CERTIFICACIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE LA META POR LAS DIRECCIONES REGIONALES DE SALUD

Imprimir Correo electrónico

9 de enero de 2007
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Saludo.
En cumplimiento de la resolución del 44vo. Consejo Directivo de la OPS del 2003, para alcanzar la “meta de eliminación de rubéola prevista para el 2010 en las Américas”, los países de la Región han venido desarrollando intensas campañas de vacunación dirigidas al 50% a 70% de su población. Los logros alcanzados hasta la fecha son muy importantes pues solamente faltan 4 países en el hemisferio (México, Haití, Guatemala y Venezuela) que tienen planificado la vacunación para este año 2007 y así cumplir el gran objetivo de eliminar la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita y al mismo tiempo consolidar la eliminación del sarampión de las Américas.

Para que la intervención sea efectiva se requiere una rápida interrupción de la circulación endémica del virus y por consiguiente es necesario alcanzar niveles de inmunidad poblacional cercanos al 100%. Esa es la razón por la cual los países han implementado campañas masivas y únicas de vacunación en los grupos susceptibles y se ha acuñado el lema: “Una sola vez es para siempre”.

El Perú entre octubre y noviembre del 2006, se suma a este colosal esfuerzo americano vacunando a casi 20 millones de personas de ambos sexos entre 2 y 39 años de edad distribuidos en sus 1828 distritos, en un tiempo récord: cinco semanas. Lo extraordinario de este esfuerzo no sólo fue la campaña “per se”, ni los 9 meses previos de planificación y organización, sino la gran movilización de todas las fuerzas vivas de la sociedad, que para cumplir el objetivo cada uno de los 1828 distritos tenía que vacunar como mínimo el 95% de su población.

Como un siguiente paso necesario para avanzar hacia la eliminación de la rubéola y SRC, la OPS ha implementado procesos de verificación de coberturas en los países que han realizado este tipo de campañas, que consiste en verificar que la totalidad de la población meta se encuentre vacunada.

Durante la quinta y última fase de esta gran campaña se realizó la certificación de coberturas por monitoreo rápido cruzado, distrito por distrito, con resultados altamente satisfactorios. Esto representa un gran logro; sin embargo, es necesario continuar los esfuerzos para encontrar y vacunar a las pocas personas que aún no se han vacunado, sin olvidar a las mujeres gestantes, quienes al no haber sido vacunadas durante la campaña deberán hacerlo al término de su embarazo, durante los próximos 8 o 9 meses.

Quiero decir que para nosotros ha sido y es un honor haber cooperado con el Ministerio de Salud desde sus inicios en la planificación de un esfuerzo de esta magnitud. Es justo reconocer el apoyo decidido del Colegio Médico del Perú, de las Sociedades Médicas Peruanas, a los medios de comunicación -que fueron un vehículo vital para informar a la población- a las ONG’s y al Sector Privado que desinteresadamente destinaron importantes recursos para esta campaña.

Además de los actores que ya mencioné, esta campaña representa un logro de la sociedad en su conjunto, de la población que formó filas para vacunarse por lo que después de cinco semanas agotadoras, podemos todos sentirnos muy satisfechos.

La Región de las Américas tiene una larga y exitosa historia de campañas masivas de vacunación que han demostrado su impacto en la salud pública al erradicar la viruela y la poliomielitis e interrumpir la circulación autóctona del virus del sarampión, evitando muertes, sufrimiento y discapacidad y que actualmente se encuentra a un paso de eliminar otra enfermedad, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita.

Esta es una ceremonia donde estamos certificando que cada una de las Regiones del país aquí presentes y por ende sus distritos han alcanzado la meta trazada, por ello nuestra sincera felicitación y reconocimiento, reconocimiento que hacemos extensivo en primer lugar a las autoridades políticas regionales por su singular apoyo y liderazgo. También reconocer a las autoridades que se responsabilizaron de organizar y conducir las acciones, y muy especialmente a quienes con gran responsabilidad, compromiso y entusiasmo han hecho llegar la vacuna hasta los últimos rincones y cuyo trabajo merece nuestra congratulación más sincera.

Las lecciones aprendidas de este gran esfuerzo nacional y regional deben quedar grabadas como un referente para las nuevas intervenciones en salud pública, así como para las nuevas generaciones de salubristas. Esta experiencia demuestra que los objetivos o metas en salud se pueden alcanzar cuando se combinan la decisión política, el compromiso y la capacidad técnica de los trabajadores de la salud y la participación de la sociedad.

Ahora podemos decir tarea cumplida, pues con este resultado Perú está contribuyendo a tener una América libre de rubéola, de Síndrome de rubéola congénita y de sarampión.
Felicitaciones Señor Ministro de Salud por este logro histórico
Felicitaciones Presidentes Regionales
Felicitaciones Directores Regionales de Salud
Felicitaciones al personal de salud y a la sociedad en su conjunto
Felicitaciones Perú
Muchas gracias

Última actualización el Martes 01 de Septiembre de 2009 16:48