Skip to content

Día Mundial del Agua 2013: Colaboración para agua saludable, trabajemos juntos

Imprimir Correo electrónico

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo y este año tiene un significado especial ya que las Naciones Unidas ha declarado el 2013 como el Año Internacional de Cooperación para Agua.   Esta declaración resalta la importancia, los beneficios y desafíos de la cooperación en agua.

La Organización Panamericana de la Salud, la oficina de la Organización Mundial de la Salud para las Américas, cuenta con más de 110 años de experiencia en el fomento de alianzas, diálogo y cooperación para agua saludable entre los gobiernos,  comunidades,  ONGs,  el sector privado y los organismos de financiación.

La aplicación de las Directrices de la OMS para el agua potable, reúso de aguas residuales para la agricultura y acuicultura y aguas recreacionales ha identificado oportunidades de colaboración trayendo como resultados la aplicación de las políticas públicas, normas y reglamentos para proteger la calidad de las aguas superficiales, subterráneas y el agua potable. Estos esfuerzos han contribuido a la reducción de las enfermedades diarreicas, de la piel y otras enfermedades infecciosas, mejoramiento de la nutrición, crecimiento y oportunidades de aprendizaje para millones de niños de la Región  y una mejor calidad de vida para las poblaciones de las Américas. A pesar de estos logros un gradiente social en salud se mantiene. La diarrea sigue siendo una de las cinco principales causas de enfermedad, sobre todo en los niños de 1 a 4 años, 38 millones de personas siguen sin tener acceso a agua potable y 35 millones practican la defecación al aire libre. La falta de acceso o la desconfianza en la calidad del agua, ha provocado un cambio hacia el consumo de bebidas poco saludables, un patrón que contribuye a la carga de las enfermedades no transmisibles.

¡Nuestra cooperación en el agua tiene que extenderse más allá de las enfermedades infecciosas! Los cambios en el perfil epidemiológico de los países de la Región requieren el estudio del agua y el saneamiento, así como otros parámetros ambientales como factores de riesgo de enfermedades no-transmisibles.  Hay que enfatizar en la construcción de capacidades laboratoriales y el desarrollo de programas intersectoriales de vigilancia de salud para el control de la exposición humana a los contaminantes emergentes en el agua. Entre estos contaminantes se encuentran los pesticidas, metales pesados, disruptores endocrinos, los antibióticos y los residuos radiactivos que están asociados con los cánceres, fallas renales, problemas cognitivos y otras enfermedades no transmisibles. La presencia de estos contaminantes en el agua potable de la Región se atribuye a la mala agricultura, la minería, la deficiencia de los sistemas de saneamiento y otras prácticas industriales.

El Informe de Desarrollo Humano 2013 hizo hincapié que el cambio climático y los ecosistemas estresados son un desafío para sostener el progreso actual del desarrollo humano.  Debido a ambas  formas de degradación ambiental los países experimentan rápidas fluctuaciones en la disponibilidad de agua, incluyendo una mayor frecuencia e intensidad de las inundaciones y la sequía. Está bien documentado que la escasez de agua, la construcción de presas, la extracción de agua, y la contaminación accidental del agua por la industria a largo plazo, repercuten en la salud humana y se han relacionado con disputas por el agua.

El impacto de estos eventos es aún más profundo y requiere más tiempo y recursos para resolver debido a la naturaleza transfronteriza del agua. Una colaboración más estrecha entre los países con recursos hídricos compartidos es necesaria para la prevención de la contaminación del agua y la sobre-extracción. Un enfoque ecosistémico debe utilizarse para confrontar estos riesgos complejos de salud ambiental que son de responsabilidad compartida. Los países deben desarrollar políticas y reglamentos audaces relacionados con el uso y la calidad del agua y las aguas residuales o vertidos industriales, con el fin de garantizar la salud, la paz, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. Esto requiere de participación intersectorial para garantizar agua potable suficiente para los usuarios más importantes, como la agricultura, la energía, la navegación, el turismo, el abastecimiento de agua y el saneamiento.
La colaboración es necesaria para compartir las mejores prácticas que sean apropiadas para el país en cuanto a laboratorios, mecanismos de monitoreo y expertos. Trabajando juntos, será posible conseguir lo que de forma individual  no se puede.

Hoy, Día Mundial del Agua, nosotros en la OPS / ETRAS reiteramos nuestro compromiso de seguir liderando el trabajo de nuestra organización en la colaboración por el agua, junto con los gobiernos de la región, otros organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado. Nos empuja  la noción de que ya no debemos posponer decisiones importantes sobre una base puramente financiera.  Que se necesita  mostrar liderazgo y visión a largo plazo así como trabajar sin pausa hacia llegar al agua saludable. Esto es fundamental para la protección de la salud y para apoyar nuestro objetivo de Cobertura Universal de Salud.

Juntos vamos a fortalecer las capacidades jurídicas e institucionales, establecer políticas de inversión con opciones de financiamiento progresivo para proteger a los más vulnerables y excluidos de la injusta distribución de riesgos. La situación de hoy en día es el resultado de una insuficiente acción de colaboración para mejorar la protección de la salud en general contra los riesgos relacionados al agua en nuestra Región.

¡Trabajemos juntos!

Enlaces de interés

Equipo Técnico Regional de Agua y Saneamiento (ETRAS)

 

Fuente:
Ing. Ana Treasure.
Asesora Regional – Agua y Saneamiento y Coordinadora
Equipo Técnico Regional de Agua y Saneamiento (ETRAS).
Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud.

Última actualización el Viernes 22 de Marzo de 2013 20:16

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org