Síguenos

Flickr
Linkedin
RSS Feed
Comunidades OPS
Inicio Centro de prensa Noticias OPS/OMS Perú

Desarrollo humano integral hacia el Perú 2015: CÁRITAS

Imprimir Correo electrónico

(17/10/05) Foro Internacional “Desarrollo Humano Integral hacia el Perú 2015”: Cáritas del Perú convoca a instituciones vinculadas al desarrollo para viabilizar agenda común. En el marco de celebración de su 50 aniversario y con la finalidad de motivar un dialogo que permita reflexionar sobre la obra social realizada, la Red Nacional de Cáritas del Perú convocó a la colectividad en general y en especial a quienes trabajan por el desarrollo, para reflexionar juntos a fin de elaborar propuestas solidarias y concertadas, y asumir compromisos que permitan viabilizar el desarrollo sostenible de las comunidades menos favorecidas y excluidas del territorio nacional.

Atendiendo a esta compleja realidad, se llevó a cabo el Foro Internacional “Desarrollo Humano Integral hacia el Perú del 2015”, evento que generó un espacio de análisis para la construcción de alternativas planteadas por las instituciones participantes, respecto a la agenda social pendiente en nuestro país y en la región latinoamericana. Encuentro que – además - permitió valorar los años de experiencia de la Red Cáritas en la ejecución de programas de gran impacto social a favor de los menos favorecidos y que buscan que cada ser humano asuma un rol protagónico y se convierta en verdadero gestor del cambio social en su comunidad.

Metas del Milenio: desafío y oportunidad
En ese contexto el Perú, en calidad de uno de los países elegidos como piloto para la ejecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) - establecidos por los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el año 2000 - se comprometió a cumplir en la ejecución de dichas metas, las mismas que comprenden: erradicar la pobreza; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad de los niños; mejorar la salud materna; combatir el VIH / SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente así como el crear una alianza mundial para el desarrollo.

Sin embargo, transcurridos más de cinco años del compromiso asumido se evidencia - que pese al esfuerzo desplegado por todos los que compartimos la tarea de ejecutar programas tendientes a concretar el desarrollo de nuestros países - tales retos siguen vigentes en lo concerniente a reducir la pobreza, mejorar la accesibilidad de la población necesitada al desarrollo social, mejorar los niveles de calidad de vida y la atención de las necesidades básicas como son educación, salud y trabajo, entre otros.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Perú, representado por Jorge Chediek, expresó su confianza de que las metas propuestas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), se lleguen a cumplir en el periodo comprendido al 2015.

Evidentemente se tiene claro que ello dependerá de la respuesta que se dará a la
solicitud expresa de las naciones comprometidas con los mismos, pues se requiere
redoblar esfuerzos con la finalidad de alcanzar las metas concordadas, expresó.

Por su parte, el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Hugo Garaycoa Hawkins , manifestó que la Comunidad Católica - en su intento de contribuir a la consolidación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) - debe reforzar su compromiso de consolidar una política mundial que esté más atenta a las exigencias reales de los pueblos que a los equilibrios internacionales del poder.

El Prelado señaló – asimismo - la necesidad de que los países en vía de desarrollo,
asuman una nueva conciencia de la responsabilidad, respecto a la utilización de recursos y a la definición de las prioridades en el empleo de los fondos que llegan de los países comprometidos en apoyarlos. “Sobre este aspecto pensamos sea necesario, se abra un debate a nivel nacional que permita tomar en cuenta a todos los actores clave que tienen voz en materia de acuerdos, considerando su compromiso con el bien común más que por su poder”, añadió.

Refiriéndose a los objetivos de desarrollo del milenio manifestó que el sostener la esperanza de los más necesitados, consiste en que los mismos puedan constituirse en actores de su propia historia y desarrollo. ”La solidaridad que se da entre los pobres contiene en si una enorme riqueza ética que nuestro país no puede dejar de contemplar, valorar, rescatar y asumir como propia”, subrayó.

Mons. Garaycoa resaltó – además – la labor que desarrolla la Red Cáritas en el Perú, al promocionar la participación protagónica de las personas y comunidades con las cuales se relaciona, en el proceso de la superación de la pobreza y la consolidación de una comunidad que busque vivir los valores del Reino de Dios.

Construcción de paz: perspectiva para el desarrollo
Ducan MacLaren, Secretario General de Caritas Internationalis sostuvo que el primer paso para resolver un conflicto es la mediación a favor de la paz. En ese sentido – expreso – que Cáritas define el concepto de construcción de la paz como un proyecto a largo plazo de concertación, consolidación de paz y construcción de comunidades y sociedades estables sobre una base sólida de justicia y reconciliación.
Respecto al rol asumido por la Iglesia en este contexto – MacLaren - argumentó que esta posee las competencias necesarias para trabajar en esta esfera del restablecimiento y consolidación de paz, gracias a su presencia en los sectores populares, encontrándose en una situación ideal para ponerla en guardia contra posibles conflictos y fomentar la consolidación de la paz desde las bases, contribuyendo a la creación de comités de paz, contrarrestar la información falsa, entre otros acotó.

Manifestando además, “que la fase para al resolución de conflictos para consolidar la paz – la formación de personas y sociedades reconciliadas – es una esfera en la que la Iglesia y sus organizaciones son particularmente competentes ...”.

A su turno el Director del Centro de Investigación de Economía de la Universidad de San Martín de Porres, Doctor Richard Webb, sostuvo que el problema más grave que debe enfrentar América Latina, es la disparidad en los niveles sociales y económicos que se crean entre la población de una misma ciudad, región y país. “Estas diferencias son la causa de muchos conflictos”, señaló el economista.

Webb también refirió que la construcción de paz se asienta sobre cuatro pilares fundamentales: el desarrollo económico y social anclado en el trabajo productivo, la salud y la educación; la necesidad que tiene toda institución de justicia, eficacia y participación; fomentar una participación más activa en el proceso de creación de cultura y educación general finalizando con la necesidad del desarrollo espiritual. Precisando que “el esfuerzo de construcción, de cada uno de ellos, debe entenderse como una guerra, contra el subdesarrollo económico, contra los intereses y la ignorancia que impiden las buenas instituciones, contra las ideologías cerradas, y contra la falta de valores y de espiritualidad que limitan a las personas”, añadió.

A manera de conclusión – el especialista – mencionó que los llamados a convertirse en soldados de estas nuevas guerras son todos los que de alguna manera trabajan para el desarrollo humano, económico - social, institucional y espiritual. “Y quizás, especialmente esas entidades de la sociedad civil que son líderes en el trabajo social, como lo es Cáritas”, finalizó.

Integración: condición para el desarrollo en democracia
El Presidente del Secretariado Latinoamericano y de El Caribe de Cáritas (SELACC), Monseñor Gregorio Rosa Chávez manifestó que en el presente milenio se abre un tiempo oportuno para despertar a una actitud y a una sensibilidad que puede ayudarnos a fortalecer una mayor conciencia que todos somos corresponsales de lo que acontece en nuestro mundo, como también – precisó – la de ejercer la solidaridad.
Respecto a nuestro común  origen al ser seres de la creación única y divina – el también Obispo Auxiliar de San Salvador – sostuvo que solamente esta certeza puede ser el fundamento de la unidad y del dialogo con todas las culturas y entre todos los pueblos a pesar de las diferencias que puedan existir.

A su turno el representante de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Saúl Pineda Hoyos manifestó como un claro ejemplo de integración la Política Exterior Común que su representada viene desarrollando, la misma que se ha constituido en el instrumento idóneo para lograr una mayor presencia e influencia internacional, fortalecer la identidad y cohesión de la CAN, participar activamente en el proceso de integración latinoamericana, desarrollar y consolidar la democracia y el Estado de Derecho y promover el desarrollo sostenible de la Subregión, entre otros objetivos, sostuvo.

Pineda – además - considera que la problemática social que se sigue atravesando en América Latina requiere de un nuevo tipo de liderazgo que permita a la clase política entender que el bienestar de nuestros pueblos no puede ser simplemente una decisión de tecnócratas que tomen opciones de espaldas a las expectativas de la gente, ya que la política tiene que volver a orientar la economía y por lo tanto a orientar las decisiones de un Estado que necesariamente debe tener una opción preferencial por los más pobres.

“No es posible construir integración, bienestar y desarrollo sino se reduce la brecha social que existe actualmente”.

Pineda concluyó su exposición exhortando que “la economía y las acciones del Estado que intervienen en la economía, vuelvan sobre el precepto de la equidad como elemento fundamental en algún nuevo modelo de desarrollo que está en la obligación de fundar”.

Cooperación y asociatividad en el Perú
Abriendo el panel “Cooperación y asociatividad en el Perú”, el Arzobispo de Chiclayo Monseñor Jesús Moliné Labarta, precisó que la concepción misma del hombre como “ser sociable”, propone una visión de la Iglesia como actora de la sociedad humana y promotora de la subsidiariedad en busca de rescatar las potencialidades de cada comunidad donde la persona se constituye como “artífice de su propio beneficio”. De esta manera nuestro Creador nos regala el ambicioso reto de seguir proponiendo el voluntariado como el camino para lograr la anhelada “civilización del amor”, añadió.

El evento se vio reforzado – también - con la presencia del señor Embajador de Estados los Unidos de América en el Perú, James Curtis Struble - cuya amplia experiencia y trayectoria diplomática obtenida en distintos destinos donde representó a su Nación – permite mantenernos optimistas al percibir su interés en el quehacer nacional y de manera muy especial el beneplácito mostrado hacia la labor social desarrollada por la Red de Cáritas Diocesanas en estos 50 años de vida institucional.

En ese sentido, su presencia nos garantiza el seguir contando con el invalorable apoyo de su país en el compromiso de servicio asumido por la Red Cáritas, buscando que miles de familias socialmente excluidas salgan de la pobreza extrema, mejoren su calidad de vida y vean viable la construcción de un Perú solidario, justo y fraterno.

El panel contó – además - con la activa participación de connotados representantes del ámbito académico, tal es el caso del Dr. Manuel Alcázar, profesor Ordinario del Área de Gobierno de Personas, PAD Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, cuya ponencia nos introdujo al mundo de la antropología, cuando afirmó que “el ser humano adapta el medio a sus condiciones”. Visión en la que se concibe al hombre – según señala – como un “solucionador de problemas” y desde ese punto permite ver la “asociatividad” como un medio para la mejora paulatina de dichos problemas, agregó el también presidente de la Fundación CODESPA Perú.

Representando a la doctora Graciela Fernández Baca, presidenta de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), el Dr. Francisco Perales manifestó que desde la experiencia en su institución, puede plantear la importancia del rol que debe jugar el sector empresarial en el desarrollo de la sociedad. El nuevo rumbo de la inversión empresarial debe responder a un plan de acción coherente con los intereses de la comunidad. Pero también – prosigue – nos abre los ojos a su caducidad, haciéndose necesaria la solidaridad y una continua capacitación que pueda garantizar el éxito global de la colectividad.

Finalizando el evento, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), nos recordaba – en brillante intervención de su representante Dr. Manuel Peña – que la meta, en materia de salud pública para Latinoamérica sigue siendo ambiciosa y casi inalcanzable. Objetivo – prosiguió – en el que resulta básico que todos los interesados en el quehacer social de nuestra Región aunemos esfuerzos para conseguir una “Salud para Todos”.

Por otro lado – Peña – resaltó que el grave problema de la salud se relaciona en forma muy estrecha con la dignidad misma de la persona, con los derechos humanos, el bien social y la inversión para el desarrollo.

Última actualización el Martes 21 de Diciembre de 2010 13:36
 


SÍGUENOS EN

   

BOLETÍN OPS/OMS PERÚ INFORMA

Suscribirse



Ediciones anteriores

DÍAS MUNDIALES 2012


PDF [7.10 MB]

CONTACTO CON LOS MEDIOS

Lic. Inés Calderón
icaldero@paho.org
+511 3195700

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org