Programa de Emergencias y Desastres de OPS se halla en alerta ante inundaciones en el Chaco

Imprimir Correo electrónico

Asunción, 23 de enero de 2013. Ante las nuevas inundaciones registradas en el Chaco paraguayo debido al desborde del río Pilcomayo, el Representante de la OPS/OMS, Dr. Rubén Figueroa, informó que el programa de Emergencias y Desastres de la OPS ya se encuentra en  alerta, y estructurando respuestas mediante evaluaciones rápidas de riesgo en materia de salud.

La situación torna vulnerable a los servicios de salud y al sistema de respuestas en estas poblaciones que van quedando aisladas. Eventualmente se deberá evacuar a familias enteras, para las cuales, entre otras medidas de contingencia, se debe reforzar la preservación de la salud.

Las inundaciones aumentan el riesgo de trasmisión de enfermedades hídricas como gastroenteritis, diarreas, parasitosis, y cólera. También provocan la movilización de roedores, que a su vez  son reservorios de otras enfermedades como la leptospirosis, o hantavirus. Por tal motivo, es perentoria la realización de evaluaciones rápidas de riesgo, de manera a tomar las medidas preventivas del caso.

En ese sentido, la OPS se halla trabajando en forma conjunta con los equipos del Ministerio de Salud, y con otras agencias del sistema de Naciones Unidas,  de tal forma a otorgar una respuesta más integra en la atención de emergencias.

Igualmente, la OPS ha enviado una cantidad importante de medicamentos que están siendo movilizados a Pozo Hondo, General Díaz, entre otras localidades afectadas por las inundaciones.

Última actualización el Miércoles 23 de Enero de 2013 15:21