Skip to content

Curso Internacional de Farmacovigilancia

Imprimir Correo electrónico

Lima, 22 de agosto de 2011

Palabras del Dr. Fernando Leanes, Representante OPS/OMS en el Perú

Es importante recordar ahora la dramática tragedia mundial de la talidomida, fármaco comercializado entre los años 1958 y 1963 como sedante y calmante de las náuseas durante el embarazo, tuvo un gran éxito popular ya que no causaba casi ningún efecto secundario y en caso de ingestión de altas dosis no era letal.  Sin embargo,  provocó miles de nacimientos de bebés afectados de focomelia, anomalía congénita caracterizada por la carencia o excesiva cortedad de las extremidades.

Este lamentable evento, generó las regulaciones farmacéuticas, cada vez más exigentes.  Como respuesta la OMS estableció un Programa para la Vigilancia Farmacéutica Internacional con sede en Ginebra, en el año 1968.  Diez años después convoca al Centro Colaborador de Monitoreo Farmacéutico de Uppsala – Suecia para que se convierta en el centro de monitoreo mundial sobre el tema.  Desde entonces vienen funcionando en forma coordinada y compartida, siendo OMS responsable de las políticas que se emanan en esta materia, y el Centro de Monitoreo de Uppsala responsable de la parte operativa que procesa, evalúa y consolida la base de datos mundial sobre efectos adversos y problemas relacionados que pudieran haber sido ocasionados por el uso de medicamentos.

La OMS invitó a los gobiernos del mundo a integrarse a este Programa conformando un Centro Nacional de Farmacovigilancia en base a guías previamente elaboradas, con el fin de constituir la red mundial de centros de Farmacovigilancia.  Los Centros reportan casos individuales de sospechas de reacciones adversas los que se recogen y almacenan en una base de datos común, que actualmente contiene más de 5,5 millones de informes de casos reportados en medicamentos, productos biológicos, plantas medicinales.

La OPS/OMS produce reportes continuos como Boletines de reportes, la WHO Pharmaceutical Newsletter, reactions weekly, entre otras.  La OMS invita a los países miembros a una Reunión Anual de Centros Nacionales, que generalmente se celebra en Octubre o diciembre.  Estas reuniones anuales ofrecen una buena oportunidad para el aprendizaje del trabajo en redes, avances metodológicos, así como aspectos innovadores o de interés para los centros.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha contribuido también fuertemente al tema, primero a través del Grupo de Famacovigilancia en la Red Panamericana para la Armonización de la Regulación Farmacéutica ( Red-PARF) generando documentos que recogen los puntos más importantes a ser considerados en las regulaciones, se ha elaborado el Manual de Buenas Prácticas de Farmacovigilancia, por otro lado ha implementado capacitaciones virtuales y presenciales sobre el tema, capacitando a mas de 350 personas en los últimos años, y la realización de muchas investigaciones como propuestas para nuevos algoritmos de aplicación a grupos de pacientes especiales y otros temas de importancia.


La OPS/OMS consideran que la Farmacovigilancia constituye un componente esencial de los programas de salud pública, y están interesadas en el desarrollo de la Farmmacovigilancia, a través de programas activos de farmacovigilancia que implementen sistemas de gestión de riesgo y desarrollen guías de buenas prácticas  con la participación activa de todos los sectores de salud públicos y privados, academia, profesionales de salud, productores y comercializadores de productos de uso en salud y la sociedad civil.

Grandes retos le esperan aun al país, el preservar la ley de productos farmacéuticos, Dispositivos médicos y productos sanitarios, que implica un cambio cualitativo en registro de medicamentos y un hecho trascendental para todo el sistema peruano, empezando por la autoridad sanitaria y toda la cadena del medicamento,  desde la producción hasta el consumo final del paciente.  Por otro lado, avanzar en la implementación del sistema integral de aseguramiento de la calidad, incrementando el acceso y uso de genéricos garantizando su intercambiabilidad y su calidad.
 
El Perú ha avanzado en la Farmacovigilancia de intervenciones sanitarias importantes como malaria, VIH/SIDA, tuberculosis, entre otras.  Patologías que se tratan mediante combinación de medicamentos para reducir la resistencia bacteriana, esto origina reacciones adversas diversas que deben ser monitorizados para prevenir efectos serios en el paciente o que este abandone el tratamiento.

Sin embargo, aún existen retos importantes en los profesionales de salud que todavía no generan información necesaria para construir un sistema de farmacovigilancia fuerte que permita identificar, evaluar y tomar decisiones oportunas y eficaces para la protección de los pacientes.

La OPS/OMS consideran que la Farmacovigilancia constituye un componente esencial de los programas de salud pública, y están interesadas en el desarrollo de la Farmmacovigilancia, a través de programas activos de farmacovigilancia que implementen sistemas de gestión de riesgo y desarrollen guías de buenas prácticas  con la participación activa de todos los sectores de salud públicos y privados, academia, profesionales de salud, productores y comercializadores de productos de uso en salud y la sociedad civil.

El Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud tienen como objetivos principales en el siguiente curso: 

  • Socializar la Farmacovigilancia a los diversos actores que intervienen en el manejo, producción y uso del medicamento.
  • Entrenar a los profesionales de salud en la implementación, desarrollo y evaluación de estrategias de Farmacovigilancia que conduzcan a sistemas eficientes y sostenidos.
  • Sensibilizar a los asistentes sobre la importancia de su participación activa en procesos que conduzcan a una mayor vigilancia de los productos de uso en salud.

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org