfusional comienza con la calidad del donante y la meta es llegar al 100% de donación voluntaria y altruista. En el año 2005, el país contaba con 3% de donación voluntaria de sangre, actualmente se ha logrado superar el 10% en promedio nacional, siendo dentro de la red del Ministerio, el 17%. Con éstas estrategias se pretende crear una red social de voluntarios para ayudar a educar a la comunidad, promover la donación voluntaria de sangre y atender a los donantes. Programas de jóvenes, como Promesa 25 que ya se están implementando a nivel de colegios de educación media, convenios con el Ministerio de Educación y Cultura nos permiten acceder a una población de bajo riesgo óptima para la donación voluntaria. En la iniciativa de la garantía de calidad desde el año 2006, el programa nacional ha trabajado en la capacitacion de recursos profesionales y técnicos asignados al servicio de sangre formando 31 tutores nacionales de calidad en las normas ISO 9000 adaptadas a los servicios de sangre capacitándolos en la elaboración de herramientas de gestión que aseguren la calidad de procesos en los servicios de sangre. Se han elaborado los estándares de trabajo para servicios de salud. El programa nacional de sangre ha gestionado y obtenido con la OPS que los servicios de sangre que colectan, procesan y tamizan participen de programas de evaluación externa al desempeño en serología e inmuno hematología, a fin de certificar la calidad de su tamizaje.

Finalmente, concluyó, la preparación de la estrategia de uso apropiado de sangre y componentes sanguíneos y la elaboracion de las guías de uso apropiado de componentes sanguíneos en pacientes pediátricos y adultos con la cooperación de la OPS ha ayudado en mucho a la implementación del Programa Nacional de Sangre por lo que en nombre del Paraguay agradeció el apoyo y la colaboración recibidos.

Última actualización el Viernes 14 de Agosto de 2009 12:07