Skip to content

CURSO INTERNACIONAL PARA GERENTES SOBRE SALUD, DESASTRES Y DESARROLLO

Imprimir Correo electrónico

20 de febrero de 2006
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Saludos.
Varios países de la Región sufren, cada año, situaciones de emergencia por diversas causas, cuya afectación alcanza a varios millones de personas. Y son precisamente las poblaciones más pobres y postergadas, las que sufren más por los desastres y no es sólo por su vulnerabilidad biológica sino también por el limitado acceso a los servicios de salud y por las frecuentes condiciones precarias del ambiente físico y social en las que generalmente conviven.

Los fenómenos naturales que se presentan cada año, ya sean predecibles, como el caso de los huracanes, o no predecibles, como en el caso de los sismos, constituyen una causa recurrente de estos problemas. Por ello es indispensable estar preparados para futuras emergencias y evitar en lo posible que se repitan las tristes experiencias que se han presentado anteriormente en la Región.

Nunca se está suficientemente preparado cuando ocurre una emergencia. Esto es aún más crítico para las mujeres embarazadas, los niños y las niñas, así como para los individuos que enfrentan condiciones especiales por causas físicas o funcionales y los adultos mayores. Sin embargo, las medidas de preparación frente a un posible desastre y las decisiones que se tomen para la protección adecuada y oportuna de estos grupos antes, durante y después de estos eventos pueden significar la diferencia entre conservar la salud y la vida, y el sufrimiento de daños físicos y emocionales mayores.

Desde 1980, el Programa de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en casos de Desastres de la OPS, ha venido trabajando con los países de América Latina y el Caribe a fin de fortalecer la capacidad de las instituciones del sector salud, incluyendo el sector agua y saneamiento, para hacer frente a los desastres, así como para prevenir y mitigar los daños en la infraestructura de estos servicios.

Sus principales líneas de cooperación son el Fortalecimiento institucional, la Capacitación, la Elaboración y diseminación de herramientas, para que sean adaptados a fin de replicar y diseminar el conocimiento en el nivel nacional y local, y por último la Normatividad y marcos regulatorios, para incorporar la prevención de desastres en la normativa técnica y en la legislación que regula el sector.

Para que las acciones de preparación para las emergencias sean realmente efectivas se requiere de la participación activa de los habitantes de las áreas en riesgo, de las instituciones gubernamentales y no gubernamentales y de las agencias de cooperación bilateral e internacional. La adecuada participación de mujeres, niños y niñas, así como de minusválidos y adultos mayores en acciones de preparación sobre como protegerse en lo individual y como grupos familiares y comunitarios, así como el saber de que manera actuar cuando ocurra un evento de esa naturaleza, contribuirá a reducir la vulnerabilidad de estos grupos de población.

Adicionalmente, es indispensable tener en cuenta que existen necesidades de salud cuya atención no debe ser interrumpida o suspendida por largo plazo por razón de una emergencia, tal es el caso de las embarazadas que requieren atención prenatal, del parto y del puerperio, las personas usuarias de servicios de planificación familiar que requieren suministro ininterrumpido de métodos anticonceptivos, los niños que necesitan la protección de las vacunas y de una buena nutrición, aquellas personas que requieren de asistencia especial por sufrir alguna forma de limitación física o mental y los adultos mayores, muchos de los cuales sufren de enfermedades crónicas que son dependientes de medicación y control adecuados. Particular interés cobra el manejo del Stress durante condiciones de desastres.

Con el propósito de facilitar las tareas de preparación y mitigación frente a situaciones de emergencia y considerar adecuadamente lo necesario para dar atención a los grupos especialmente vulnerables, la OPS considera que para mitigar estas consecuencias no es suficiente analizar y conocer los efectos de un desastre, saber como coordinar las acciones de ayuda humanitaria o admitir las debilidades del modelo de desarrollo. Hoy resulta necesario: identificar y evaluar las amenazas, conocer las vulnerabilidades e implementar políticas públicas de gestión de riesgo.

Por todo ello, el desafío actual es abordar este problema desde una perspectiva integradora, que incorpore los cambios y nuevos condicionantes políticos, sociales y económicos. Por tanto, tal como lo hemos expresado resulta necesario involucrar a todos los actores y sectores del estado y la comunidad, considerando sus sistemas de creencias, valores y costumbres, a fin de tomar decisiones eficientes y eficaces en todas las etapas del proceso. En mucho países los niveles directivos no siempre cuentan con las herramientas teóricas y prácticas suficientes para desenvolverse en el nuevo orden económico - social, limitándose así su participación y desarrollo técnico- profesional.

En tal sentido, este Curso Internacional para Gerentes sobre Salud, Desastres y Desarrollo organizado por la Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y la Organización Panamericana de la Salud, en coordinación con el Misterio de Salud de Perú, UNICEF, Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) y Lideres - Fundación para la Gestión Integral de Riesgo, está orientado a desarrollar competencias en los niveles directivos para la gestión del riesgo y contribuye a fortalecer la coordinación del trabajo interagencial y la posibilidad de conocer las perspectivas que cada uno de los organismos internacionales de ayuda humanitaria aportan en la gestión del riesgo.

Congratulaciones por tan excelente iniciativa y felicitamos a los organizadores de este curso por la selección amplia de los temas a tratar, los cuales estamos seguros redundarán en la mejor preparación para prevenir los daños a la salud de las personas, especialmente a los grupos mas excluidos de la sociedad.
Les deseo el mejor de los éxitos.
Muchas Gracias




 

Última actualización el Lunes 31 de Agosto de 2009 15:49

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org