Skip to content

VIII REUNIÓN REGIONAL DE RECURSOS HUMANOS EN SALUD EN LAS AMÉRICAS

Imprimir Correo electrónico

20 de noviembre de 2006
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Dr. Carlos Vallejos Sologuren, Ministro de Salud,
Sr. Diego Fernández Espinoza, Viceministro de Salud
Dr. Luis Alberto Huarachi, Jefe del Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos Señores integrantes de las delegaciones de los 34 Países, que nos visitan y miembros de la delegación peruana.
Señores representantes de Organismos Internacionales.
Autoridades nacionales que hoy nos acompañan, en representación del Estado, la Academia, los Colegios Profesionales y la Sociedad Civil.
Señores representantes de Organismos Financieros y donantes
Compañeros de la Sede y de las Oficinas Regionales de Europa y África de la Organización Mundial de la Salud.
Compañeros de la Sede y de los países de la Organización Panamericana de la Salud.

Estimados colegas:
Es un gran privilegio poder pronunciar palabras inaugurales en esta VIII Reunión
Regional de Recursos Humanos en Salud en las Américas.
Este será, sin dudas, un evento de gran importancia, no sólo por la alta calificación de sus participantes, sino también por la trascendencia y el alcance de sus resultados previsibles, que implicarán el diagnóstico de las carencias y necesidades actuales en materia de recursos humanos, la identificación de indicadores y recursos para el análisis, y sobre todo, la formulación de compromisos y estrategias de afrontamiento.

El año 2006, que la OMS declaró como Año de los Recursos Humanos en Salud, como expresión de la conciencia sobre la importancia cardinal de un talento humano técnicamente competente, profesionalmente comprometido y racionalmente distribuido para lograr sistemas de salud efectivos, ha sido pródigo en experiencias y enseñanzas que a partir de hoy ustedes vienen a compartir y debatir.

Si bien subsisten infinidad de problemas por resolver, nuestra Región ha conocido
experiencias de alcance histórico y de indiscutible impacto que con toda seguridad
ustedes analizarán críticamente.

Una idea motriz emerge tras lo que ustedes han identificado como lema central de la reunión: “Los planes de acción para una década de recursos humanos: hacia una visión común”.

Esa idea se expresa como necesidad de una acción oportuna y sostenible y sólidamente anclada en alianzas estratégicas.
En primer lugar, se necesita una acción planificada para enfrentar nuestras carencias crónicas de personal calificado y las nuevas modalidades que matizan dichas carencias, como son el incremento de las inequidades en la distribución de profesionales en los países y los fenómenos de migración creciente de éstos, mediante estrategias para desalentar la migración e incentivar su inserción en nuestros sistemas de salud.

Esta acción planificada debe contar con el protagonismo y el apoyo político de los
gobiernos, como condición indispensable para su sostenibilidad a mediano y largo plazo, lo cual presupone, ante todo, conciencia del problema, sus implicaciones y su magnitud, y luego compromiso y voluntad política. Es imposible sacrificar en el altar del desarrollo macroeconómico, los derechos ciudadanos elementales a la vida y la salud, y en este sentido, la gestión del capital humano y profesional es un elemento primordial.

En el orden estratégico, hay que concretar alianzas dentro y entre países para asimilar debidamente experiencias exitosas, aunar esfuerzos y potenciar los resultados.

El tema de los recursos humanos tiene hoy un espacio de privilegio en la agenda global que aprovecha la coyuntura generada por el Día Mundial de la Salud 2006 dedicado a los trabajadores de nuestro sector, cuya revalorización humana y profesional pretende rescatar como un bien público de las naciones. Las resonancias de esta idea fuerza se hicieron presentes recientemente en la Cumbre Presidencial de Iberoamérica en Motevideo, Uruguay.

La reunión que ustedes protagonizarán es respuesta y continuidad del Llamado a la Acción de Toronto para una Década de Recursos Humanos en Salud 2006-2015, acordado hace un año, en la VII Reunión Regional de los Observatorios. En aquel cónclave, los participantes de los países de la Región convinieron en la necesidad de realizar esfuerzos concertados de largo plazo, nacionales e internacionales, para promover, fortalecer y desarrollar la fuerza de trabajo en salud que garantice el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de las prioridades nacionales en materia de salud y que haga posible el acceso a servicios de salud de calidad para todos los pueblos de América, sin exclusiones ni distinciones de etnia, género, clase o posición social.

La numerosa y calificada concurrencia en esta reunión en la que están representados 28 países americanos y 7 representantes de países de Asia, Europa y África, es expresión del interés y la atención crecientes que los países dedican al problema de los recursos humanos en salud.

También es un reconocimiento al papel que desempeña la Reunión de los Observatorios, que se ha ido constituyendo, con todo derecho, en un espacio en el que los países comparten sus experiencias e iniciativas en la gestión de políticas para el desarrollo del capital humano y profesional en el marco de los sistemas de salud.

Quiero hacer mención especial a la delegación peruana participante, un grupo
representativo de las diferentes instituciones nacionales tanto proveedoras de servicios de salud como educativas y corporativas, que sin duda aportarán su experiencia en esta reunión y sabrán capitalizar esta oportunidad singular que les permite compartir con colegas de tantos países.

Quiero mencionar también, sin distinciones especiales que me expongan a la omisión involuntaria, a los ponentes invitados, todos ellos de probada competencia en la materia que prestigiarán esta reunión y le insuflarán profundidad y alto vuelo científico y estratégico a la reflexión y el debate. Llamo la atención sobre el hecho de que los verdaderos protagonistas de este encuentro son los miembros de los equipos nacionales, que trabajan día a día en los países en la esfera de los recursos humanos.

Como digno colofón de esta reunión tendremos un panel de Ministros de Salud de la Subregión Andina que hará explícito con toda seguridad el compromiso y el respaldo político necesarios para colocar a los recursos humanos en el centro de la agenda de salud de los países. En esa ocasión contaremos con la participación de la Directora de la OPS, la Dra. Mirtha Roses, que como parte de su agenda de trabajo visita el Perú durante esta semana y que ya ha expresado su gran interés por este evento.

Por todos estos motivos reitero mi gran satisfacción por estar presente en estos momentos inaugurales de la VIII Reunión Regional de los Observatorios de Recursos Humanos.

La Organización Panamericana de la Salud se siente muy complacida de haber sido una de las promotoras, hace 8 años, de la iniciativa de los Observatorios de Recursos Humanos, y de la creación de este espacio de diálogo e intercambio de los países de las Américas en torno a los recursos humanos en salud; también es motivo de legítimo orgullo haber auspiciado a lo largo de estos años, la organización y el desarrollo de estas reuniones que hoy llegan a su octava versión.

Quiero en este momento hacer público mi reconocimiento al Señor Ministro de Salud de Perú, Dr. Carlos Vallejos, anfitrión de la Reunión, por su permanente y comprometido respaldo a la organización de este Encuentro, facilitando su normal
desenvolvimiento y a la Dra. Pilar Mazzetti, Ministra del Interior y ex Ministra de Salud, durante cuya gestión el país solicitó y asumió el compromiso de ser sede para la reunión a la que hoy estamos dando inicio.

Expreso igualmente mis felicitaciones al Comité Organizador tanto internacional como nacional, a cuyo arduo y sostenido trabajo para generar las condiciones necesarias debemos el inicio de este encuentro y el éxito que me atrevo a augurarle. Especial mención a los representantes de Brasil, Jamaica, Costa Rica, Canadá y Perú, así como a las presentes y anteriores autoridades del Despacho Viceministerial de Salud, del Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos, de la Dirección General de Gestión de Recursos Humanos, de la Oficina General de Cooperación Internacional, y del equipo de Comunicaciones del Ministerio de Salud.

Nuestro reconocimiento a las organizaciones internacionales Fundación Bill y Melinda Gates y el Proyecto AMARES de la Unión Europea que han contribuido a hacer realidad este Encuentro.

A todas los participantes de los 35 países presentes, que se han dado cita en esta hermosa ciudad, les doy una cálida bienvenida y les saludo a nombre de la Organización Panamericana de la Salud, con el deseo que, al término de estos tres días, vean sus objetivos no solo logrados, sino superados.

Les deseo también unos días de mucha fraternidad y nuevas amistades y ojalá encuentren tiempo para conocer y disfrutar las maravillas de este país, como son su milenaria cultura, la diversidad de su geografía, su variado y colorido folklore, el valor artístico de su artesanía, su exquisita comida, y especialmente, la calidez y hospitalidad de su gente.
Para terminar, les expreso, nuevamente, la vocación y compromiso de nuestra Organización de continuar apoyando el desarrollo de los recursos humanos en la Región.
Muchas gracias.

 

 


 

 

 

 

 

 


 

Última actualización el Jueves 03 de Septiembre de 2009 15:30

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org