Las políticas de salud en Paraguay buscan superar las inequidades sociales y construir el desarrollo

Asunción, 23 de mayo de 2012. Ayer en el marco del debate general de la Asamblea Mundial de la Salud, sobre el acceso universal a la salud, la Ministra Esperanza Martínez, manifestó que consistente con este eje temático, Paraguay lleva adelante las "Políticas Públicas para la Calidad de Vida y Salud con Equidad en el Paraguay que constituyen una propuesta que busca garantizar el derecho a la salud de la ciudadanía, sustentándose en los principios de universalidad, equidad, integralidad, interculturalidad y participación social".

Señaló que las mismas tienen "el compromiso de facilitar el acceso universal a la atención de la salud con calidad, así como de incidir en los determinantes sociales de la enfermedad, junto a otros actores y sectores del desarrollo, buscando superar las inequidades sociales y construir el desarrollo y la calidad de vida para todos los habitantes del país".

La titular de la cartera de salud indicó además que en Paraguay, en el año 2008, el 38% de los habitantes estaban por debajo de la línea de pobreza, por lo que una de las estrategias principales de la política de salud es la declaración de gratuidad de la atención en el sistema público, lo que significó la eliminación de aranceles en la red pública de atención a la salud. Refirió que esta medida, alivia el gasto de bolsillo de las familias, al tiempo que se fortalece  la atención primaria de la salud, a través de la instalación de las primeras 704 Unidades de Salud de la Familia (USF).

Cabe recordar que, las mismas funcionan en 18 Regiones Sanitarias del país, en 234 municipios, con una población asignada que se corresponde al 30 % de la población total, y cuyo proceso de instalación se inició en aquellos con mayores índices de pobreza del país.

"El impacto de la implementación de la gratuidad en salud también se midió a través de las Encuestas Permanentes de Hogares, que mostró un incremento del 84,7% de la consulta médica entre el 2007 y el 2010, para la población rural del quintil más pobre", informó Martínez.

Refirió -igualmente- el fortalecimiento de la Red Integrada de Servicios de Salud, la cual es clave para lograr el acceso universal, a través de varios centros ambulatorios de especialidades. Los hospitales han mejorado en infraestructura, equipamientos y contrataciones de recursos humanos. El acceso a la atención de alta complejidad implicó un aumento significativo de las camas de terapia intensiva, hemodiálisis, cirugías cardíacas y neurológicas, tratamiento del cáncer, así como de trasplantes de órganos".

Finalizó refiriéndo que la reforma de la OMS es una oportunidad para "una nueva mirada en salud que aliente y consolide los esfuerzos de los países ante el desafío de seguir extendiendo la cobertura en salud; disminuyendo las brechas de inequidades; facilitando el acceso a tecnologías, medicamentos e insumos estratégicos; actuando así, finalmente, para incidir favorablemente sobre los determinantes sociales, de manera a posibilitar la vida plena y la salud para todos y todas". Ver Discurso de la Ministra de Salud 
 

Última actualización el Jueves 24 de Mayo de 2012 11:50