ANTEPROYECTO DEL PLAN INTEGRADO DE DESARROLLO SOCIAL DE LA COMUNIDAD ANDINA

Imprimir Correo electrónico

17 de setiembre de 2004
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante OPS/OMS en el Perú

Dra. Ana María Romero-Lozada, Ministra de la Mujer y Desarrollo Social
Dr. Antonio Araníbar Director General de la Secretaría General de la Comunidad Andina de Naciones
Distinguidos participantes.-   

El Sistema de Naciones Unidas en el Perú agradece profundamente la invitación cursada para participar en esta reunión de discusión del Anteproyecto del Plan Integrado de Desarrollo Social de la Comunidad Andina.

 

Consideramos de sumamente significativos los esfuerzos para elaborar este plan, especialmente en la medida en que éstos buscan la articulación de las políticas económicas y sociales en un enfoque de desarrollo humano, y con el pleno ejercicio de los derechos de las personas.

El esfuerzo de la CAN es loable por su búsqueda de dar soluciones a la problemática de la pobreza, las inequidades y la exclusión; y vincular la integración con el desarrollo social. Sin embargo, presenta también desafíos gigantescos. Ellos están relacionados con la diversidad de las relaciones institucionales dentro de los Estados, las volatilidades de las voluntades políticas, la autonomía y fortaleza de los estados involucrados, y los procesos de diseño, implementación y ejecución de políticas.

 

El documento del PIDS presenta una estrategia social que busca superar la pobreza y la inequidad por medio del énfasis en los ámbitos de la salud, la educación y la generación del empleo productivo. Sin duda, estas áreas son prioritarias para lograr avances en el desarrollo social. De la misma manera lo son los temas de seguridad alimentaria y nutricional, la sostenibilidad ambiental mencionados en el plan, como también lo es el área de acceso a agua potable y servicios básicos de saneamiento.

 

Para que dicha combinación sea alcanzable, y no se trunque en el divorcio entre políticas sociales y económicas, el Sistema de Naciones Unidas considera necesario que la estrategia no sólo involucre a las entidades gubernamentales, sino que también incorpore a la sociedad civil y al sector privado. Una estrategia que sea producto del compromiso entre el Estado, el sector privado y la sociedad civil no sólo facilita la articulación entre lo social y lo económico, dando más contenido al vínculo entre integración económica y armonización de las políticas sociales. Otro elemento de importancia es que también asegura la legitimidad del proceso al introducir el componente de participación ciudadana.

 

La racionalidad de la estrategia concuerda totalmente con los hallazgos del modelo de predicción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio del Perú. En éste se afirma que solamente la combinación de altas tasas de crecimiento económico, una redistribución del ingreso efectiva, y políticas sociales específicas podrán conseguir las metas de reducción de pobreza y desarrollo social en general.

 

Coincidimos también al identificar la información como un tema prioritario en la elaboración de una estrategia social. Es necesario contar con información actualizada, regular e independiente para poder diseñar y monitorear políticas efectivas y eficaces. En este sentido, la armonización del sistema de indicadores sociales es de gran utilidad en la medida en que coadyuva a fortalecer la calidad y capacidad de monitoreo de los sistemas nacionales de estadística.

Los temas contemplados en el Plan calzan plenamente en los mandatos de las diversas agencias de sistema de Naciones Unidas, así como con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Como siempre, en el marco de su mandato, Naciones Unidas está interesada y dispuesta a colaborar con los Estados para alcanzar las metas de desarrollo social trazadas, y lograr sociedades con menor pobreza, y mayor inclusión e igualdad.

 

Muchas Gracias

Última actualización el Miércoles 09 de Septiembre de 2009 10:36