Cinco claves para preparar las comidas de las fiestas de forma segura, inocua y saludable

Asunción, 26 de diciembre de 2012. Durante las celebraciones de fin de año, los alimentos suelen prepararse en cantidad y con gran anticipación, lo que aumenta los riesgos de enfermedades transmitidas por alimentos. Sin embargo, si se siguen cinco reglas simples estos pueden ser preparados en forma segura, inocua y saludable, señalan expertos de PANAFTOSA, el centro especializado en seguridad alimentaria y salud pública veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Alrededor de un tercio de los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos son causadas por alimentos consumidos en los hogares, de acuerdo con PANAFTOSA, y una gran proporción de todos los episodios de estas enfermedades son causados por la contaminación bacteriana de alimentos como resultado de un puñado de peligrosas prácticas de manipulación de alimentos.

Las fiestas de fin de año son un buen momento para repasar las “Cinco claves para mantener los alimentos seguros” de la OMS, una lista de buenas prácticas que pueden evitar que los microbios contaminen o se multipliquen en los alimentos.

"Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos de la OMS ofrecen una herramienta para empoderar a los consumidores, las comunidades vulnerables, las mujeres y los niños mediante la educación, la seguridad alimentaria y la protección de la salud. Queremos que todos tengan unas fiestas felices, seguras y saludables", indicó la Directora de la OPS/OMS, doctora Mirta Roses Periago.

Las Cinco claves de la OMS son:

1. Utilice agua y alimentos seguros

Use agua potable o tratada para que sea seguro; seleccione alimentos sanos y frescos; elija alimentos procesados por seguridad, como la leche pasteurizada; lave las frutas y verduras, especialmente si se comen crudas; no utilice alimentos después de su fecha de caducidad.

2. Mantenga las manos, utensilios y superficies limpias

Lávese las manos antes de manipular los alimentos y a menudo durante la preparación de los mismos; lávese las manos después de ir al baño; limpie todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos; proteja las áreas de cocina de insectos, roedores y otros animales.

3. Cocine bien los alimentos

Cocine completamente los alimentos, especialmente carne, pollo, huevos y mariscos; hierva los alimentos como sopas y guisos a ebullición. Para la carne y las aves de corral, asegúrese de que los jugos sean claros y no rosados; recalentar completamente la comida cocinada.

4. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas; refrigere inmediatamente los alimentos cocinados y perecederos (preferiblemente por debajo de 5°C), mantenga la comida bien caliente (más de 60ºC) hasta el momento de servirla, no guarde comida mucho tiempo en el frigorífico; no descongele los alimentos congelados a temperatura ambiente.

5. Separe los alimentos crudos de los cocidos

Separe siempre los alimentos crudos (especialmente las carnes y pescado) de los cocidos; utilice diferentes utensilios, como cuchillos y tablas, para preparar alimentos crudos y cocidos; almacene los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre alimentos crudos y preparados.

Enfermedad Transmitida por Alimentos. Los síntomas de la enfermedad transmitida por los alimentos incluyen dolor de estómago, diarrea, náuseas, escalofríos, fiebre y dolor de cabeza. En algunos casos, la enfermedad transmitida puede ser fatal. Los síntomas pueden aparecer entre 30 minutos y dos semanas después de que una persona ha estado en contacto con las bacterias transmitidas por los alimentos (como Salmonella o Escherichia coli), a pesar de que suelen aparecer en las primeras 4 a 48 horas.

Los ancianos, los niños menores de 5 años y las personas con sistemas inmunológicos debilitados son los más vulnerables a las enfermedades transmitidas por alimentos.

Última actualización el Miércoles 26 de Diciembre de 2012 08:31