El día Mundial del Cáncer buscará desbaratar 4 mitos relacionados a la enfermedad

Asunción, 28 de enero de 2013. Bajo el lema del 2013 “Cáncer – ¿Sabía usted?”, el Día Mundial del Cáncer, a conmemorarse el próximo 4 de febrero, se centra en 4 mitos clave sobre el cáncer, y ofrece una oportunidad para mostrar con hechos, datos y evidencias, que estos mitos no son ciertos.

Dichos mitos refieren que:
(i) El cáncer es sólo un problema de salud. (ii)
El cáncer es una enfermedad de los ricos, las personas mayores y los países desarrollados. (iii) El cáncer es una sentencia de muerte.  (iv) El cáncer es mi destino.

Es importante saber y difundir que el cáncer no es solo un problema de salud. Tiene enormes repercusiones en el ámbito social y económico, en el desarrollo y en los derechos humanos.

Asimismo, no afecta sólo a los ricos, las personas mayores y los países en desarrollo, el cáncer es una epidemia mundial que afecta a personas de todas las edades y los grupos socioeconómicos, pero la incidencia en los países en desarrollo es desproporcionada.  Con relación a que el cáncer es una sentencia de muerte, ahora se pueden curar muchos tipos de cáncer que antes eran considerados una sentencia de muerte, y el tratamiento del cáncer es eficaz para muchas más personas.  Finalmente, el cáncer no es un destino, ya que un tercio de los tipos de cáncer más comunes pueden prevenirse si se aplican las estrategias correctas.

  • Cerca del 47% de los casos de cáncer y del 55% de las muertes por cáncer se producen en las regiones menos desarrolladas del mundo.
  • Se prevé que la situación va a empeorar. Si la tendencia continúa, en 2030, los casos de cáncer habrán aumentado un 81% en los países en desarrollo.
  • Hoy en día, los efectos del cáncer en las personas, las comunidades y las poblaciones atentan contra el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015.
  • El cáncer es una causa y un resultado de la pobreza. Los efectos negativos repercuten en la capacidad de las familias de generar ingresos por los altos costos de los tratamientos, sumiendo aún más a estas personas en la pobreza. Al mismo tiempo, la pobreza y la falta de acceso a la educación y a la atención de salud incrementan los riesgos de contraer cáncer y morir de esta enfermedad.
  • El cáncer pone en riesgo las mejoras en materia de salud de la mujer e igualdad de género. Tan solo dos tipos de cáncer, el de cuello uterino y el de mama, producen más de 750.000 muertes al año, y gran parte de estas muertes ocurre en los países en desarrollo.