OPS apoya organización de sector salud para asistencia ante emergencia del Chaco

Asunción, 24 de enero de 2013. Este jueves 24 de enero, de 09:00 a 11:00 horas, en la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), el Representante de la OPS/OMS Paraguay, Dr. Rubén Figueroa, mantuvo una reunión con el Ministro de la SEN, Rafael Valdez, en la cual se coordinaron acciones con miras a la emergencia por inundaciones en el distrito de Pozo Hondo, departamento de Boquerón, Chaco paraguayo.

Asistieron también el Coordinador General de la SEN, Aldo Saldívar, el Director Nacional de Emergencias del Ministerio de Salud Pública, Carlos Torres, y el Asesor en Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental de la OPS/OMS Paraguay, Ing. Emilio Ramírez Pinto.

Durante el encuentro se organizó el trabajo conjunto entre la SEN y el Ministerio de Salud Pública, de manera a establecer una estrategia de trabajo anticipada y preparatoria para la atención de la población que se halla en riesgo por la crecida del río Pilcomayo.

Cooperación de la OPS. La OPS ha estado brindando cooperación técnica al Ministerio de Salud formando equipos técnicos de respuesta rápida.  Hoy el Ministerio de Salud ya cuenta con unos 20 funcionarios formados con 80 horas de capacitación, producto de talleres realizados en Concepción, Filadelfia, Boquerón, y Villa Hayes.

Dicho personal cuenta con guías de evaluación rápida, equipo consistente en mochilas, chalecos, material de oficina, GPS para referenciar la zona de intervención, entre otros. La Organización, además, está comprometida en seguir acompañando al país para otorgar asistencia humanitaria.

En ese contexto, la OPS  también asumió el compromiso de respaldar en la movilización del personal para el desplazamiento hacia la zona del Chaco. De esa forma, se asistirá en logística con el suministro de combustible para los medios de transporte que se utilicen, ya  sean aéreos o terrestres.

Falta de comunicación es una de las mayores dificultades en la zona. Según el Asesor en Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental de la OPS/OMS Paraguay, Ing. Emilio Ramírez Pinto, “se estima que la población afectada podría ser, en un primer escenario, de unas 150 personas asentadas muy cerca de Pozo Hondo, y en un segundo escenario, de aproximadamente 1500 a 2000 personas que viven en las comunidades más lejanas”.

En ese sentido, “se ha identificado que una de las principales dificultades existentes es la falta de comunicación, debido a que no funcionan los sistemas de comunicación telefónica, ni los radiales convencionales. Esto provoca que no se pueda realizar un monitoreo constante sobre el comportamiento del fenómeno” refirió.

Por otra parte, en el encuentro entre las autoridades se estableció que en breve sea desplazada una  misión conjunta entre el Ministerio de Salud y la Secretaría de Emergencia Nacional, para brindar atención médica a las personas afectadas, y llevar a cabo una evaluación rápida de la situación, que  a su vez concluya con el esbozo de un plan de contingencia.

Última actualización el Jueves 24 de Enero de 2013 14:36